Cómo mejorar el postoperatorio del hidrocele testicular.

El postoperatorio del hidrocele testicular no es siempre un camino de rosas. Por eso escribo este post para darte mis consejos sobre lo que puedes hacer para que después de la operación de hidrocele estés lo mejor posible.

Preoperatorio del hidrocele testicular.

Te recomiendo que no te rasures el escroto antes de la cirugía. Esta era una práctica común hace tiempo, pero cada vez se hace menos.

Parece que la agresión sobre la piel aumenta el riesgo de infección, por lo que ahora los cirujanos preferimos rasurar nosotros mismos al paciente justo antes de empezar.

Una práctica que hace tiempo que se está extendiendo por sus buenos resultados es la infiltración del cordón con anestesia y corticoides. Eso te quita la mayor parte del dolor en le postoperatorio inmediato. Eso ha demostrado que, si no tienes dolor al principio, tendrás menos dolor después. Parece que si «irritamos» a los nervios, éstos estarán más «sensibles» luego. En este artículo técnico se habla de ello.

Postoperatorio del hidrocele testicular.

Suspensorio escrotal

Para mí, lo más importante. Un suspensorio es una especie de calzoncillo muy apretado que te «recoge» la bolsa escrotal. Esto, simplemente, es capaz de quitarte la mayor parte de dolor, y para mí es un must después de cirugía de hidrocele.

Te recomiendo que lo lleves durante un par de semanas. Es incómodo pero me lo agradecerás.

Frío local indirecto

Bolsa con hielo envuelta en un trapo o toalla. Aplícalo sobre el suspensorio. Tiene un efecto muy antiinflamatorio y analgésico. Úsalo siempre que estés en casa y puedas. Te lo recomiendo antes de dormir, para que descanses mejor.

También puedes usarlo antes o después de alguna actividad que te produzca más molestias, como por ejemplo pasear o hacer alguna actividad que relaciones con más dolor. Eso hará que estés mejor.

Curas diarias de la herida.

No te obsesiones con la herida. Cuanta menos agua, mejor. Nada de estar todo el día frotándote la herida y tenerla mojada. Las heridas prefieren estar secas que húmedas.

Si te duchas, sécate con un secador de pelo (ojo que si lo acercas mucho, quema). Eso es mejor que frotar la herida. Si no me crees, frótate… y después ve a comprar el secador. Después de secarte, pon un apósito (una tirita) mínimo, y en cima el suspensorio.

Yo siempre recomiendo un toque de yodo diario y la herida tapada con lo mínimo.

Se suelen usar puntos reabsorbibles, que se caerán solos en un par de semanas. No hace falta que te los quites ni que les tengas un cuidado especial.

Antiinflamatorios y analgésicos.

La cirugía del hidrocele testicular duele. No una barbaridad, pero desde luego no es como cortarse las uñas. Además, como te comentaba antes, si evitamos que tengas dolor, tendrás menos dolor. Por eso ahora lo que recomendamos son un analgésico y un antiinflamatorio pautados.

Nada de que te lo tomes si lo necesitas. Los primeros días, toma los dos medicamentos, habitualmente cada 8 horas. Al cabo de una semana, si el dolor está controlado, podremos quitar uno de los dos medicamentos.

Ejercicio físico, sexo y volver a trabajar: ¿aconsejables durante el postoperatorio del hidrocele testicular?

Yo suele prohibir muy poco. También después de esta operación.

No te recomiendo actividad física ni sexual las primeras 48 horas, por el riesgo de hemorragia. Después de eso, creo que todo depende mucho de cómo de te encuestres.

Si estás bien, no el ejercicio, ni el sexo ni trabajar te vendrán mal. Si tienes dolor, cualquiera de los tres lo empeorará. Por eso parece razonable reposo relativo 48 horas, y después, ver. No hagas jiujitsu a los 3 días de la cirugía porque es mala idea. Pero puedes empezar por un paseo suave. Si estás bien, el día siguiente puedes probar a correr un poco o andar en bici.

Espero que te haya ayudado a prepararte para tener un mejor postoperatorio de hidrocele testicular.

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba