Te voy a explicar la anatomía y partes del pene y los síntomas que pueden ocurrir, así como sus enfermedades. Me llamo Eduardo García Cruz y hace 15 años que soy urólogo.

Anatomía y partes del pene.

Glande.

O cabeza del pene en su traducción directa coloquial del inglés head). El glande es la última parte del pene, la más distal. Tiene dos funciones, en primer lugar es la desembocadura de la uretra -el conducto de la orina-. Adicionalmente, es la parte del pene encargada de recoger la sensibilidad durante las relaciones sexuales. Algunas enfermedades del pene estrechan la luz de la desembocadura -el meato uretral- y producen estenosis de meato. Por otro lado, el glande puede insensibilizarse e impedir que alcancemos el orgasmo. Eso puede suceder por problemas o cirugías locales, o por enfermedades neurológicas.

Prepucio.

El prepucio es la piel que recubre el pene. Su función es proteger el glande, que tiene una piel sensible y húmeda. Tiene un papel en el placer sexual, aunque es el asiento de enfermedades como la balanopostitis por el hongo Candida Albicans. Está unido al glando por el

Frenillo del pene.

El frenillo peneal impide que la piel del prepucio baje y deje desprotegido el glande. No está muy claro su papel -que podría ser vestigial-.

Cuerpos cavernosos.

Los cuerpos cavernosos son dos, y son las dos estructuras que, al llenarse de sangre, producen erección. El sistema de aporte de sangre es a través de las arterias peneanas, ramas de la arteria pudenda, que llenan los sinusoides del pene. Al llenarse los sinusoides, que tienen forma de saco, estos mismo comprimen las venas emisarias, por lo que se produce un mecanismo valvular: entre sangre pero no puede salir (mecanismo córporo-veno-ocluvsico).

Los cuerpos cavernosos se anclan en el pubis y su rama isquiática, por lo que los cuerpos cavernosos son más o menos el doble de largos que el pene.

Cuerpo esponjoso.

El cuerpo esponjoso es una estructura vascular venosa que transcurre por la parte ventral del pene, y que aloja la uretra, que es el conducto de la orina. A nivel del pene, la uretra se denomina -en un alarde de originalidad- uretra peneana o péndula.

 

Función del pene.

Micción.

El pene y la uretra penena son la última parte del aparato urinario, y son los encargados de conducir la orina hacia el exterior. Tiene un papel pasivo es esta función, puesto que la decisión y la mecánica de micción dependen del cerebro, la médula espinal, la vejiga, la próstata y el sistema de esfínteres. Esta función la lleva a cabo el cuerpo esponjoso.

Erección.

Cuando los cuerpos cavernosos se llenan de sangre, se da lugar a la erección. Es un sistema muy complejo en el que la sangre entra a través de las arterias peneanas y llenalos sinusoides, comprimiendo su propia salida a través de las veneas emisarias. 

Eyaculación.

La eyaculación es la emisión de esperma a través de la uretra. Igual que durante la micción, el pene juega un papel pasivo puesto que la emisión de semen corre a cargo de próstata y vesículas seminales, y está regulado por el sistema nervioso central y periférico, además del glande.

Orgasmo.

El glande es la única parte del pene que tiene mucha sensibilidad. El resto del pene no es especialmente sensible a estímulos, pero el glande sí. Por tanto, recoge la sensibilidad durante las relaciones sexuales y es uno de los puntos críticos a la hora de «disparar» el orgasmo y, en consecuencia, la eyaculación.

Síntomas del pene.

Mal olor.

El mal olor en el pene suele ser consecuencia de infecciones, cáncer de pene, enfermedades de transmisión sexual o de mala higiene. Es importante establecer bien la causa dado que el tratamiento (propio y el de la pareja) y el pronóstico varían enormemente.

Rojez o eritema.

Cuando existe enrojecimiento del prepucio, a menudo se trata de una balanitis o balanopostitis, en general por el hongo Candida Albicans. Puede aparecer rojez en otras partes del pene como consecuencia de traumatismos o reacciones a fármacos.

Incurvación de pene

La incurvación es un síntoma muy característico de dos enfermedades: la enfermedad de Peyornie y la incurvación congénita de pene, que muchas personas conocen -erróneamente- como Peyronie en jóvenes.

Llagas en el pene

Las llagas en el pene suelen ser síntomas de virus herpes simple, aunque no son exclusivas. En general suele tratarse de lesiones ulceradas -como un pequeño cráter-, dolorosas y on un borde enrojecido.

Manchas en el pene.

Hay muchas enfermedades que producen manchas. Pueden ser enfermedades de transmisión sexual o alteraciones no patológicas del color de la piel (machas melánicas, etc…). También pueden ser consecuencia de un traumatismo, de un tumor… Son poco específicas, pero en general mi consejo es ir al médico a revisarlas, sobre todo si son de nueva aparición.

Verrugas

Las lesiones verruciformes son muy comunes, especialmente en situaciones donde existe virus del papiloma humano (VPH). Suelen ser de crecimiento lento, poco sintomáticas, aunque son transmisibles en general, por lo que es recomendable tratar todas las verrugas en el pene.

Dolor en el pene.

El dolor no es habitual, excepto en tres situaciones: si existe una lesión en la piel -como en una ETS o una herida-, por una fractura de pene o, crónicamente, si existe una enfermedad de Peyronie.

Disfunción eréctil.

Cuando no llega suficiente sangre, tenemos un problema de erección. Es muy habitual y tiene varias causas. La mayoría de hombres por debajo de 50 años con un problema de erección tienen una disfunción eréctil psicológica, y por encima de los 50 un problema de erección de causa vascular.

Bultos.

Los tumores peneanos no son comunes. La mayoría son benignos (quistes, tumores de grasa, quistes pilonidales), aunque una minoría pueden corresponder a cáncer de pene, que tiene muy mal pronóstico. Si tienes una lesión en el glande de nuesta aparición que no está mejorando y que no tiene un aspecto normal, mejor consultar.

Enfermedades del pene.

Micropene.

¿Cuál es el tamaño normal del pene? En España son 12 centímetros, ¡en erección! Muchos hombres están preocupados por el hecho de tenerlo pequeño pero lo cierto es que muy poca gente lo tiene. 

Se define un micropene como aquel que mide menos de 7-8 centímetros, y eso sucede un muy contadas ocasiones. A pesar de ello, es motivo de honda preocupación para muchos hombres y produce no pocos problemas.

Disfunción eréctil.

Es un síntoma, como te comentaba antes, y también una enfermedad. Cuando la sangre no llega al pene, sea por lo que sea, tenemos un problema. Hay varias causas de disfunción eréctil con un tratamiento y un pronóstico muy diferente, por lo que el diangóstico es súperimportante.

Fractura de pene.

Es muy poco común, pero es un problema muy grave. Se produce cuando recibimos un traumatismo en eje axial (en la punta hacia la base) estando en erección. Las fracturas peneanas pueden involucrar la uretra o no, y pueden producir estenosis de uretra, disfución eréctil y enfermedad de Peyronie.

Enfermedad de Peyornie.

Se trata de una fibrosis interna del pene, que produce dolor e incurvación -aunque no siempre-. Puedes ver aquí cómo saber si tengo Peyronie y cómo eliminar el Peyronie.

Enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Son algunas de las enfermedades más comunes y más antiguas registradas. Afectan a hombres de todas las edades, pero pueden ser terriblemente graves y destructivas, tanto para la vida sexual como para la propia salud.

Fimosis.

Cuanto la piel del prepucio se estrecha, y el glande no puede descubrirse, decimos que existe fimosis. Todos los hombres nacemos con fimosis, pero la piel, con el tiempo, suele «dar de sí». Sin embargo, algunos problemas como la balanitis o la diabetes pueden hacer que desarrollemos este problema que -en adultos- solo se soluciona con cirugía.

Parafimosis.

Mucho menos común que la anterior. Cuando el glande sale a través de un prepucio un poco estrecho, y luego no podemos volver a «esconder» el glande, sufrimos parafimosis. Suele ser suficiente con maniobras manuales para solucionar el problema, aunque a veces hace falta cirugía.

Balanitis.

A veces el prepucio se inflama. Lo más comúnes que sea por un hongo -candida albicans- y entonces lo llamamos balanitis candidiásica. En otras ocasiones puede ser por diabetes, por traumatismos o por algunos fármacos y enfermedades.

Cáncer de pene.

El cáncer peneano está muy relacionado con dos factores: el hecho de no estar circuncidado y la infección -aparente o no- por virus del papiloma humano. En los países donde se realiza circuncisión religiosa o cultura (países árabes, Israel, Estado Unidos, Turquía) la incidencia de cáncer peneano es muy baja.

Es un tumor muy peligroso y agresivo, que exige tratamiento quirúrgico.

Cirugías

Estamos elaborando la sección de cirugías.

Puedes ver más info sobre cirugías en estos links:

alargamiento y engrosamiento

prótesis peneana

circuncisión

¿Cómo contactar conmigo?

Visita en Barcelona (93 212 37 43)

Visita en Madrid (91 262 71 04)

Ir arriba