Causas del vaciado incompleto de la vejiga.

Las causas del vaciado incompleto de la vejiga son un tema muy técnico pero de enorme importancia. Te voy a explicar las 4 causas de que tu vejiga vacíe mal, cómo llegar al diagnóstico correcto y cómo mejorarlo.

Causas del vaciado incompleto de la vejiga:

Obstrucción urinaria.

Son la causa más común de lejos. Especialmente en hombres, la próstata es el órgano que está a la salida de la vejiga y que, al crecer, la obstruye. Al inicio, la vejiga se adapta muy bien a esta situación. Sin embargo, con el paso del tiempo, la vejiga puede terminar claudicando y producir retención de orina aguda o crónica. Las causas por las que la próstata puede producir este problema son el aumento del tamaño de la próstata, la hiperplasia de próstata, la prostatitis o, menos común, el cáncer de próstata.

La segunda de las causas de obstrucción de orina, también mucho más común en hombres, es la estenosis de uretra. La uretras es el conducto de la orina, que puede cerrarse por distintas causas, como los traumatismos, sondajes previos, cirugías, problemas cardíacos, etc… En mujeres es poco común, aunque posible.

Otras causas de obstrucción urinaria son las litiasis y los tumores. Una causa que es obstructiva pero que no está causada por un elemento anatómico es la disinergia vésico-esnfinteriana (DVE). La DVE se produce por un mal aprendizaje de la micción durante la infancia. Lo que ocurre es que la vejiga orina a la vez que el esfínter se contrae.

Debería relajarse, pero se contrae. Es como acelerar y frenar a la vez. El motor tira, pero no tan bien como debería. La DVE es una causa muy poco común de obstrucción sin obstrucción anatómica.

Detrusor hipocontráctil.

Tal vez la causa menos intuitiva de que la vejiga vacíe mal es que la vejiga no tenga fuerza. Cuando el músculo de la vejiga (el músculo detrusor) no tiene fuerza, decimos que el detrusor es hipocontráctil. Decimos que es acontráctil cuando no se contrae.

La hipocontractilidad del detrusor se agrava, especialmente en hombres, al hacernos mayores. Imagina esto: tengo una vejiga que no tiene mucha fuera. Me voy haciendo mayor y mi próstata empieza a obstruir la salida de la vejiga. ¿Qué va a ocurrir? Pues que la vejiga va a tener cada vez más problemas.

Esta situación ocurre en enfermedades como la diabetes o la esclerosis múltiple, o en problema de próstata muy evolucionados.

Medicamentos, drogas y substancias.

No es nada habitual, pero algunas substancias pueden producir que la vejiga no vacíe bien. Los medicamentos beta-2, que son broncodilatadores, se usan para las personas con asma o enfermedad pulmonar.

Pues bien. A dosis altas, pueden producir contracción de esfínter urinario. Es raro que desencadenen retención en personas jóvenes y sanas, pero en personas mayores, encamadas o con problemas importantes de salud sí pueden producir retención.

Algo parecido ocurre con algunas drogas como la cocaína o substancias como la cafeína. La ingesta masiva de alguna de ellos ejerce un efecto de contracción sobre la musculatura del esfínter, pudiendo producir retención (una vez vi una paciente que hizo una retención de orina después de tomar 20 tazas de café).

Problema técnico.

Este es muy común. Tal vez el más común empatado con la próstata. Se trata de un error habitual. Cuando te van a hacer la ecografía (en la que tal vez te digan que tu vejiga no vacía bien), recibes una carta. En la carta te dice que te tienes que beber 2 litros de agua.

Ten en cuenta esto. La mayor parte de persona que reciben esto son hombres de una cierta edad. Hombres que además tienen síntomas. Asumamos que muchos de ellos tienen un problema leve de obstrucción vesical, sobre todo por la próstata.

¿Qué ocurrirá cuando les sobrecarguemos con 2 litros de agua extra y les obliguemos a esperar pacientemente a que les hagan una ecografía? Por no mencionar los nervios…

Lo que ocurrirá es que algunos de esos señores van a tener vejigas que están compensadas normalmente, pero que no van a soportar 2 litros de agua extra, los nervios de la prueba, y tener que aguantarse media hora con una ganas locas de orinar.

Y van a retener orina, aunque sea solo de manera puntual. Eso no indica ningún problema grave, sino que la prueba se ha realizado incorrectamente.

Diagnóstico de las causas del vaciado incompleto de la vejiga.

  1. Ecografía con cálculo de residuo postmiccional.
  2. Flujometría.
  3. Análisis de sangre (PSA en hombres) y análisis de orina.
  4. Cistoscopia.
  5. Urodinamia.

Consecuencias de no vaciar bien la vejiga.

  1. La orina retenida se infecta con más facilidad.
  2. La orina retenida e infectada precipita y forma piedras.
  3. Aumenta la presión en la vejiga.
  4. A largo plazo, aumenta la presión en el riñón.
  5. Cuando aumenta la presión en el riñón, el riñón filtra menos.

Tratamiento del vaciado incompleto de la vejiga (y de sus causas).

El vaciado incompleto o residuo postmiccional (RPM) es un signo importante y que exige tratamiento. El primer paso es confirmar que el diagnóstico es correcto y que la prueba está bien hecha técnicamente. El segundo paso es entender la causa que los está ocasionando.

Tendremos que tratar la causa que lo produce, en la medida de lo posible. Genéricamente, eso se logra con cirugía (en el caso de la próstata o la uretra, por ejemplo). En otras ocasiones, cuando existe RPM pero no se puede tratar la causa, como el detrusor hipocontráctil, podemos realizar pautas de higiene miccional (técnica de micción doble).

Si a pesar del tratamiento adecuado el RPM permanece y produce problemas, será necesario evacuarlo. Eso se realiza con cateterismo intermitente limpio (CIL) por parte del paciente. Es decir, enseñamos a la persona a sondarse, cosa que tendrá que hacer cada cierto tiempo (algunos pacientes varias veces al día, otros solo 1 vez).

En casos muy extremos, deberemos dejar sonda vesical a permanencia. En urología, dejar sonda vesical a permanencia se considera un fracaso, y no es una opción a considerar excepto en casos muy seleccionados.

Espero haberte explicado bien las causas del vaciado incompleto de la vejiga, cómo diagnosticarlo correctamente y el tratamiento a realizar.

Un saludo,

Eduardo

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba