¿Tomar pastillas para la erección sin necesitarlas?

¿Se pueden tomar pastillas para la erección sin necesitarlas? Es una pregunta común, especialmente entre jóvenes. Mi respuesta corta es que “no”. La respuesta intermedia es “no, aunque tampoco lo necesitas”. A partir de aquí viene mi respuesta larga.

¿Es común tomar pastillas para la erección entre los jóvenes?

Las pastillas como el sildenafilo (Viagra) o el tadalafilo (Cialis) fueron aprobadas para tratar la disfunción eréctil. Cada vez son más los hombres que toman fármacos de este tipo de forma lúdica o recreativa, es decir, sin tener problemas de erección. Recuerdo haber leído hace tiempo un estudio sobre los estudiantes de medicina que habían consumido este tipo de medicamentos (aceptando que un estudiante -de medicina o no-) está básicamente sano.

Los resultados eran sorprendentes (aunque cada día me lo parecen menos): uno de cada estudiantes, y un porcentaje elevado en más de una ocasión. Muchos usaban estos medicamentos conjuntamente con alcohol. Aquí tienes el link al estudio por si tienes curiosidad.

Funcionan aunque no tengas ningún problema.

En estudios hechos con este tipo de medicamentos en hombres sin problemas de erección, encontramos varios efectos de los iPDE5. Su función hace que las personas sanas puedan usarlos en algunas situaciones, aunque sensu stricto no las necesitan.

Algunos hombres afirman que tomar pastillas les ayuda a tener erecciones mas duraderas y más intensas que las habituales. También parece bastante claro que el tiempo entre un orgasmo y la siguiente erección se acorta. A este tiempo se le conoce como periodo refractario. Pues bien, las pastillas para la erección acortan el periodo de latencia.

Otro de los posibles efectos de sildenafil y compañía es el hecho de desencadenar una erección en condiciones con poco deseo sexual, donde habitualmente nuestro nivel de excitación no es suficiente para que nuestro pene produzca erección.

¿Pero entonces, en qué situaciones se pueden usar?

Esto puede parecer de ayuda en hombres que sufran problemas de ansiedad por no querer decepcionar a su pareja, por tener “gatillazos” o eyaculación precoz. Estos problemas son de tipo psicológico y no deberían tratarse exclusivamente con fármacos, puesto que se puede llegar a crear dependencia psicólógica a ellos.

Mezclar Viagra y…

Otra realidad cada vez más habitual es la del uso de estos fármacos mezclados con el alcohol y otras drogas. También es común mezclar viagra y coca, o afentas. Muchas drogas producen disfunción eréctil mientras se está bajo su efecto, lo que ha llevado a combinarlas con Viagra para poder mantener relaciones sexuales. Esta combinación es potencialmente peligrosa ya que las drogas pueden alterar el juicio de las personas y pueden facilitar que se produzcan relaciones sexuales de riesgo, por lo que no se recomienda.

Efectos secundarios de las pastillas para la erección.

El uso lúdico sin supervisión médica y sin información fiable ha llevado también a un mal uso de estos fármacos. El sildenafilo y otros fármacos similares pueden producir efectos adversos como cefalea, mareos, congestión nasal, visión azulada, entre otros. En general son síntomas bien tolerados pero si no se conocen pueden generar preocupación en lugar de placer sexual.

También es importante recordar que el uso cuando están contraindicadas o en dosis mayor a la recomendable puede ser un peligro importante para la salud de las personas. Por tanto, si quieres pastillas para la erección sin necesitarlas, mejor habla con un pro, antes de hacer el noob.

Share This
Ir arriba