LA PIELONEFRITIS AGUDA O INFECCIÓN EN EL RIÑÓN

La infección del riñón o pielonefritis es una patología muy prevalente y en ocasiones prevenible. En la edad adulta, suele afectar con más frecuencia a mujeres debido a variantes anatómicas en el aparto genito-urinario respecto a los hombres. De todas formas, también puede afectar a hombres y en especial a aquellos con factores predisponentes. Habitualmente, están producidas por gérmenes que colonizan la flora perineal/anal y que pueden ascender a través de la uretra, llegar a la vejiga y, posteriormente, subir por el uréter hasta afectar al riñón. El germen responsable de la mayoría de infecciones es laEscherichia coli.

En las pielonefritis ascendentes, los síntomas propios de la infección renal, se pueden preceder por síntomas urinarios bajos o síndrome miccional sin fiebre (dolor suprapúbico, escozor o disuria, aumento de frecuencia miccional, etc…). En estos casos, la administración de un tratamiento antibiótico a tiempo podría evitar la afectación renal. Los síntomas típicos de las pielonefritis agudas son: dolor lumbar, fiebre y síndrome miccional. En ocasiones, la orina puede ser rosada (hematuria).

El tratamiento consiste en la administración de antibióticos de amplio espectro, y en los casos graves, será necesario el ingreso del paciente, medicamentos por vía intravenosa y algunas veces incluso la intervención quirúrgica. Siempre se recomienda la realización de un cultivo de orina para identificar el germen responsable y poder seleccionar el mejor antibiótico para erradicarlo. En determinados casos, y especialmente en hombres, habrá que estudiar posibles factores predisponentes. Algunos de ellos son: las litiasis o piedras en la vía urinaria, síndrome prostático por hiperplasia benigna de próstata, malformaciones en el aparato genito-urinario (más propio de niños), la incapacidad de vaciar completamente la vejiga, etc… Es de extrema importancia el tratamiento o corrección de estos factores predisponentes para poder prevenir infecciones futuras. En casos recidivantes, se podrá administrar un tratamiento antibiótico preventivo e incluso vacunas específicas.

En conclusión, la pielonefritis aguda es una enfermedad que requiere un manejo precoz y específico para evitar complicaciones graves, y que además es necesario un seguimiento posterior por parte del especialista para poder identificar factores predisponentes y  prevenir reinfecciones futuras.

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?