Estenosis de uretra. ¿Qué es y cómo se trata?

La estenosis de uretra es el estrechamiento del conducto de la orina que conecta la vejiga con el exterior. La estenosis de uretra es mucho más común en hombres que en mujeres. Es así puesto que los hombres tenemos una uretra mucho más larga y, por tanto, más susceptible de lesiones.

Causas de la estenosis de uretra.

Existen múltiples causas por las que puede aparecer, entre las que lo más frecuente es la instrumentación o manipulación de la uretra: sondajes vesicales traumáticos o repetitivos, cistoscopias, resección de tumor vesical o resección de próstata.  

Las inflamaciones o infecciones de la uretra también pueden curar dejando como cicatriz una estrechez de la misma. Hasta no hace mucho, las enfermedades de transmisión sexual eran la principal causa de estenosis de uretra.

El liquen escleroso, una patología inflamatoria que suele afectar al glande y prepucio de hombres mayores puede producir una estenosis de las porciones finales de la uretra. También se conoce como balanitis xerotica obliterans, o por sus siglas BXO.

Otras lesiones traumáticas como la fractura de pene o la fractura pélvica pueden producir cizallamiento de la uretra y estenosis.

En niños existe una causa de estenosis de uretra que son las valvas de uretra posterior. Las valvas de uretra posterior son unos anillos fibrosos que encontramos dentro de la uretra y que tapan la salida de la vejiga. Se suelen diagnosticar en el periodo prenatal porque en la ecografía se ve un feto con la vejiga llena y, en ocasiones, unos riñones dilatados.

Síntomas de la estenosis de uretra.

La estenosis de uretra da los mismos síntomas que la próstata grande o la hiperplasia de próstata.

  1. Retraso en el inicio de la micción.
  2. Chorro flojo.
  3. Aumento de la frecuencia nocturna y diurna.
  4. Necesidad de orinar con prensa abdominal.
  5. Chorro entrecortado.
  6. Sensación de residuo postmiccional.
  7. Urgencia miccional.
  8. Retención de orina.

Diagnóstico de la estenosis de uretra.

La sospecha es clínica. Cuando nos encontramos con un hombre -es muy poco común en mujeres- con síntomas de próstata pero por debajo de los 50 años, o si la medicación no consigue mejorarle.

Se suele realizar una flujometría, una uretrocistoscopia y una cistografía, para tratar de entender la gravedad, situación y extensión del problema.

Consecuencias de la estenosis de uretra.

La mayor parte de estenosis de uretra son leves y no producen ni muchos síntomas ni requieren tratamiento. A veces, sin embargo, la estenosis de uretra se puede convertir en un grave problema.

Vaciado incompleto de la vejiga.

La estenosis de uretra es una de las causas de vaciado incompleto de la vejiga. Cuando existe estenosis la vejiga va a tener que hacer más fuerza para empujar la orina, y eso suele compensar el problema un tiempo. Pero llega un momento en el que la vejiga ya no puede más, y entonces empieza a retener orina. Eso son malas noticias.

Dilatación uretral.

En la estenosis de uretra va a existir un gradiente de presión. Me explico. Antes de la estenosis tendremos mucha presión porque la vejiga está haciendo fuerza, mientras que después de la estenosis existirá poca presión.

Eso se traduce en que la uretra se dilata. Eso se conoce como dilatación preestenótica, y significa que en esa zona está ocurriendo algo malo. Una de las consecuencias de la dilatación de uretra es que la orina se puede remansar, y dar problemas, como la infección de orina.

Piedras en la uretra.

Además de la infección de orina. Cuando la orina se remansa, además de infectarse, suele dar piedras. Te lo expliqué cuando te comentaba las piedras en la vejiga. Y aquí es lo mismo: la orina remansada antes de la estenosis tiene a precipitarse y producir piedras.

No es una hallazgo común, y complica las cosas. Las piedras tienden a infectarse y a sangrar, y no es fácil atacar un estenosis de uretra mediante cistoscopia si además hay una piedra.

Tratamiento de la estenosis de uretra.

En función de la localización, extensión, complicaciones y de las preferencias de cada paciente, existen diferentes opciones de tratamiento. El problema de la uretra es que tiende a cicatrizar mal hagas lo que hagas, por lo que las recidivas son bastante comunes. Para tratar de evitar esa reestenosis de suele dejar una sonda vesical, en general durante 7-15 días.

Uretrotomía interna.

Se trata de cortar la uretra desde dentro, con un material parecido al de la resección de vejiga o de próstata. Lo que hacemos es cortar la urerra en 3 puntos, por lo que muchos urólogos lo llamamos incisión en Mercedes-Benz. Es una técnica sencilla pero la probabilidad de reestenosis de alta, por lo que solo se ofrece en estenosis cortas y en máximo una (o dos) ocasiones.

Anastomosis termino-terminal

Cuando la estrechez es corta y ha fallado la técnica anterior, podemos cortar y desechar el fragmento estrecho y empalmar los dos bordes. Es una técnica más compleja con unas tasas aceptables de éxito, pero es más agresiva que la anterior y no exenta de algunos efectos secundarios.

Uretroplastia con mucosa oral.

Cuando la estrechez es extensa (>2-3cm), la técnica anterior no va a ser posible. En esa circunstancia lo que hacemos es abrir la uretra (destechar) y añadir tejido.

¿Y qué tejido añadimos? Pues el recubrimiento interno de los carrillos de la boca. Es superresistente a la infección y a la balanitis, y además se puede extender bastante, con lo que podemos tratar estenosis muy largas.

El problema es que es un procedimiento largo y complejo en el que son necesarios dos equipos quirúrgicos, no exento de problemas.

Espero haberte ayudado a entender mejor la estenosis de uretra y cómo solucionarla.

Un saludo,

Eduardo

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba