TUBERCULOSIS EN UROLOGÍA

Con motivo del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra anualmente el 24 de marzo, hoy dedicamos el post a cómo esta enfermedad puede afectar al aparato genitourinario. La tuberculosis es una enfermedad infecciosa provocada con una bacteria denominada bacilo de Koch, descubierta en 1882. La vía de transmisión y propagación es la aérea, por lo que la afectación es principalmente pulmonar. No obstante, esta infección puede afectar a todos los órganos y sistemas, desde el sistema nervioso hasta el genitourinario, siendo este último la segunda localización más frecuente tras la pulmonar. La afectación renal es la más frecuente y tiene lugar por reactivación de una infección latente diseminada desde los pulmones por la sangre. Tanto la prevalencia como la mortalidad por la tuberculosis han disminuido un 45% entre 1990 y 2013. La mayoría de casos nuevos (9 millones en 2013) aparecieron en Asia y África y es en estas regiones donde la mortalidad fue mayor.

Los síntomas suelen ser bastante inespecíficos: malestar general, fiebre persistente, hematuria, dolor testicular, dolor cólico, etc. Los cultivos de orina convencionales de los pacientes serán persistentemente negativos, lo cual retrasa el diagnóstico si no se piensa específicamente en la tuberculosis genitourinariaLas secuelas de la infección en los diferentes órganos urinarios/genitales pueden ser gravesretracción de la vejiga, con inflamación crónica de la misma, estrechamiento de los uréteres, condicionando litiasis infecciones renales de repetición, atrofia renalprostatitis crónica, etc.

“LAS SECUELAS DE LA INFECCIÓN (POR TUBERCULOSIS) EN LOS DIFERENTES ÓRGANOS URINARIOS/GENITALES PUEDEN SER GRAVES”

Dr. Eduardo García Cruz

El tratamiento de la enfermedad se base en una pauta combinada de 3 o 4 fármacos por un mínimo de 6 meses, dependiendo del grado de afectación.

Merece mención especial la tuberculosis genitourinaria desarrollada tras la instilación intravesical de BCG (Bacilo de Calmette-Guerin), que se utiliza para prevenir la recurrencia y progresión de tumores vesicales “superficiales” de alto grado. Esta complicación es poco frecuente y responde al mismo tratamiento que el resto de casos.

Debido a su difícil tratamiento y a su facilidad de propagación, la tuberculosis está continuamente bajo la mira de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para su control, tratamiento y prevención. Es por esto que se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis y por lo que nosotros os la recordamos hoy.

Share This