Disfunción eréctil: soluciones, remedios y tratamiento natural.

disfunción eréctil remedios tratamiento natural

¿Quieres conocer las soluciones, remedios y el tratamiento natural para la disfunción eréctil? Arrancamos.

Este post tiene dos partes. En la primera te explico el tratamiento natural y los remedios, mientras que en el segundo te indico paso a paso las soluciones y los pasos que tienes que dar para solventar la disfunción eréctil.

¿Te interesa la disfunción eréctil y su tratamiento natural con remedios?

Te voy a explicar en este post qué alternativas naturales y qué remedios existen para el tratamiento de la disfunción eréctil. Quiero advertirte desde ya que voy a darte mi opinión honesta sobre lo que creo que puede funcionarte mejor. Como siempre digo a los hombres a los que ayudo: tal vez no te guste lo que te diga, pero te diré honestamente lo que creo. Igual me equivoco, pero no te diré algo que no crea que sea verdad.

Me llamo Eduardo García Cruz y soy urólogo experto en medicina sexual y problemas de próstata. Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí.

Remedios y tratamiento natural para la disfunción eréctil.

Existe una gran lista de productos que han sido usados en las diferentes medicinas tradicionales y que ofrecían resolver los problemas de erección. Algunos de ellos tienen aval científico, y sobre esos haré más hincapié.

No quiero parece el típico médico arrogante que te dice “eso es basura y si lo usas eres tonto”. Para nada. Los productos de la medicina tradicional tienen un sentido -sobre todo histórico o cultural-. ¿Funcionan? La mayoría no. Bueno, en realidad podría decirse que sí. Pero no por el principio químico que contienen, en mi opinión.

¿Por qué funcionan muchos remedios naturales?

Te contestaré con unas cuantas preguntas. ¿Cuanto crees que tiene que ver la mente en la sexualidad? ¿Qué porcentaje de hombres jóvenes tienen problemas de erección psicológicos? ¿Cuantas veces tu médico de la seguridad social ha tenido tiempo de escucharte, de tocarte, de establecer un vínculo contigo?

Sabemos que el efecto placebo funciona un 40% en estudios sobre sexualidad. Si, si… casi la mitad de personas mejoran cuando les das un producto neutro. Eso no tiene nada que ver con ser tonto o engañar a nadie. Todos estamos sujetos al placebo -los médicos también, por supuesto-. Si algún día nos conocemos, dime que te cuente mi experiencia con el placebo, porque ejemplifica muy bien que nadie es ajeno al placebo.

En segundo lugar, muchos hombres jóvenes – y también muchos no tan jóvenes- tienen problemas de disfunción eréctil de causa emocional, por stress, por el trabajo, por la pareja, por mil cosas… En esta situación, ¿no crees que tomar algo que crees que te va a ayudar, realmente no te va a ayudar? Es como cuando ves a los futbolistas que entran al campo dando 24 saltitos sobre su pie derecho. ¿Crees que los hace mejores futbolistas?

Por supuesto que no, pero les da seguridad. Es su ritual.

Y ese ritual te da paz, te da tranquilidad, te da confianza. Y esa paz, tranquilidad y confianza en hombres estresados, con problemas laborales, con estrés… ¿cómo crees que va a influir en su sexualidad?

Finalmente, opino que la medicina occidental tiene mucho que aprender de la tradicional en varios aspectos. Tener tiempo con las personas. Transmitir emoción además de datos. Tocar a los “pacientes”… establecer un vínculo emocional. ¿No crees que todos esos intangibles no pueden hacer que lo que te recete una persona que te escucha, te toca, te atiende… con la que te sientes a gusto… te recete algo que te funcione? ¿Aunque ese algo no sea muy eficaz?

¿Por qué funcionan algunos remedios naturales?

Sin embargo, hay varios productos naturales y remedios que sí son eficaces desde un punto de vista químico. Pues porque contienen substancias que mejora distintos aspectos de la fisiología: son androgénicos, o antiinflamatorios, o vasodilatadores.

Sin embargo, tristemente esos productos con estudios científicos no son la mayoría. En internet vas a encontrar miles de webs prometiendo el oro y el moro. La mayoría, hablando en plata, mienten. La mayoría no ofrecen nada mejor que el crecepelo de las pelis del oeste.

¿Qué tratamiento natural y qué remedios son útiles para la disfunción eréctil?

Seguro que hay alguno más, pero te comentaré los 4 que he visto que tienen más aval científico, junto con enlaces técnicos para que tú mismo evalúes la validez de los claims.

  1. Ginseng rojo koreano: procede de la medicina tradicional koreana y está muy extendido. Ha demostrado mejorar la erección en estudios antes-después.
  2. Ashwadandha: procede de la medicina tradicional hindú y se le conoce como ginseng indio. En algunos reportes parece aumenta el nivel de testosterona.
  3. Tribulus terrestris: es una planta que crece casi de manera ubícua. Parece aumentar los niveles hormonales y actúa como afrodisíaco.
  4. Picnogenol: procede del pino marítimo mediterráneo, y existen estudios que prueban que mejora la erección.

Obviamente, los estudios que menciono tienen menos calidad científica que los que permitieron aprobar Sildenafil. Y creo que nadie duda que estos productos son menos eficaces que sus hermanos mayores. En mi opinión, pueden ser eficaces, pero como cualquier medicamento útil, no están exentos de efectos secundarios.

En resumen, espero haberte ayudado a aclarar el tema de los remedios y tratamiento natural para la disfunción eréctil. Solo quiero hacer un apunte final: Duda de cualquier persona que te diga que un tratamiento funciona muy bien pero no tiene ningún efecto secundario. Como dijo Paracelso: “el veneno está en la dosis”. Algo que solo cura al 100% y no hace daño nunca tiene otro nombre: magia.

Cómo se puede solucionar la disfunción eréctil.

Llevo en esto más de 15 años y te voy a explicar lo que he aprendido. Si me has leído otras veces, sabrás que no siempre soy de decirte lo que quieres escuchar, pero siempre soy de decirte lo que necesitas oír.

Paso 1 para solucionar el problema: identificar la causa.

Entender si el problema es mental o no. Esto es clave. Siempre digo que esta es la única pregunta que no puedo fallar.

Ya sé que mucho hombres tienen tendencia a pensar “esto de los problemas de coco es una mentira… a mí no me pasan estas cosas”. Y tal vez sea así. Pero piensa que por debajo de los 50 años la gran mayoría de problemas de erección son causados por disfunción eréctil psicológica. En este post te dejo el papel de los pensamientos, las ideas las emociones y los “nervios” en la impotencia.

Posibilidad 1: causa mental.

En este situación puedes tener buenas erecciones a veces, mezcladas con otros días en los que no hay manera. También puede ser que tu erección funcione bien unos minutos, pero después se evapore. Es la causa más común en hombres de menos de 50 años. Los mecanismos mentales más comunes son:

  • Si estás más preocupado por el placer de tu pareja que por el tuyo.
  • Si tienes demasiadas preocupaciones (laborales, de dinero, familiares, sexuales) que te distraen y hacen que tengas menos deseo sexual.
  • En el caso de que tu pareja te imponga.
  • Si hace tiempo que te has separado en el plano sexual de tu pareja.
  • Si sientes que no tienes mucha experiencia.
  • Cuando estás más preocupado por tu pene que por tu pareja.
  • Si no te atreves a pedir lo que quieres.
  • Al tener dudas de tu orientación sexual.
  • Si tienes algunos conceptos sobre sexo mal aprendidos.
  • Si ves demasiado porno.

Posibilidad 2: causa no mental.

La causa más común a partir de los 50 años. Suele caracterizarse por la presencia de factores de riesgo cardiovascular (hipertensión, tabaquismo, obesidad, colesterol, azúcar, etc…). En esta situación no tendrás buenas erecciones NUNCA en NINGUNA situación. Las causas más comunes son:

  • Problemas de las arterias (por hipertensión, colesterol, azúcar, obesidad o tabaquismo, por ejemplo).
  • Que los nervios no funcionen bien, como en hombres con lesiones medulares, diabetes o esclerosis múltiple, por ejemplo.
  • Si tienes una testosterona muy baja, eso puede producir menos deseo sexual y menos erección.
  • Cuando has tenido una enfermedad del pene grave, como la enfermedad de Peyronie o una fractura de pene.
  • Medicamentos: especialmente los medicamentos para la presión alta, para la ansiedad, depresión o esquizofrenia, y también las pastillas para la próstata. Si has empezado a tener problemas al empezar a usar un fármaco, piensa siempre en esta opción.
  • Problemas de próstata: tanto próstata benigna como cirugía o radioterapia de cáncer de próstata.
  • Enfermedades sistémicas inflamatorias, como la psoriasis, el síndrome metabólico, la insuficiencia renal, hepática, respiratoria o cardíaca.
  • Los problemas de suelo pélvico.

Paso 2 para solucionar el problema: hacer el estudio pertinente.

Y por pertinente me refiero al que toca. Ni más ni menos.

A día de hoy el único estudio razonable bajo mi punto de vista es la determinación de testosterona (T, SHBG, prolactina, LH) y una analítica general. La ecografía doppler me parece altamente sesgada y, en general, no te recomiendo emplearla a no ser que entiendas muy bien la información que aporta.

Una prueba que no tengo duda de que tendrá mucho futuro una vez que se digitalice es el teste de tumescencia peneana nocturna o Rigiscan. A día de hoy es incómodo, caro y poco accesible, pero conceptualmente aporta información útil al enfoque diagnóstico inicial cuando existen dudas de la causa del problema de erección.

Paso 3. ¿Cómo solucionar la disfunción eréctil? Con el tratamiento que toca. No solo mejorando la erección.

Aquí está el kit de la cuestión: ¿cómo solucionar la disfunción eréctil? Aplicando el tratamiento que toca cuando hemos hecho un buen diagnóstico. El camino más corto es el correcto, y por tanto cuando entiendes qué ocurre y ese problema tiene solución, el camino más corto es solucionarlo.

El camino más corto no es mejorar la erección con cualquier pastilla. Eso es un atajo, pero a la larga estarás dando vueltas y vueltas, muchas veces sin poder acceder a un tratamiento más adecuado para tí.

El tratamiento por defecto de los problemas de erección es la terapia sexual y los inhibidores de fosfodiesterasa-5. En el primer caso, es un tratamiento curativo, pero no así el segundo. A veces, solo con cambiar un antihipertensivo el problema de erección se evapora, aunque desafortunadamente la cosa no suele ser tan fácil.

A pesar de que tomar una pastilla es la opción fácil, no es el camino más corto. Porque el camino más corto en muchas ocasiones es solucionar el problema, y no depender de una pastilla para siempre cuando existe un problema que tiene solución.

Otros tratamientos que pueden eliminar el problema son el tratamiento con testosterona (si tienes una testosterona baja) y las ondas de choque de baja intensidad (cuando el problema es arterial). Posiblemente este 2021 veamos resultados de algunos estudios con plasma enriquecido con plaquetas y/o células madre. Pero a día de hoy, aunque muchos centros aplican estos tratamientos, no existe evidencia científica de que sirvan para nada.

Por lo tanto, te dejo más información de valor en función de la causa de los problemas:

  1. Problemas de arterias: tratamiento de la disfunción eréctil con ondas de choque.
  2. Problemas hormonales: testosterona para la disfunción eréctil.
  3. Disfunción eréctil psicológica tiene un tratamiento muy eficaz en función de la idea o emoción que la produzca.
  4. La disfunción eréctil farmacológica puede solucionarse cambiando el fármaco que la ha producido.

Paso 4. ¿Y si no encontramos causas o tratando la causa no mejoramos?

Ahí es cuando nos encontramos en algunas situaciones como problemas orgánicos importantes de origen arterial o neurológico. En esa situación, es fácil que no exista una cura definitiva.

Y es donde aplicamos un tratamiento en escalera, lógicamente en función de los deseos y necesidades de cada hombre. Esa escalera incluye, en el primer escalón, fármacos vía oral (a demanda o diarios). Si este escalón falla, pasamos al tratamiento local con alprostadil. Y por último, a la cirugía de prótesis de pene.

En este post te he repasado los puntos que necesitas saber para entender cómo solucionar la disfunción eréctil. Créeme, no hay atajos. El camino más corto no es una pastilla. El camino más corto es entender qué ocurre y solucionarlo.

3 comentarios en “Disfunción eréctil: soluciones, remedios y tratamiento natural.”

  1. Pingback: DISFUNCIÓN ERÉCTIL TRATAMIENTO. - VIGORA

  2. Pingback: DISFUNCIÓN ERÉCTIL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO - VIGORA

  3. Pingback: Sexo, drogas y rock n roll. Mitos urbanos sobre sildenafil. - VIGORA

Los comentarios están cerrados.

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba