/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */

La enfermedad de Peyronie es un incurvación de pene que afecta entre el 1 y el 3% de los hombres. Suele manifestarse por una fase inflamatoria, dolorosa, en la que existe aparición de una curva progresiva. La aparición de la colagenasa de clostridio ha supuesto una verdadera revolución en el tratamiento del Peyronie.

Después de tratar esta patología durante años y de participar en los estudios pivotales, os quiero hacer una serie de reflexiones sobre los puntos clave a la hora de tratar una curva. En primer lugar, lo que tratamos es la curva, no la placa. Muchos pacientes comentan que notan la placa sin curva, y quieren realizarse tratamiento. La indicación de colagenasa es para curvas de entre 30 y 90º, y por ello recomiendo a mis pacientes no tratar placas que no produzcan curvatura.

Del mismo modo, sabemos que el Peyronie produce acortamiento de pene. En ese caso, el tratamiento debe ser el del acortamiento, no el del Peyornie. Como todos los expertos en medicina sexual sabemos, el tratamiento con mayor aval a la hora de optimizar el tamaño del pene es el extensor de pene, o experimentalmente la cirugía (con muchas reservas). En tercer lugar, y es capital tener en cuenta esto, es la posible presencia de disfunción eréctil asociada a enfermedad de Peyronie, que puede aparecer en la fase inflamatoria y que en algunos casos, en mi experiencia, se normaliza al alcanzar la fase estable (¿Desaparición del dolor? ¿Disminución de los fenómenos inflamatorios locales?). No tiene sentidoel tratamiento del Peyronie en un hombre que no tenga erecciones normales.

Si esa normalidad no se alcanza espontáneamente, debemos tratar de optimizarla farmacológicamente para poder, por un lado, evaluar el grado de curva, y dos, plantear el tratamiento de manera estratégica: ¿qué sentido tiene plantear el tratamiento de la curva con colagenasa en un hombre que necesita dosis altas de alprostadilo intracavernoso? Probablemente este caso sea tributario de cirugía y prótesis. En mi experiencia, y no pretendo ser dogmático, alguien que no consigue una erección perfecta (EHS 4) con un inhibidor de fosfodiesterasa-5 es candidato a tratamiento con prótesis. En cuarto lugar, es impensable plantear un tratamiento quirúrgico antes de la desaparición del dolor y, por tanto, de establecerse la fase inactiva del Peyronie.

En otros posts os comentaré qué podemos hacer en fase activa, que es siempre motivo de mucha controversia.

Déjanos tu nombre y email y podrás ver mi video donde te explico como tratar la enfermedad de Peyronie. Además voy explicarte cómo unirte a VIGORA y poder sacar el máximo partido al montón de contenido que tenemos y que hemos elaborado pensando en ayudarte. Para que no te pierdas nada y tu cuenta de correo nos mande a SPAM, añádenos a tu libreta de contactos o lista de remitentes seguros.

Acepto la política de Privacidad

Hemos recibido tus datos correctamente. Gracias!

Share This