¿Se gana testosterona haciendo ejercicio físico?

¿Qué relación hay entre la testosterona y el ejercicio físico? Depende del ejercicio. La testosterona es una hormona producida por nuestros testículos cada día, especialmente por las mañanas. Pero algunas circunstancias pueden hacer que de destruya más deprisa o que nuestro cuerpo «aproveche» mejor la testosterona que producimos.

Testosterona y deporte.

El ejercicio físico es una de las circunstancias que van a hacer que nuestro cuerpo destruya menos testosterona y la aproveche mejor. Y, sin embargo, también el deporte amateur es una de las circunstancias donde existe más riesgo de tener niveles bajos de testosterona debido al uso de anabolizantes.

¿Se gana testosterona haciendo ejercicio?

En general, si. El deporte es algo «bueno» genéricamente para nuestra salud. Nos ayuda a controlar el peso, mantiene a raya la hipertensión y la diabetes, modula nuestros niveles de colesterol. Como te he comentado en otros puntos, muchas de estas situaciones tienen relación con niveles más bajos de testosterona.

Por tanto, el ejercicio físico mejora los niveles de testosterona porque disminuye la grasa y su actividad de destrucción de testosterona.

Por otro lado, el ejercicio físico aumenta la expresión de receptores de testosterona en el músculo. Es decir, le sacamos más provecho a nuestra testosterona. A su vez, la testosterona tras el ejercicio físico induce un aumento del anabolismo muscular.

Sin embargo, ojo con el sobreentrenamiento y los deportes de resistencia. Existen estudios realizados con atletas profesionales y con soldados del Delta Force, a los que sobreentrenaban voluntariamente. ¿Sabes qué le ocurría a sus hormonas y su fertilidad? Disminuían. Y es que más no siempre es mejor. A veces, menos es más. Y en el ejercicio físico y las hormonas, lo que importa es la calidad del ejercicio. En este estudio, los atletas de resistencia producían un 20% menos de testosterona basal que Homer Simpson sentado en el sofá de casa.

Por eso, si quieres poner tus hormonas a tope, te recomiendo dos cosas: un buen entrenador personla y un buen nutricionista. En los links te pongo a los dos mejores que conozco: Fito Florensa y Bárbara Romano.

La otra cara del deporte y la testosterona.

La milagrosa dieta de la testosterona.

Hay gente que cree que puede tener una testosterona de atleta olímpico pero sin dudar y comiendo pollo arroz. Se equivocan. Hay estudios hechos con soldados de élite a los que se les daba una dieta con exceso de proteínas. ¿A que no sabes qué paso? Nada. No aumentaron el rendimiento físico, y es que la testosterona no surge de la nada sin hacer ejercicio.

Mi único consejo dietético en este sentido lo tienes en el post alimentación, erección y testosterona.

¿Qué te puedes tomar para mejorar los niveles de testosterona?

Hay algunos suplementos que pueden ayudarte un poco a mejorar el nivel hormonal. Algunos extractos naturales como el tribulus terrestris, el ginseng indio o el ginseng rojo koreano podrían aumentar algo el vigor y el nivel hormonal.

Punto y final.

Olvídate de meterte hormonas. Pan para hoy y hambre para mañana

Y este no es un problema pequeño que afecta a unos pocos hombres en algún sitio recóndito. La estadística dice que uno de cada tres hombres que va a un gimnasio toma algún tipo de anabolizante.

Cuando te metes hormonas estás bloqueando tu producción interna de testosterona, que se reduce a 0. Después de varios ciclos de hormonas, tu eje hipotálamo-hipofisario-gonadal estará KO, tal vez para siempre. Esos ciclos de subidas y bajadas bruscas son completamente absurdos, y nadie que te los recomiende sabe un carajo de hormonas ni de rendimiento deportivo.

Lo sé porque mi tesis es sobre testosterona. No te lo digo para alardear, sino para que entiendas que el consejo de un profesional tiene más valor que el de un cachas «que entiende» del tema.

Los ciclos que proponen los «que entienden» llevan asociado inevitablemente un bajón de hormonas y de rendimiento deportivo, que deberá ser compensado nuevamente con más hormonas, y así hasta el infinito.

Bueno, no. Hasta el infinito no. Hasta la consulta de un profesional de verdad. Hay estudios que demuestran que, si excluimos a los hombres que tienen hipogonadismo de causa congénita, la principal causa en hombres jóvenes es el uso de anabolizantes. Y esos casos parece que son extremadamente difíciles de tratar.

Porque cuando tu eje de producción de hormonas fracase completamente y te des cuenta de que te estás jugando la vida, buscarás a un profesional que te ayude.

Tal vez, entonces, sea demasiado tarde.

Un saludo,

Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

¿Quieres conocer tu perfil sexual?

(¿y el de tu pareja sexual ideal?)

Conoce los 8 tipos de comportamiento sexual que hemos descubierto en un estudio con más de 14.000 personas.