Consecuencias y riesgos de tomar testosterona.

¿Qué consecuencias y riesgos tiene tomar testosterona? ¿Es mala la testosterona? No, en general. Y por eso en esta pieza te explicaré las consecuencias y riesgos de ingerir testosterona en función de si se hace bien o mal.

Los síntomas de la disminución de los niveles de testosterona incluyen disminución del deseo sexualdisfunción eréctil, depresión y dificultades de concentración y memoria. Los hombres con niveles bajos de testosterona pueden experimentar aumento de peso, aumento de pecho y dificultad para orinar. Por tanto, síntomas muy comunes.

Hay una moda social en contra de aceptar deportivamente algunas consecuencias del envejecimiento, con slogans por parte de algunos actores de eterna juventud, belleza infinita y rendimiento sexual olímpico. Algunas cosas se pueden mejorar, algunas se pueden frenar, muchas no se pueden alterar. La naturaleza siempre gana.

¿Por qué te cuento esto? De acuerdo con investigaciones recientes, el número de recetas de testosterona se han triplicado en la última década, haciendo que los investigadores suenen la alerta de que los hombres podrían están abusando de la hormona.

Consecuencias y riesgos de tomar testosterona si la necesitas.

El riesgo es muy bajo. Si tienes un nivel bajo de testosterona y tienes un hipogonadismo, la testosterona es muy eficaz a la hora de mejorar los síntomas. Cuando tienes la testosterona baja y la normalizamos, la cantidad de efectos secundarios es mínima.

Los efectos secundarios más comunes de la testosterona (en ficha técnica), son:

  1. Infertilidad (casi constante).
  2. Policitemia (lo contrario a la anemia).
  3. Elevación de los enzimas hepáticos.
  4. Empeoramiento de la apnea del sueño.
  5. Molestias en las glándulas mamarias.

Las alegaciones que afirmar que restituir un nivel normal de testosterona empeora de alguna manera la próstata o es peligroso para el corazón, me parecen científicamente poco realistas. Si has leído algo sobre el tema, tal vez te suene que se armó mucho revuelo por la escasa calidad de los artículos que alarmaban sobre el riesgo de muerte porque el estudio tenía sesgos fatales.

En cualquier caso, en mi experiencia, tal vez he discontinuado en 15 años que hace que soy urólogo unos 15 pacientes. La mayoría de ellos fue por policitemia y alteración en enzimas hepáticos. Tengo que decir que durante este tiempo he ejercido en un Hospital Universitario con pacientes de alta complejidad. Eso hace que no sea una muestra representativa -por la gran cantidad de enfermedades que tienen- de la población general de hombres.

En este sentido, dos comentarios. Discontinúo pocos pacientes porque soy muy estricto al incluirlo en tratamiento con testosterona. También discontinúo pocos pacientes porque el tratamiento es muy seguro. Posiblemente si le damos testosterona a personas «menos enfermas», la posibilidad de efectos secundarios sea aún menor. No lo digo para justificar tratar a todo quisqui, sino para que entiendas que si necesitas la testosterona, no tienes nada que temer.

Consecuencias y riesgos de tomar testosterona si no la necesitas.

Si no tienes un nivel bajo de testosterona, posiblemente caigas dentro de alguna de estas dos categogías:

  1. Deportista o persona con trabajo físico de alta exigencia física.
  2. Hombre con problemas en la esfera sexual.

Antes de decía que la testosterona da pocos efectos secundarios. Y es cierto. Da pocos efectos secundarios cuando la dosis es la adecuada y se administra a las personas que la necesitan. Mi abuela tomaba insulina y a ella le sentaba muy bien porque era diabética, pero posiblemente sus 18 unidades de insulina rápida me hubieran enviado a mí a urgencias como un cohete. Supongo que sabes a qué me refiero, ¿no?


¿Es malo tomar testosterona en tu situación?

Sí. Es malo. Por dos motivos.

En primer lugar, porque no la necesitas, y eso hará que tengas muchos números de volverte dependiente de la testosterona exógena. El segundo motivo es la dosis. Posiblemente, si quieres mejorar tu forma física, te administrarán una dosis mucho más alta de hormonas de la que es razonable. Eso tiene más efectos secundarios de lo que te he explicado más arriba.

Desafortunadamente, esta situación es muy común.

Ante este hecho evidente, la FDA (US Food & Drug Administration), que vela por la salud pública en Estados Unidos, ha anunciado recientemente la aprobación de unos cambios en el etiquetado de todo tipo de productos de testosterona añadiendo así nuevas advertencias que pueden alertar nuestra salud. La agencia estatal añade una nueva advertencia y actualiza de este modo la sección de «abuso y dependencia» incluyendo nuevos datos de seguridad a partir de los informes sobre casos publicados que hablan de riesgos asociados con el abuso y la dependencia de la testosterona y otros esteroides anabólicos androgénicos (AAS).

Esta nueva advertencia alertará a los prescriptores de estos compuestos de los resultados adversos graves que se pueden conseguir tras el potencial abuso de la testosterona. Y es que, también es cierto que muchos son los hombres que ingieren testosterona sin saber si sus niveles son deficientes o no. Para determinar esto, debéis poneros en manos de un médico y realizaros pruebas médicas. Una de ellas es un análisis de sangre ya que en los últimos años se han triplicado las recetas de este compuesto a muchos hombres que no lo necesitan.

Contraindicaciones de ingerir testosterona: 

El abuso de testosterona, por lo general en dosis superiores a las que normalmente se prescribe y casi siempre junto con otros AAS, pueden provocar serios riesgos de salud que afectan al corazón, el cerebro, el hígado, el sistema endocrino y la salud mental en general. 

Resultados adversos graves que pueden derivarse de este mal uso y abuso de la testosterona incluyen infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca, derrame cerebral, depresión, hostilidad, agresión, toxicidad hepática, y la infertilidad masculina. L

as personas que abusan de altas dosis de testosterona también han sufrido de síntomas de abstinencia, tales como la depresión, fatiga, irritabilidad, pérdida de apetito, disminución de la libido, y el insomnio. Llegados a este punto, mucho cuidado al ingerir este tipo de compuestos que incluyen testosterona para mejorar vuestro tono muscular ya que le puede pasar factura a vuestra salud.

Si quieres mejorara tu rendimiento deportivo o tienes problemas en la esfera sexual, ponte en manos de los mejores. No te pongas en manos de gente que te promete la luna sin esfuerzo, porque eso es mentira, y es peligroso.

Un saludo,

Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?