Vasectomía: es reversible, cómo es la operación, efectos secundarios.

La vasectomía es una cirugía sencilla con la que obtenemos esterilización definitiva. Se hace con anestesia local + sedación y su eficacia es muy alta. En este post te explico lo que necesitas saber.

¿En qué consiste la vasectomía?

La vasectomía consiste en cortar ambos vas deferens o deferentes, para impedir que los espermatozoides, que nacen en los testículos, pueden llegar a la próstata. Se hace a través de una o dos pequeñas incisiones en el escroto, como mínimo con anestesia local. Además de cortar, y para mejorar la eficacia de la vasectomía, se quema y se ligan todos los extremos de los deferentes.

Todo el procedimiento tiene una duración aproximada de 30 minutos, y se hace con anestesia local y/o sedación. Yo personalmente aconsejo a todos mis pacientes operarse con sedación. El motivo es que 9 de cada 10 vasectomías son fáciles y no dan problemas. Pero hay un 10% de vasectomías que son más complejas. En esos casos, tengo que estirar un poco más, o la anestesia local no funciona tan bien… y tanto el paciente como yo pasamos un mal rato.

Además, todos los médicos que conozco que se han hecho la vasectomía, han elegido sedación: por algo será, ¿no? Por ese motivo y lo que te comentaba antes, te aconsejo vasectomía con sedación siempre.

Postoperatorio: ¿cómo es la recuperación tras la vasectomía?

  1. Vas a quirófano y te ponemos anestesia local y sedación.
  2. Se realiza la cirugía.
  3. Sales de quirófano y vas a una unidad de reanimación, donde te vas a quedar hasta que estemos seguros de que vuelves a estar conectado con el medio y de que todo va bien. Lo normal, un par de horas.
  4. Pasarás a planta de hospitalización convencional. Si va todo bien podrás irte al poco rato. No es necesario que te quedes a dormir en el hospital.
  5. Al alta, te irás con suspensorio escrotal y analgesia.
  6. Tendrás que hacerte una cura diaria con yodo.
  7. Te aconsejo antiinflamatorios no esteroides cada 8 horas y que mantengas el suspensorio.
  8. Si te molesta, puedes aplicar una bolsa de hielo envuelta en una toalla para bajar la inflamación y el dolor.
  9. Tendrás que ver al médico en unos 15 días.
  10. Es necesario realizar un seminograma postvasectomía pasados 2-3 meses de procedimiento, para asegurar que la vasectomía está correctamente realizada.

Efectos secundarios.

Te dejo un post con una explicación más pormenorizada de complicaciones y efectos secundarios de la vasectomía.

El principal efecto secundario de la vasectomía es el dolor escrotal. Habitualmente se controla bien con analgesia, y suele durar unos pocos días. Aproximadamente un 20% de hombres van a tener orquitis o dolor escrotal más o menos intenso tras el procedimiento, que es tratable y reversible. Sin embargo, sabemos que un 1% de hombres tienen dolor crónico postvasectomía, que no es común ni tampoco suele ser intenso, pero suele presentarse con el sexo o el deporte.

Mi consejo es usar analgesia generosa al principio, además de suspensorio y hielo, para tratar de bloquear la inflamación. Mi esperanza es que si tienes menos dolor al principio, disminuyamos la posibilidad de que tengas dolor después.

Te dejo un link a un post sobre un tema que despierta mucha atención: la eyaculación tras la vasectomía.

Bulto en testículo después de vasectomía.

Posiblemente lo que estás notando son los puntos que damos en los deferentes o al cerrar. Es completamente normal que notes esto las primeras semanas. Es muy poco habitual que este bulto en el testículo persista más allá de un mes. El motivo es que los puntos que usamos son reabsorbibles: es decir, el cuerpo se los come.

Sin embargo, aunque el punto no persista, siempre existe la posibilidad de un pequeño quiste interno por material de sutura, por el hematoma, etc… No suele ser nada malo ni suele exigir más estudio o tratamiento.

¿Puede fallar?

Sí. Aproximadamente el 2% de vasectomías fallan durante los primeros meses. No es debido siempre a un fallo técnico, sino que los extremos de los deferentes se vuelven a encontrar. Por eso los quitamos-quemamos-ligamos-separamos… para disminuir ese riesgo. Pero, igualmente, es algo que puede ocurrir. Este fenómeno ocurre dentro de los 6 primeros meses tras la vasectomía, por lo que podemos diagnosticarlo.

Como sabemos que esto puede ocurrir, siempre recomendamos mantener relaciones sexuales con protección hasta que comprobamos que el seminograma postvasectomía es negativo.

Seminograma postvasectomía.

Como puede existir recanalización de los deferentes los primeros meses, es imperativo comprobar que la vasectomía funciona correctamente. Para ello se hace un seminograma postvasectomía, que suele realizarse entre la semana 8 y 14 tras la cirugía. Lo que tenemos que encontrar es ausencia completa de espermatozoides.

En algunas ocasiones, encontramos una mínima cantidad de ellos en eyaculado. En ese caso, lo que tenemos que hacer es esperar y repetir la vasectomía en unas semanas más. Si los espermatozoides decrecen y se negativiza el seminograma, ya lo tenemos. Si vemos que por el contrario los espermatozoides aumentan, eso significa que es muy probable que exista recanalización y que haga falta volver a operar.

¿Es reversible?

Te podría decir que sí, aunque con muchos matices. ¿Se puede revertir una vasectomía? Técnicamente, sí. El problema es que «deshacer» una vasectomía es un procedimiento terriblemente complicado y con una tasa de éxito de no más del 50%. Hacer una vasectomía es una cirugía rápida, sencilla y barata, mientras que una vasovasostomía es una una operación muy compleja, larga y cara.

Por tanto, la vasectomía es reversible, pero con dificultad.

¿Cómo revertir la vasectomía?

El procedimiento se llama vasovasostomía, que significa comunicar vaso y vaso (referente al vas deferens). Es un procedimiento muy complejo que se realiza mediante microcirugía (ahora también se emplea el Robot).

El primer paso es identificar los deferentes seccionados anteriormente y «avivarlos». Avivar un tejido es seccionarlo hasta obtener tejido no fibroso. En este caso, la fibrosis existe por la agresión a la que sometemos el deferente durante la vasectomía, para que sea difícil que se renacalice.

Cuando obtenemos tejido viable a ambos extremos del deferente. lo que hacemos es unir esos bordes con varias capas de sutura. Se utilizan hilos de sutura muy muy finos para que la unión sea lo más perfecta posible.

Como te comentaba, este procedimiento es muy complejo y la tasa de éxito no supera el 50%, por lo que revertir una vasectomía no se considera nada fácil


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

¿Quieres conocer tu perfil sexual?

(¿y el de tu pareja sexual ideal?)

Conoce los 8 tipos de comportamiento sexual que hemos descubierto en un estudio con más de 14.000 personas.