Torsión de testículo: qué es, signos y síntomas, causas y tratamiento.

En este post te voy a explica la torsión de testículo. Verás que es una emergencia, por lo que si lo que te cuento te resuena, mi consejo es que te vayas volando a urgencias (o cojas a tu hijo y te vayas volando a urgencias).

¿Qué es una torsión de testículo?

Una torsión de testículo sucede cuando el testículo rota sobre sí mismo y eso produce que la arteria testicular se cierre, produciéndose un infarto testicular. Imagina una pajita de las que usamos para beber agua. Imagina que la pajita lleva agua a un vaso. Ahora coge la pajita y retuércela, dándole varias vueltas.

¿Ves que es imposible que el agua pase por ahí?

Pues eso es lo que ocurre a la sangre. Que no puede llegar al testículo. Y el testículo tiene una peculiaridad. Que es un órgano que necesita mucha energía para llevar a cabo su función. Por tanto, en cuanto te cortas el suministro, tiende a infartarse muy rápido. Sabemos que el periodo de viabilidad del testículo cuando sufre una torsión es de entre 4 y 8 horas máximo, desde el inicio del dolor. Ese es el motivo por el que cualquier sospecha de urgencia hay que operarla lo antes posible.

¿A quién afecta? Suele afectar a adolescentes entre 12 y 18 años, con un pico de incidencia a los 13-14 años.

¿Es frecuente? Ocurre en 1 de cada 4000 hombres, y representa el 10-15% de casos de hombres con dolor testicular en esa franja etaria. Nunca he visto una torsión por encima de los 30 años, por lo que la torsión testicular en adultos es casi imposible. Algunos hombres me preguntan si puede suceder una torsión testicular tras vasectomía: no le he visto jamás.

En bebés recién nacidos y niños pequeños no es habitual pero no es imposible. En bebés el cuadro clínico será un llanto incontrolable que refleja un dolor muy intenso, con sensación de urgencia y gravedad. La exploración es compleja en niños tan pequeños pero puede ponernos sobre aviso. En niños algo mayores, nos indicarán claramente que les duele el escroto, por lo que orientar el diagnóstico es más fácil.

¿Qué lo causa? ¿Por qué se produce? Factores predisponentes.

En general, no se conocen.

No están claros los factores que producen la torsión pero parece que podría existir aumento de riesgo familiar. También parece que existe asociación con un reflejo cremastérico hiperactivo y algunos factores climáticos (la torsión parece ser más común cuando hace frío o en sitios con baja humedad).

También parece existir relación entre la deformidad Clapper Bell (en campana de bajado) con más predisposición a tener torsión testicular. Esta deformidad consiste simplemente en que, en lugar de estar el testículo con el eje máximo en vertical, lo está en horizontal.

Síntomas de la torsión testicular.

El cuadro clínico clásico es el dolor testicular súbito muy intenso, a menudo de inicio nocturno, de menos de 24h de evolución. Si se asocia con náuseas y vómitos, posición elevada del testículo o retracción del piel del escroto, la posibilidad de torsión es muy alta. La torsión testicular bilateral es completamente infrecuente: en 15 años no he visto ninguna ni he conocido a ningún paciente al que le haya ocurrido.

En hombres con criptorquidia es más común la presentación de síntomas atípicos, por lo que hay que estar atentos.

Síntomas

La presencia de dolor durante más de 24 horas no excluye el diagnóstico. La torsión testicular sin dolor no es habitual (aproximadamente un 5% de veces). Lo que sí puede ocurrir es que el dolor sea intermitente, y un síntoma que a menudo se relaciona con la torsión es que el dolor empeora al elevar el testículo que duele (a eso se le llama signo de Prehn).

  1. Dolor testicular.
  2. Intenso.
  3. De inicio súbito.
  4. A menudo nocturno.
  5. Náuseas y vómitos.
  6. Empeora al elevar el testículo o con ropa interior ajustada.

Examen físico: signos físicos

  1. Testículo elevado.
  2. Testículo horizontalizado.
  3. Ausencia de reflejo cremastérico.
  4. Hinchazón escrotal.
  5. Retracción de la piel escrotal en el lado del dolor (signo de Ger).
  6. El dolor aumenta al realiza la maniobra de Prehn, que consiste en elevar el testículo. Esto se llama signo de Prehn negativo.

La asociación de testículo elevado y horazontalizado (1+2) se conoce somo signo de Brenzel y es muy característico de torsión de testículo.

Torsión testicular «parcial» o intermitente.

A veces el testículo da media vuelta sobre sí mismo y estrangula la arteria, apareciendo el dolor. Si por azar el testículo rota otra vez en la dirección correcta, el dolor puede desaparecer. Eso es algo que ocurre muchas veces antes de un episodio de torsión testicular, y se llaman crisis subtorsivas o torsión parcial.

No suele ocurrir solo una vez, sino que el dolor viene y va de manera intermitente.

Toda la vida, a cualquier chico que ha tenido crisis subtorsivas, le he recomendado cirugía profiláctica, porque cuando aparecen varias crisis de torsión parcial, the big one puede estar cerca. Y el día que se da la torsión «de verdad», tienes menos de 4 horas para llegar al hospital, que no haya mucha cola, que te vea un urólogo y te consiga un quirófano.

Tal vez llegas o tal vez no. Pero en mi opinión, si le ocurriera a mis hijos, trataría de evitarme tener que correr e intentaría programar una cirugía electiva lo antes posible.

Cómo detectar la torsión de testículo y diagnóstico diferencial.

El diagnóstico se establece por la historia y la exploración física. En mi opinión, la sospecha de torsión debe llevarnos a quirófano, no a realizar una ecografía, puesto que el tiempo es vital. Si podemos realizar una eco mientras esperamos el diagnóstico, ahí lo tendremos claro al 100%, pero te repito que jamás demoraría una sospecha alta de torsión por una ecografía doppler escrotal.

Ecografía doppler escrotal

La eco es la prueba gold standart, es decir, es la mejor que hay. Si la eco no aprecia signos de flujo vascular en el testículo, significa que en el testículo no está entrando sangre, y es diagnóstico de torsión. Por contra, si vemos que entra mucha sangre, eso podría indicar orquitis. La eco, sin embargo, no es perfecta: genéricamente podemos decir que la eco diagnostica correctamente aproximadamente el 90% de casos. Por eso mismo, si mi sospecha es alta, no decido en función de la eco.

Si no tenemos claro el diagnóstico, entonces aconsejo la ecografía. Es más para que todo el mundo esté tranquilo que porque creo que existe la torsión, y la probabilidad de que los síntomas y la eco fallen a la hora de indicar una torsión son posiblemente muy bajas. De todas maneras, ante la duda, no me parece ninguna tontería plantear cirugía, aunque ni los síntomas ni la eco lo indiquen claramente.

Las dos entidades con las que hay que hacer el diagnóstico diferencial son:

Orquitis y epididimitis.

Suele ocurrir en hombres sexualmente activos, y se suele acompañar de hinchazón, fiebre, pero el dolor escrotal mejora (no empeora) al elevar el testículo. A esto se le llama signo de Prehn positivo. Como te comentaba antes, la orquitis produce un aumento de la cantidad de sangre que entra en el testículo (por la inflamación). Si existe epididimitis, el epidídimo será doloroso al tacto y la eco describirá un aumento de la vascularización del mismo.

Torsión de apéndice testicular (hidátide de Morgagni)

Hay varios apéndices testiculares que se pueden torsionar, pero el más común es la hidátide de Morgagni. El cuadro clínico es muy parecido, pero el dolor se suele limitar al polo superior de testículo, y puede haber una mancha azul en esa localización en la exploración física. Es más común en niños más jóvenes, y está más relacionada con un antecedente de traumatismo.

Consecuencias de la torsión de testículo.

Las consecuencias de una torsión afectan a ese testículo, en forma de infarto y nefrosis a las pocas horas. Además, sabemos que una torsión de un lado aumenta mucho el riesgo de torsión contralateral (la del otro lado). Por tanto, la primera consecuencia es que hay que vigilar también el otro testículo.

Fertilidad.

Parece existir una clara relación entre la torsión y el empeoramiento de los parámetros del seminograma. Además, no está claro si la orquidopexia es mejor estrategia que la orquiectomía, y este es un hallazgo sorprendente. Algunos estudios apuntan a que el impacto de la torsión sobre la fertilidad pueden prolongarse durante mucho tiempo, y que una isquemia de más de 10h implica que la viabilidad de ese testículo es prácticamente nula, por lo que sería razonable su exéresis.

¿Cómo se cura la torsión de testículo?

Con cirugía, no hay otra. No hay ningún remedio natural ni malabarismo casero que pueda solucionar el problema. La biodescodificación, que ahora está muy de moda, tampoco nos ayudará.

Tradicionalmente existía una maniobra que se conocía como detorsión manual. Lo que se intentaba era desrotar el testículo para que volviera a entrar sangre. El problema que yo siempre he encontrado con esto es que el éxito de la detorsión puede ser efímero, y la lesión isquémica sobre el testículo no sería raro que fuera aditiva.

Hazme caso: si tienes una torsión, no hagas el mico. Opérate.

Técnica quirúrgica: cirugía de torsión testicular.

  1. Decúbito supino.
  2. Escrototomía media y diseca hasta el testículo.
  3. Identifica el cordón y exterioriza el testículo.
  4. ¿De qué color es? Cualquier cosa que no sea azul oscuro o negro es razonablemente bueno.
  5. Rota el testículo hasta que el pedículo quede en posición anatómica y espera a ver cómo reacciona el parénquima. Es buena idea tener control ecográfico y colocar el testículo sobre gasas y mojarlo con suero caliente.
  6. Mientras esperas a ver si el testículo se recupera, haz una pexia del teste contralateral. Si no la haces, lo está haciendo mal. Se tiene que hacer siempre.
  7. Si decides que el testículo es viable, da un punto caudal y un punto exterior para fijar el teste.
  8. Cierre por planos.
  9. Suspensorio y bloqueo de cordón.

Te dejo este link a mi post sobre la extirpación de testículo y sus consecuencias, por si te interesa.

Recuperación de la torsión de testículo.

La cirugía suele durar una hora. Después pasarás a reanimación y en un par de horas podrás ir a tu habitación. Si va todo bien, podrás irte a casa en pocas horas o al día siguiente. No hacen falta curas muy especiales de la herida. Puedes hacerlas con yodo, a ritmo de una al día. Mantén el suspensorio y los antiinflamatorios, porque es una cirugía moderadamente dolorosa.

Tendrás que hacer controles con tu urólogo para ver la viabilidad del testículo, tanto desde el punto de vista hormonal como respecto al seminograma.

Si quieres más info, aquí te dejo un link técnico.

Un saludo,

Eduardo

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba