Sangre en la orina y dolor lumbar.

Te voy a explicar qué es lo que te pasa y qué tienes que hacer si tienes sangre en la orina y tienes además dolor lumbar. En un post pasado te expliqué la diferencia entre dolor de riñones y dolor lumbar, y es este añadimos el supuesto de la sangre.

Simplemente para que entiendas la validez de lo que te digo, déjame presentarme. Me llamo Eduardo García Cruz y soy urólogo desde hace más de 15 años.

Lo de la sangre y el dolo lumbar puede ser muy común.

Causas de dolor lumbar y sangre.

Te apunto a las causas de dolor lumbar y sangre en la orina de más común a menos común, de manera que las tres primeras seguro que se llevan el 95% de los casos.

  1. Cólico nefrítico. Una piedra en el riñón o el uréter puede tapar el riñón dando dolor, y al “rascar” el conducto de la orina puede también sangrar. Es muy típico en personas con piedras en los riñones, y el general la lumbalgia suele predominar sobre el sangrado. El dolor, además, suele irradiarse hacia adelante. La hematuria puede ser micro o macroscópica, pero casi todos los cólicos llevan sangren en orina.
  2. Pielonefritis aguda por reflujo vesicoureteral. Si has tenido una infección de orina que se ha ido también al riñón puedes tener ambos síntomas. Aquí el cuadro funciona diferente que en el cólico. Se empieza por una infección urinaria -generalmente en mujeres- con dolor o molestias al orinar, y sangre. Y posteriormente aparece el dolor lumbar, que no es tan intenso generalmente como en el cólico.
  3. Litiasis vesical. Un piedra en la vejiga puede dar ambos síntomas, aunque el dolor lumbar es menos común. La piedra en la vejiga puede dar hematuria y sensación de infección urinaria. Es mucho más común en hombres con problemas de próstata, y la infección, como en el caso anterior, puede migrar al riñón.
  4. Tumor vesical. Un tumor vesical puede “tapar” el uréter y producir dolor y sangrado. Suele aparece a partir de los 50 años en personas fumadoras. La hematuria suele preceder al dolor lumbar, que habitualmente no es muy intenso.
  5. Tumor de próstata. Igual que el anterior, al tapar el uréter. Ocurre en hombres a partir de los 60 años, donde igual que en el caso anterior predominan los síntomas urinarios y la sangre por encima del dolor lumbar.
  6. Tumor de riñón. Los tumores renales no suelen sangrar ni dar dolor, pero podría ser una posibilidad. Aquí ninguno de los síntomas es común, porque el tumor renal es muy silente. Suele darse a partir de los 50 años.
  7. Traumatismo renal. Tras una traumatismo importante, podrías tener un sangrado del riñón acompañado de dolor. Este diagnóstico es fácil por el antecedente traumático y hay que hacer un TAC para ver el grado de lesión renal. En casos leves no habrá que hacer nada, aunque en casos más graves es necesario reposo absoluto e incluso cirugía exploratoria.
  8. Tumor de uréter. Muy poco habitual, puede dar dolor lumbar y sangre. Se parece bastante al tumor vesical.
  9. Sd Wünderlich. Se trata de una hemorragia espontánea del riñón, que típicamente da dolor y sangrado urinario. Es poco habitual, aunque es característico el inicio brusco no asociado a un traumatismo. Es más común en personas que toman antiagregantes o anticoagulantes.

Diagnóstico… ¿qué pruebas hay que hacer?

De entrada, la mejor prueba será una ecografía. En función de los resultados será necesario ampliar estudio a TAC + citología urinaria.

Un consejo muy importante y que aplica en toda la galaxia: la hematuria es un síntoma a estudiar. Da igual que sea una gota de sangre o una hemorragia importante. Muchos pacientes, especialmente hombres, minimizan el sangrado (“fue solo un poquito”, “solo me duró un par de días”, etc…). Cualquier hematuria se tiene que estudiar, como mínimo con una eco.

Siempre hay que estudiar aunque sea un solo episodio de hematuria para tratar de encontrar la causa.

Espero haberte explicado claramente las causas y los principales cuadros clínicos de sangre en la orina y dolor lumbar. Te dejo un enlace a las guías de litiasis de la EAU.

Share This
Ir arriba