Hiperplasia benigna de próstata, ¿qué es?

hiperplasia benigna de próstata

¿Qué es la hiperplasia benigna de próstata? Te lo voy a explicar aquí. Ya te avanzo que es un post un poco ténico, pero créeme que vale la pena entenderlo bien, porque es un término -la hiperplasia benigna de próstata o HBP- que en general se usa mal.

HBP, ¿qué es?

La hiperplasia benigna de próstata es un tipo de lesión benigna que se detecta en mucho hombres a partir de los 40 años. Se trata de una lesión que obligatoriamente necesita de una biopsia. Es decir, yo no puedo decir que alguien tiene HBP sin haberle hecho una biopsia y que un patólogo -la persona que estudia las muestras- me dice que hay hiperplasia benigna de próstata.

No se detecta ni por ecografía, ni con el PSA ni por tacto rectal. Sencillamente no se puede, a pesar de que coloquialmente muchos urólogos usamos “hiperplasia benigna de próstata” como término más o menos sinónimo de orinar mal.

Hiperplasia benigna de próstata: síntomas.

Puede no dar ninguno, pero los síntomas que suele producir son aquellos relacionados con inflamación de próstata o prostatitis:

  1. Molestia o dolor al orinar.
  2. Chorro miccional flojo.
  3. Aumento de la frecuencia miccional diurna o nocturna.
  4. Chorro entrecortado.
  5. Sensación de no haber vaciado completamente la vejiga.
  6. Sensación de ganas de orinar inminente.

Hay otros síntomas, pero estos son bastante comunes.

Biopsia de próstata: hiperplasia de próstata.

Como te contaba, no se puede dar un diagnóstico de hiperplasia de próstata sin una biopsia. ¿Y por qué hacemos la biopsia? La podemos hacer por varios motivos:

  1. Nuestro médico nos encuentra un PSA alto en una analítica de rutina (screening).
  2. Tenemos síntomas urinarios y realizamos un estudio con PSA, con resultado alto (diagnóstico precoz).
  3. Hacemos una cirugía de próstata por síntomas urinarios.

¿Qué tienes que hacer si tienes hiperplasia de próstata?

Pues te diría que nada. La HBP es un diagnóstico benigno y no hay que realizar ningún tratamiento (en función de la causa de la biopsia habrá que hacer más o menos cosas). Posiblemente la mejor alternativa, como te cuento en este artículo técnico, es la resonancia magnética si existe sospecha.

Si la HBP nos produce muchos síntomas o alteraciones, nos podemos plantear realizar tratamientos, que pueden ser de tres tipos:

  1. Cambios en el estilo de vida (evitar bebidas azucaradas o con gas, bebidas con cafeína o alcohol, etcétera).
  2. Medicamentos, que pueden ser fitoterapia, tratamiento sintomático (alfabloqueantes) o tratar de frenar el crecimiento de una próstata grande (inhibidores de alfa reductasa).
  3. Cirugía mínimamente invasiva (que permite atacar los síntomas con prácticamente 0 efectos secundarios).
  4. Cirugía desobstructiva de próstata.

¿La hiperplasia benigna de próstata puede derivar en cáncer?

Los hombres que padecen hiperplasia prostática benigna (HPB ), es decir, un aumento del tamaño próstatico, pueden tener mayor riesgo de tener cáncer de próstata ( CaP ) y/o cáncer de vejiga. Lo que hasta hace poco parecía no guardar relación alguna, según y de acuerdo con una nueva revisión y meta- análisis de estudios observacionales, parece ser que han demostrado una posible incidencia directa entre ambas cosas. 

Parece que el análisis de gran cantidad de estudios apunta a que  la incidencia de cáncer de próstata (CAP)  fue 4 veces mayor en los hombres con hiperplasia de próstata (BPH) según los controles y casos de estudio y 1,4 veces mayor según los datos de los estudios de cohorte. Del mismo modo, la incidencia de cáncer de vejiga fue elevada:  2,5 veces y 1,6 veces entre los pacientes con HBP respectivamente.

Los investigadores observaron además que el cáncer de próstata (PCa) de riesgo varió según la etnia. Los hombres asiáticos con hiperplasia (HPB) tenían 6 veces más posibilidades de padecer PCa, frente al  1,5 veces de riesgo entre los hombres de raza blanca también con HBP. Además de la evidencia epidemiológica (que demuestra el estudio de cohorte), la evidencia acumulada indica que las hormonas, la inflamación y el síndrome metabólico es probable que desempeñen un papel en la hiperplasia de próstata (HBP) y cáncer de próstata (PCa).


Con respecto a la relación entre HPB y el cáncer de vejiga, parece ser que la orina residual puede dañar el tracto urinario inferior y prolongar la exposición a agentes carcinógenos excretados. Todas estas fueron algunas de fueron algunas de las conclusiones de este estudio. Debido a la posibilidad de detección y de incidencia entre hiperplasia y cáncer de próstata y/o vejiga , se han garantizado futuros estudios prospectivos para confirmar dichas posibles asociaciones . Según los investigadores, todos estos resultados pueden ser útiles para la prevención y detección del cáncer en los hombres.

¡Muchas gracias!

3 comentarios en “Hiperplasia benigna de próstata, ¿qué es?”

  1. Pingback: Próstata grande: ¿puede aumentar el tamaño de la próstata? - VIGORA

  2. Pingback: Examen de la próstata: ¿cómo se hace? - VIGORA

  3. Pingback: Hiperplasia benigna de próstata y sexualidad - VIGORA

Los comentarios están cerrados.

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba