PRUE-ba

Recientemente os escribíamos sobre la esterilidad y la infertilidad, haciendo referencia al seminograma como una de las herramientas diagnósticas más útiles para determinar el factor masculino. Algunos de nuestros lectores, cada vez más expertos en los temas de Men’s Health, nos habéis hecho llegar inquietudes sobre la posibilidad de ser estéril con un seminograma completamente normal. Por ello, hoy os traemos un poco de información al respecto. Recordemos que un seminograma es una prueba de laboratorio que se realiza con una muestra de semen en la que se valora la calidad del semen: el número de espermatozoides, su forma, su vitalidad y su motilidad. Con estos cuatro parámetros (medidos en porcentajes) se clasifican las muestras de semen: azoospermia u oligospermia cuando no hay o hay pocos espermatozoides, teratospermia cuando apenas hay formas normales, astenospermia cuando son lentos o pocos se mueven, etc.
¿Pero qué pasa cuando existe normozoospermia (seminograma normal)? Ya os explicamos que puede haber situaciones en las que no se logre la fecundación por problemas de llegada del semen al interior de la vagina, pero cuando tampoco se presentan esos problemas, ¿debemos olvidarnos del factor masculino como causa de la esterilidad? Probablemente no.

“PUEDE HABER SITUACIONES EN LAS QUE NO SE LOGRE LA FECUNDACIÓN POR PROBLEMAS DE LLEGADA DEL SEMEN AL INTERIOR DE LA VAGINA.”

Dr. Eduardo García-CruzHay algunas enfermedades genéticas raras que pueden presentar inestabilidad del ADN de los espermatozoides, aun con un seminograma normal. Estas alteraciones pueden producir problemas durante la formación del embrión (en este caso sería más un problema de fertilidad que de esterilidad). Un ejemplo de ello es la fibrosis quística, que afecta a la calidad del semen pero puede cursar con un seminograma normal.

“HAY ALGUNAS ENFERMEDADES GENÉTICAS RARAS QUE PUEDEN PRESENTAR INESTABILIDAD DEL ADN DE LOS ESPERMATOZOIDES, AUN CON UN SEMINOGRAMA NORMAL.”

Dr. Eduardo García-Cruz
Por tanto, con esta puntualización queremos dar a entender que en la medicina no hay un 2+2 =4. Hay veces que debemos seguir buscando más allá de lo aparentemente normal para encontrar la respuesta. En este caso, la posibilidad de descendencia está en juego, así que deberemos insistir. Esperamos haber contentado a las mentes inquietas lectoras de nuestro blog. Un saludo. Post relacionados: 

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SÍ, QUIERO SABER +
+
Share This