¿Cuál es la mejor cirugía de hiperplasia de próstata?

Muchos pacientes me preguntan cuál es la mejor cirugía para la hiperplasia de próstata o próstata benigna.

No tiene una respuesta fácil, porque depende mucho de qué signifique «mejor». Te voy a explicar qué es la HBP, qué opciones hay para cada tamaño de próstata y después una lista de pros y contras de cada una de las técnicas, con links a los posts donde te explico con más detalle cirugía a cirugía.

Hiperplasia de próstata, ¿qué es y qué cirugía hay?

La hiperplasia de próstata es una enfermedad muy frecuente que afecta al 40% de hombres a partir de los 40 años. La hiperplasia de próstata produce síntomas urinarios y alteraciones en el aparato génito-urinario. En muchas ocasiones los síntomas de próstata se pueden controlar con medicación. Sin embargo, en algunos casos el tratamiento médico no es suficiente, y puede ser necesaria la realización de cirugía. Pero… ¿cuál es la mejor opción de cirugía para los problemas de próstata?

Cada persona –cada hombre- necesita ser evaluado para sopesar los pros y contras de cada modalidad de cirugía de próstata. Actualmente se tiende a tratar de obtener unos resultados funcionales óptimos minimizando el riesgo de complicaciones y acortando todo lo posible el postoperatorio.

Próstatas pequeñas o medianas.

Por ejemplo, los hombres con próstatas de menor tamaño pueden beneficiarse de un procedimiento endoscópico, como por ejemplo el LASER verde o la vapo-resección plasmakinética. Con esos procedimientos evitamos «abrir». Estas técnicas nos permiten obtener resultados excelentes y acortar el postoperatorio.

Como alternativa, tenemos técnicas poco invasivas -también menos eficaces- como el urolift, el rezum o iTind, por ejemplo. Son procedimientos mínimamente invasivos con casi 0 complicaciones.

En próstatas medias y grandes, además de los dos tratamientos mencionados anteriormente, la enucleación de próstata, mediante LASER de Holmium o el resector plasmakinético, nos permite realizar unas desobstrucción óptima minimizando los efectos secundarios.

Próstata grandes.

En casos extremos de próstatas muy grandes, es probable que la mejor opción de tratamiento siga siendo lo cirugía abierta –mediante un abordaje mínimo- para tratar de conseguir los mejores resultados funcionales minimizando el riesgo de complicaciones. Los distintos tratamientos tienen ventajas e inconvenientes que los pacientes deben conocer para decidir conjuntamente el tratamiento óptimo. Como conclusión, es necesario estudiar y analizar cada caso para ver cuál es el mejor tratamiento para cada hombre. Ningún tratamiento es óptimo en todos los casos.

Desde hace un tiempo también tenemos la opción del Aquabeam, el robot de agua que es eficaz en próstata medianas y grandes.

¿Cuál es la mejor cirugía de próstata? Técnica a técnica.

Técnicas clásicas para la cirugía de la hiperplasia de próstata.

  1. RTU de próstata. Es una de las técnicas más antiguas. Segura, eficaz y versátil. No parece razonable en próstatas grandes. Hemorragia moderada. No permite preservar eyaculación. Incontinencia 2%.
  2. Adenomectomía de próstata. Es cirugía abierta, aunque ahora se puede hacer con una incisión mínima. Es eficaz y segura. El sangrado puede ser importante, por lo que hay que buscar a alguien con mucha experiencia. Incontinencia 2%. Ingreso 3-4 días. En mi opinión es la técnica de elección en próstata de más de 200cc porque, aunque se puede hacer con Holmium, el tiempo quirúrgico es demasiado largo y el daño a la uretra depende de ese punto.

LASER y nuevas tecnologías para la hiperplasia de próstata.

  1. LASER verde. Segura y en mi opinión algo menos eficaz. La hemorragia es mínima y no permite preservar eyaculación. Incontinencia 2%. En algunos estudios la necesidad de retratamiento es alta, y existen posibilidad de síntomas urinarios tras la cirugía.
  2. LASER Holmium. Seguro y eficaz, en próstatas medianas y grandes. Sangrado mínimo. No permite preservar eyaculación. Incontinencia 2%. A día de hoy se considera una de las mejores técnicas, pero yo no la considero no invasiva.
  3. Vaporización plasmática de próstata. Segura, eficaz, puede aplicarse en próstata de gran variedad de tamaños. Es muy versátil, pero en general la hemorragia es moderada y no permite preservar eyaculación. Incontinencia alrededor de 2%.
  4. Aquabeam: cirugía endosópica guiada por robot. Mucho más fácil de hacer que una enucleación o un Holmio. Sangrado moderado. Ingreso 2-3 días. Preserva la eyaculación. En mi opinión tiene sentido en próstatas grandes en hombres que quieran preservar eyaculación.

Cirugía de mínima invasión.

  1. Urolift: la técnica quirúrgica no invasiva más antigua. Difícil de aprender y con resultados variables. No ingreso. No eyaculación. Sin incontinencia. Sin sondaje vesical al alta.
  2. Rezum: no invasiva. Mismas ventajas que el urolift, pero con dos diferencias. Es más fácil de hacer pero tendrás que llevar sonda una semana.
  3. iTind: igual que las anteriores en cuanto a resultados. Más fácil aún de realizar. El problema es que -igual que con rezum- tendrás que llevar un dispositivo interno durante una semana, y eso puede ser molesto.

Particularmente tengo experiencia con todas esta cirugía para la hiperplasia de próstata y te digo que todas son buenas. Pero depende del paciente. La misma próstata se puede operar de varias maneras en función de lo que quiera y valore -y lo que quiera evitar- cada paciente.

Si tienes dudas, no tengas duda… consulta con alguien con experiencia y que anteponga lo que tú quieres a la técnica que él domina.

¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?