PIN COMO RESULTADO DE UNA BIOPSIA DE PRÓSTATA

La biopsia de próstata es una herramienta diagnóstica básica en el mundo de la urología oncológica actual. Sus indicaciones más comunes son el hallazgo de un nódulo sospechoso durante el tacto rectal o la elevación del PSA (valor analítico que se eleva cuando aparece cáncer de próstata, aunque no es específico de éste).

Lo habitual es que el resultado de esta prueba, a la que le dedicamos un post hace unos meses, sea negativo o positivo. No obstante existen grises y el PIN es uno de ellos. Las siglas PIN significa neoplasia intraepitelial prostática y el concepto se asemeja al de otras descripciones de anatomía patológica de otras especialidades, como la ginecología: CIN (del cérvix uterino), VIN (vulva), VaIN (vagina). El CIN es bastante más conocido por las mujeres debido a que es uno de los resultados que pueden aparecer en la citologías que se toman en las revisiones ginecológicas habituales y se relaciona con el virus del papiloma humano.

Pese a que en las siglas PIN se utiliza la palabra neoplasia (que hace referencia a cáncer) se trata de un resultado anatomopatológico que, per sé, no es diagnóstico de cáncer. Se define por la presencia de células glandulares normales tapizadas por células con alguna alteración en su núcleo (atipia). En relación a la cuantía de atipias se hablará de PIN de alto o bajo grado. En las guías actuales, cuando el resultado de una biopsia prostática arroja un PIN de bajo grado no está indicado realizar ninguna prueba más, a menos que la sospecha clínica sea alta. En cambio, un PIN de alto grado que aparezca en una proporción elevada de las biopsias será motivo de repetir la biopsia para descartar la asociación de cáncer de próstata (posible hasta en un 30% de casos). El hallazgo de uno o dos focos únicos de PIN de alto grado tampoco serían indicación actual para repetir la biopsia.

En otro saco diferente cae el resultado de ASAP (proliferación acinar focal atípica) cuyo hallazgo hace más probable la presencia de un cáncer de próstata, por lo que sí que estará indicada la rebiopsia en todos los pacientes. Como veis, aunque a priori puede tratarse de un término confuso en la mayoría de casos se utiliza para describir alteraciones con una baja probabilidad de desarrollar cáncer, por lo que no habrá que hacer más con ello. No obstante, si aún te quedan dudas al respecto, puedes consultar con tu urólogo de referencia y solventarlas personalmente.

Share This