EL CALCIO, AMIGO O ENEMIGO DE LA LITIASIS RENAL

La litiasis renal es una enfermedad causada por la presencia de cálculos o piedras en el interior de los riñones o de las vías urinarias (uréteres, vejiga). Según el lugar donde se forma un cálculo, el riñón o la vejiga, se puede denominar cálculo renal o cálculo vesical, respectivamente.

En su momento, ya os hablamos sobre la aparición de piedras en el riñón durante el embarazo y tanto en ese caso, como en otros, generalmente, aparecen por dos razones, porque la orina está saturada de sales o bien, porque la orina carece de los inhibidores naturales para realizar este proceso. Pero, ¿hasta qué punto el calcio podría ser también, en parte, responsable? A los urólogos nos ha llevado tiempo estudiar y comprender el complejo proceso de regulación del metabolismo del calcio en el cuerpo humano. Tal control es llevado a cabo por una interacción de funciones entre el intestino delgado, los riñones, las glándulas paratiroideas y los huesos.

Por otra parte, la mayoría de las litiasis renales están compuestas en su gran mayoría de calcio, pero no solo eso, si no que además están mezcladas con otros compuestos como el oxalato y los fosfatos lo que explica que una litiasis de calcio pueda tener distintos orígenes. Clásicamente al paciente con una litiasis de calcio se le prohibía tener un consumo del mismo, sin embargo diversos estudios demostraron que los pacientes con dietas bajas en calcio tenían una mayor predisposición de desarrollar litiasis renales, incluso más que los pacientes con ingestas habituales de este.

¿POR QUÉ PASA?

Sencillo, el oxalato en el intestino se une al calcio disminuyendo así su absorción intestinal, en caso de un bajo consumo de calcio, el oxalato se absorbe de forma libre y posteriormente su une al calcio en la orina y es allí donde se precipitan para formar litiasis de oxalato cálcico.

Hoy las sociedades española y europea de urología, NO recomendamos la restricción del calcio en la dieta ya que esta puede predisponer a formación de litiasis renales y desmineralización ósea. La pregunta es si esto significa esto que las personas que toman suplementos de calcio, están más protegidas. Actualmente el efecto de los suplementos de calcio en la formación de litiasis es controvertido. Algunos estudios sugieren que una dosis alta de suplementos de calcio puede predisponer a litiasis especialmente si se toman por separado con los alimentos. Hasta ahora solo podemos recomendar que los pacientes con este tipo de suplementos los consuman junto a su dieta habitual y que lleven un control urológico para la prevención de litiasis.

Además de todo lo dicho, el calcio es un mineral imprescindible para un correcto funcionamiento celular y debe de estar incluido en una dieta sana y balanceada, junto a un correcto consumo de agua, baja ingesta de sal y carnes rojas para así prevenir las consecuencias de las litiasis renales.
Fuente de la fotografía: agronewscastillayleon.com

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?