¿Cómo es la operación de hidrocele y el postoperatorio?

La operación de hidrocele y su postoperatorio es una de las que se consideran básicas en urología. Si quieres saber más sobre lo que es el hidrocele, te dejo un link al post.

No es demasiado compleja, aunque revisando los resultados, la tasa de complicaciones (aunque leves) no es pequeña.

Operación de hidrocele paso a paso

  1. Decúbito supino (boca arriba).
  2. Pintamos con yodo u otra solución esterilizante.
  3. Ponemos las tallas quirúrgicas.
  4. Dado que se considera cirugía limpia, no se administra antibiótico.
  5. Incisión en el escroto (a mí la que más me gusta es la incisión media, porque estéticamente me parece mejor y me permite ir a ambos testículos si hace falta). Es posible hacer una incisión relativamente pequeña aunque el hidrocele sea enorme.
  6. Disecamos por planos hasta el hidrocele.
  7. Evacuamos el líquido.
  8. Quitamos el saco del hidrocele que sobre y ahí podemos hacer dos cosas: o evertirlo (coserlo al otro lado del testículo, dándole la vuelta como un calcetín; simplemente quitar toda la cantidad posible de saco y realizar una sutura hemostática.
  9. Nos aseguramos de que no sangre nada.
  10. Cerramos con hilo reabsorbible.

La cirugía dura una media hora, yendo sin prisas. Es posible que puedas irte para casa el mismo día sin problema.

Postoperatorio del hidrocele día a día: tiempo de recuperación.

Las primeras 2 horas.

Irás a reanimación donde nos aseguraremos de que todo está bien. El efecto de la anestesia va desapareciendo y cada vez más puedes valerte por tí mismo. Tanto si la anestesia es de cintura para abajo como si es una sedación, en las próximas dos horas te irás recuperando y podrás ir a planta, e incluso a casa el mismo día.

Las primeras 48 horas.

Vas a estar en casa con reposo deportivo y sexual. Llevarás un calzoncillo apretado que se llama suspensorio escrotal. Es posible que hacia las 24h se pase el efecto del bloqueo local con anestésicos que ponemos durante la cirugía, y por ello tendrás que tomar medicación.

Durante las primeras 48 horas puede aparecer hemorragia, por lo que es importante limitar la actividad física.

La primera semana.

Irás haciendo vida cada vez más normal. Está claro que puedes tener dolor, y por eso es común que necesites antiinflamatorios pautados, junto con el suspensorio. Si estás bien, podrás ir haciendo cada vez más actividades y normalizando tu vida.

El primer mes.

Desde la semana 2ª aproximadamente podrás hacer vida normal. Solemos poner un tipo de puntos de sutura que no necesitan retirada, sino que caen solo. Entre la primero y la segunda semana puedes tener inflamación de los testículos (orquitis), y si se acompaña de fiebre te aconsejo que consultes con tu cirujano.

Lo normal, sin embargo, es que al final del primer mes esté todo en orden, las heridas cerradas y el dolor prácticamente inexistente.

Las dos complicaciones más comunes durante la recuperación de una operación de hidrocele son la hemorragia y la infección, como puedes ver en este link técnico, aunque lo habitual es que sea una cirugía que tenga un curso bastante bueno.

Cómo mejorar el postoperatorio del hidrocele.

Suspensorio escrotal

Para mí, lo más importante. Un suspensorio es una especie de calzoncillo muy apretado que te “recoge” la bolsa escrotal. Esto, simplemente, es capaz de quitarte la mayor parte de dolor, y para mí es un mustdespués de cirugía de hidrocele.

Te recomiendo que lo lleves durante un par de semanas. Es incómodo pero me lo agradecerás.

Frío local indirecto

Bolsa con hielo envuelta en un trapo o toalla. Aplícalo sobre el suspensorio. Tiene un efecto muy antiinflamatorio y analgésico. Úsalo siempre que estés en casa y puedas. Te lo recomiendo antes de dormir, para que descanses mejor.

También puedes usarlo antes o después de alguna actividad que te produzca más molestias, como por ejemplo pasear o hacer alguna actividad que relaciones con más dolor. Eso hará que estés mejor.

Curas diarias de la herida.

No te obsesiones con la herida. Cuanta menos agua, mejor. Nada de estar todo el día frotándote la herida y tenerla mojada. Las heridas prefieren estar secas que húmedas.

Si te duchas, sécate con un secador de pelo (ojo que si lo acercas mucho, quema). Eso es mejor que frotar la herida. Si no me crees, frótate… y después ve a comprar el secador. Después de secarte, pon un apósito (una tirita) mínimo, y en cima el suspensorio.

Yo siempre recomiendo un toque de yodo diario y la herida tapada con lo mínimo.

Se suelen usar puntos reabsorbibles, que se caerán solos en un par de semanas. No hace falta que te los quites ni que les tengas un cuidado especial.

Antiinflamatorios y analgésicos.

La cirugía del hidrocele testicular duele. No una barbaridad, pero desde luego no es como cortarse las uñas. Además, como te comentaba antes, si evitamos que tengas dolor, tendrás menos dolor. Por eso ahora lo que recomendamos son un analgésico y un antiinflamatorio pautados.

Nada de que te lo tomes si lo necesitas. Los primeros días, toma los dos medicamentos, habitualmente cada 8 horas. Al cabo de una semana, si el dolor está controlado, podremos quitar uno de los dos medicamentos.

Ejercicio físico, sexo y volver a trabajar: ¿aconsejables durante el postoperatorio del hidrocele testicular?

Yo suele prohibir muy poco. También después de esta operación.

No te recomiendo actividad física ni sexual las primeras 48 horas, por el riesgo de hemorragia. Después de eso, creo que todo depende mucho de cómo de te encuestres.

Si estás bien, no el ejercicio, ni el sexo ni trabajar te vendrán mal. Si tienes dolor, cualquiera de los tres lo empeorará. Por eso parece razonable reposo relativo 48 horas, y después, ver. No hagas jiujitsu a los 3 días de la cirugía porque es mala idea. Pero puedes empezar por un paseo suave. Si estás bien, el día siguiente puedes probar a correr un poco o andar en bici.

Complicaciones de la operación de hidrocele.

Pues la verdad es que en 15 años he operado toneladas de hidroceles. Siempre había pensado que es una cirugía sencilla y que no debía complicarse mucho. Aquí te dejo un link a cómo mejorar el postoperatorio del hidrocele testicular.

Hasta que fui a buscar bibliografía para este post. Y me encontré con este artículo escandinavo, en el que dicen que el 17,5% de hombres operados sufren complicaciones. Casi uno de cada 5 me parece mucho, francamente. No tengo esa sensación, pero desde luego es una serie larga y debo estar yo equivocado con mi sensación, no ellos.

Las dos complicaciones principales son la infección y la hemorragia.

Orquitis o infección post cirugía de hidrocele.

La orquitis ocurre en el 2% aprox de casos. No es raro porque puede darse por la infección o por la propia manipulación. Y, desde luego, en esta cirugía hay mucha maniputación del testículo, susceptible de producir orquiepididimitis.

Infección de la herida

Uno de cada 20 hombres la sufre, acorde a lo que comenta esta serie escandinava que te comentaba. No es algo grave, pero sí es molesto. Exige curas y antibiótico, y la herida tardará más en cerrar. Tal vez es lo de menos, pero cuando una herida se infecta, además de tardar más en cerrar, también la cicatrización es menos estética.

El escroto es un tejido que cierre muy bien, pero es posible que tras la infección la herida sea algo más aparente.

Hemorragia.

Un 7% (!!!) de hombres sufrieron más o menos hemorragia. Desde luego hay mucha disección y se saca una gran cantidad de saco, pero un 7% me parece bárbaro. Para tratar de evitar esto se coloca un suspensorio escrotal tras la operación.

Un suspensorio escrotal es un calzoncillo muy apretado que va relleno de gasas. Cumple una doble función: por un lado, mejora el dolor tras la operación, mientras que por otro -al apretar- lo que hace es que se limite el sangrado. En cirugía escrotal el suspensorio es casi obligatorio para todo.

¿Existen alternativas a la operación del hidrocele?

A mí me enseñaron que no. Que o cirugía o nada. Pero revisando la literatura parece no ser así.

Existen un procedimiento que se llama evacuación y escleroterapia. Es sencillo: se pincha el hidrocele con anestesia local y se evacúa el líquido. Una vez que hemos quitado todo el líquido, introducimos un líquido esclerosante (cicatrizante) dentro del espacio entre el testículo y la bolsa que lo contiene (que se llama -paradójicamente- vaginal. Ese líquido lo que hace es producir inflamación y que el testículo se peque a esa cubierta vaginal para que no pueda acumularse líquido.

Se han usado distintas sustancias, en varios regímenes. Los resultados son lógicamente peores que la cirugía, pero también lógicamente existen muchos menos efectos secundarios.

Ventajas de la escleroterapia como alternativa a la operación.

  1. Más sencilla.
  2. Menos agresiva.
  3. Se puede hacer en consulta.
  4. Menos complicaciones.
  5. No hace falta ingreso ni anestesia (solo anestesia local).

Inconvenientes de la escleroterapia.

  1. Menos eficaz.
  2. Necesita a veces más de una sesión.

Una vez más, y como siempre digo, creo que cada técnica tendrá situaciones en las que será superior a la otra. Tenemos el “defecto” de valorar la eficacia por encima de todo. Y lógicamente la eficacia de la operación es mayor que la de otras técnicas, pero muchos pacientes piden procedimientos menos agresivos. Opino honestamente que en estos casos es razonable explicar las ventajas e inconvenientes de cada alternativa, y que cada persona decida.

Hasta aquí lo que te quería contar sobre la operación de hidrocele.

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba