MEDICINA PERSONALIZADA EN DISFUNCIÓN ERÉCTIL.

medicina personalizada disfunción eréctil

Hoy te quiero explicar qué es la medicina personalizada y cómo va a cambiar el tratamiento de la disfunción eréctil. Es un tema muy nuevo, por lo que mucho que te voy a explicar es mi opinión y, por lo tanto, es opinable. De todas maneras, si trasladamos los avances en otros campos de la medicina, parece lógico pensar que la disfunción eréctil va a seguir el mismo camino.

¿Cómo es el diagnóstico de la disfunción eréctil ahora?

El tratamiento de los problemas de erección ahora se basa en un diagnóstico clínico (es decir, por lo que tú me explicas) y un análisis de sangre que incluye testosterona, glucosa y colesterol. Punto pelota. Además, si crees en ello, se puede realizar una ecografía peneana para tratar de entender cómo funcionan los vasos sanguíneos del pene. Bajo mi punto de vista, que te pinchen el pene y alguien te haga una ecografía no es una situación demasiado parecida a cómo tienes erecciones normalmente, por lo que en mi opinión refleja de una manera muy imperfecta qué ocurre en realidad.

¿Cómo es el tratamiento de la disfunción eréctil ahora?

El tratamiento de la impotencia ahora se realiza en escalones. El primer escalón es menos invasivo y menos eficaz, pasando por varios puntos intermedios, hasta llegar a la cirugía. En los últimos años hemos asistido, sin embargo, a la aparición de fármacos con vías de administración diferentes, terapia regenerativa, terapia de substitución hormonal, ondas de choque, etc…

Pienso que aún estamos lejos de poder perfilar cuál es el tratamiento adecuado para cada hombre, pero estamos en el camino.

¿Cómo será el diagnóstico de la disfunción eréctil en el futuro?

Opino que avanzaremos en distintas direcciones:En primer lugar, hacia una diangóstico por análisis de sangre mucho más preciso. Entenderemos mejor los conceptos de inflamación (PCR? procalcitonina?), el perfil hormonal (es urgente avanzar en el estudio de la síntesis de andrógenos para entender de una manera más clara el status hormonal de cada hombre) y pienso que los sistemas de detección de erecciones nocturnas avanzarán hasta reflejar el comportamiento de los vasos sanguíneos del pene en una situación mucho más realista.

Me falta criterio para saber hacia donde va la investigación en psicología sexual, pero sí conozco y participo en iniciativas e uso de big data en sexualidad, que nos podrían potencialmente permitir determinar nuestro perfil de comportamiento sexual, determinar nuestro nivel de “IQ sexual” -si me permites la expresión- y cómo mejorar.

Creo que no es tan lejano el día donde podremos disponer de una “radiografía” de nuestros vasos sanguíneos, de nuestro nivel de inflamación (que aunque suene raro es muy importante para entender cómo funcionan nuestros vasos sanguíneos), de nuestro perfil de hormonas y de nuestro comportamiento sexual.

Ese día estaremos en posición de entender qué está pasando de verdad. Sabremos de qué pierna cojeamos.

¿Cómo será el tratamiento de los problemas de erección en el futuro?

Sabiendo donde está el problema realmente, podremos aplicar medicina personalizada para mejorar cada la disfunción eréctil.

A nivel vascular, estoy seguro de que se seguirán usando fármacos para la erección -sildenafil es el primero y más conocido- junto con tratamientos para regenerar los vasos sanguíneos (como por ejemplo las ondas de choque actuales). A nivel inflamatorio, tendremos mayor conocimiento de la utilidad de plasma rico en plaquetas, células madre y exosomas para el tratamiento de las alteraciones inflamatorias.

En cuanto a las hormonas, podremos disponer de tratamientos mucho más precisos para armonizar y potenciar nuestro perfil androgénico (ahora disponemos de testosterona y DHT). Eso nos permitirá ser más eficaces a la hora de potenciar las hormonas de una manera segura y eficaz. Dar a cada hombre lo que ese hombre necesita.

No me cabe duda de que la parte psicológica sexual evolucionará también. Es posible que dispongamos de programas automatizados o semiautomatizados para que las personas o las parejas mejoren su sexualidad.

Finalmente, creo que el campo de las prótesis de pene sufrirá una necesaria revolución al evolucionar las prótesis hacia la digitalización y la personalización. Pienso que en una era digital, la cirugía del pene tiene necesariamente que desarrollarse para aprovechar todas las infinitas perspectivas que ofrece la tecnología.

Como te decía al principio, esta es solo mi opinión sobre la medicina personalizada en disfunción eréctil. Este es un campo -ayudar a hombres con problemas de hombres- que me apasiona, y estamos viviendo un momento histórico de explosión de tecnología. Eso debe llevarnos hacia ayudar a cada hombre de la mejor manera posible para ese hombre.

No creo que estemos tan lejos.

Si quieres ver donde estamos ahora, te dejo un link a las guías clínicas europeas: la ciencia más actual.

¡Muchas gracias!

Share This