PRUE-ba

Cuando aparece una lesión en el pene es necesario hacer el diagnóstico diferencial entre lesiones malignas y premalignas así como de infecciones y otras enfermedades inflamatorias. En este post haremos un amplio repaso de todas ellas, explicando cómo se presentan, sus características y los posibles tratamientos.

Lesiones inflamatorias

Psoriasis genital:

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que puede afectar también al área genital. Las lesiones consisten en placas rojizas elevadas, habitualmente asintomáticas aunque pueden ocasionar picor.

Angioqueratoma

Consiste en la aparición de múltiples bultos de pequeño tamaño, violáceos y que habitualmente no producen picor, dolor ni sangrado. Se trata de lesiones benignas que deben ser diferenciadas del carcinoma de pene.

Liquen plano

Se trata de lesiones abultadas, violáceas que aparecen en el glande y que suelen ocasionar importante picor y, en caso de que se ulceren o erosionen, dolor.

Lesiones infecciosas:

Herpes genital

Se trata de una infección causada por el virus del herpes simple. La primoinfección (la primera infección por el virus) puede presentarse con úlceras muy dolorosas asociadas a síntomas sistémicos (fiebre, dolor de cabeza, malestar) y ganglios inflamados en las ingles.

Sífilis primaria: 

Se trata de una infección causada por la bacteria Treponema Pallidum. Inicialmente puede tratarse de un bulto indoloro que con el tiempo se va ulcerando, apareciendo lo que se conoce como el chancro sifilítico. Habitualmente se acompaña de ganglios inflamados en las dos ingles. Estas lesiones desaparecen de forma espontánea en 3-6 semanas, sin que esto signifique la erradicación de la infección.

Lesiones premalignas:

El término premaligno significa que son lesiones capaces, en ocasiones, de evolucionar a un carcinoma invasivo.

Condiloma acuminado

Se conoce como condiloma a la clásica verruga. Se trata de una infección por virus del papiloma humano (VPH). A pesar de que generalmente se trata de una lesión benigna que tiende a desaparecer, pueden darse casos de transformación a un carcinoma.

 Eritroplastia de Queyrat: 

Se trata de un carcinoma in situ (CIS), es decir, de una lesión cancerosa sin infiltración de capas profundas de la piel. Se presenta como una lesión rojiza y de apariencia aterciopelada, que puede estar erosionada o ulcerada y que no suele producir dolor.

Enfermedad de Bowen: 

Es otra posible manifestación del CIS que aparece como placas enrojecidas cubiertas de queratina con zonas de costra o exudación. 

Liquen escleroso (balanitis xerótica obliterante): 

Consiste en la aparición de placas blancas en el glande y prepucio que pueden desencadenar una fimosis o una estenosis (estrechez) del meato uretral. Se considera un proceso benigno, aunque en ocasiones puede preceder a la aparición de un carcinoma.

Otras lesiones premalignas: 

Existen más lesiones que pueden aparecer en los genitales consideradas premalignas como la papulosis Bowenoide, la leucoplasíquia o el cuerno cutáneo entre otras.

Lesiones malignas:

Carcinoma de pene:

El carcinoma de pene es un tumor poco frecuente en los países desarrollados. Aparece a hombres en torno a los 65 años y se asocia a la infección por VPH y a la inflamación crónica producida por la acumulación de secreciones en pacientes no circuncidados. Puede aparecer como una lesion verrucosa, plana o ulcerada y para su diagnóstico exacto se require la realización de una biopsia. Aunque puede precederse de lesiones premalignas descritas anteriormente, en la mayoría de los casos aparecen sin ninguna lesión precedente. Se trata de una enfermedad con gran capacidad de diseminación a ganglios linfáticos y su tratamiento incluye en la mayoría de los casos la cirugía.

Carcinoma basocelular:

Es un tumor cutáneo frecuente que, aunque tiene capacidad de invadir la piel y las estructuras adyacentes, tiene poca capacidad de producir metástasis a distancia.

Otras lesiones malignas:

Hay otras lesiones malignas que pueden afectar al área genital como el melanoma, el carcinoma de uretra, el sarcoma de Kaposi en pacientes con infección por VIH o las metástasis de tumores de otros órganos entre otras.


Como vemos, existe una amplia variedad de lesiones que pueden aparecer en el pene. Aunque las más frecuentes son lesiones benignas que causan pocos o ningún síntoma, diferenciarlas de una lesión maligna es de gran importancia por lo que ante la aparición de una lesión de origen desconocido se recomienda consultar a un especialista para establecer el diagnóstico. 

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SI, QUIERO SABERLO
+
Share This