/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */

Post invitado del Dr. Javier Romero-Otero – Especialista en Urologí­a del Hospital Universitario 12 de Octubre

Los avances tecnológicos en urología han logrado que empecemos a olvidar la cirugía abierta en casos de obstrucción benigna de próstata. La cirugía abierta estaba reservada para aquellos pacientes con próstatas muy grandes, mientras que las medianas y pequeñas eran resueltas con cirugía transuretral. Hoy la empezamos a olvidar y esto es gracias a los aportes de los nuevos láseres que nos permiten realizar cirugías más complejas, con menor tendencia al sangrado y una recuperación más rápida.

De acuerdo con las guías de la Asociación Española de Urología y la de Asociación Europea de Urología, la cirugía abierta y la enucleación endoscópica con el Láser Holmium, son el tratamiento de elección para la obstrucción benigna de próstata en pacientes con próstatas mayores a 70 gramos.

Sin embargo, existen más láseres a nuestra disposición. Es el caso del Láser KTP o mejor conocido como Láser Verde. Hoy los urólogos analizamos las ventajas y desventajas de cada láser. De hecho, recientemente, se ha publicado un estudio por Elhilal y cols (1) en el que tras comparar el Láser Holmium contra el Láser Verde, no se encontraron diferencias en cuanto a los resultados funcionales, las complicaciones ni en la tasa de retratamiento de cada técnica. También los tiempos quirúrgicos son similares, aunque un poco mayores en el caso del Láser Holmium.

Por otro lado, una ventaja del Láser Holmium es que permite tener muestra de tejido prostático para un posterior análisis, mientras que el Láser Verde vaporiza por completo el tejido siendo imposible un análisis histopatológico posterior.

Por el momento, las guías urológicas establecen a la enucleación con Láser Holmium como una alternativa a la cirugía abierta en caso de próstatas grandes, mientras que recomiendan la vaporización prostática con Láser Verde para próstatas de menor tamaño. Dada la variedad de láseres disponibles y en experimentación, además de la disponibilidad de otras técnicas como la resección transuretral de próstata, quizás en un futuro no muy lejano las indicaciones para el uso de láseres en urología tenga nuevas indicaciones.

Sin duda, creemos, el factor más determinante a la hora de decantarse por una técnica u otra, lo marque la subespecialización del urólogo y el procedimiento en el que cuente con mayor experiencia para obtener mejores resultados.


1.- Elhilal M. Green Light Laser (XPS) Photoselective Vapo-Enucleation of the Prostate versus Holmium Laser Enucleation of the Prostate for Treatment of Symptomatic Benign Prostate Hyperplasia: A Randomized Controlled Study. J Urol. 2014 Sep 24. pii: S0022-5347(14)04551-0. doi: 10.1016/j.juro.2014.09.097.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: