Soy diabético y tengo problemas de erección.

soy diabético y tengo problemas de erección

Algunos pacientes me lo dicen, y es que la diabetes genera muchos problemas de erección. “Soy diabético y tengo problemas de erección, doctor. ¿Qué puedo hacer?”. Este es un tema que tiene dos puntos muy importantes: por qué los diabéticos tienen problemas de erección y cómo tratar los problemas de erección en un paciente diabético.

¿Por qué los diabéticos tienen problemas de erección?

La diabetes produce problemas de erección por varios mecanismos. En realidad, por casi todos los mecanismos que pueden producir problemas de erección. Te explico aquí esos mecanismos:

Diabetes y problemas vasculares:

La diabetes hace que los vasos sanguíneos funcionen peor. Eso sucede por varias causas: una de ellas es la disfunción endotelial, y la segunda es la arteriosclerosis. En ambos casos, lo que sucede es que la diabetes hace que el vaso sanguíneo no cumpla con su función correctamente, ya sea a nivel micro (disfunción endotelial) o macroscópico (arteriosclerosis). Lo que sucederá es que cuando los nervios ordenen a la arteria que debe abrirse porque existe estímulo erótico, ésta no lo hará eficazmente, por lo que tendremos problemas de erección.

Diabetes y neuropatía.

La diabetes es la principal causa de polñineuropatía. La polineuropatía es una enfermedad muy grave que hace que nuestros nervios no funcionen bien. Como ejemplo, es como si tenemos un cable (el nervio) y lo pelamos. Al pelarlo, el cable deja de funcionar, y eso es exactamente lo que produce la diabetes sobre nuestros nervios: los daña y hace que no transmitan bien la información.

Por eso, un hombre con diabetes puede tener exctiación pero que esa información no llegue de manera correcta a los vasos sanguíneos del pene, produciéndose problemas de erección.

Diabetes y testosterona.

Otra de las alteraciones que produce la diabetes es la disminución de testosterona, especialmente si coexiste obesidad o sobrepeso. Lo que hará la diabetes es inhibir la producción de testosterona, que es necesaria a dos niveles para la respuesta sexual: en primer lugar, tendremos menos deseo sexual, y en segundo lugar va a ser más difícil para nuestro pene tener erección aunque le llegue la orden a través de los nervios.

Diabetes y disfunción eréctil psicológica.

Los hombres con diabetes son conscientes de que todo lo que te cuento más arriba es común. Y eso puede generarles ansiedad. Y eso puede hacer que, aunque no tengan ningún problema importante en la producción de la erección, tengan dificultades porque anticipan que éstas pueden producirse. Por eso se dice, y suele ser pregunta de examen en algunas facultades de medicina, que la disfunción eréctil es la única enfermedad que produce impotencia por todos los mecanismos posibles.

¿Es frecuente la disfunción eréctil en hombres con diabetes?


Más de la mitad de los hombres con diabetes presentan algún grado de disfunción eréctil. Además, la van a presentar de forma más precoz que la población general (unos 10-15 años antes). Se calcula que el riesgo de padecer problemas de erección es 3.6 veces mayor si se presenta diabetes y los porcentajes de afectación son mayores en los diabéticos tipo II (el 66.3% de los diabéticos tipo II frente al 37.5% de los tipo I).

¿Qué factores asociados a la diabetes se relacionan con problemas de erección?

Algunos de los factores que agravan la situación y que aumentan el riesgo de disfunción eréctil son: 

  • mal control de las glucemias.
  • una diabetes de larga duración.
  • la aparición de otras complicaciones relacionadas con la diabetes (retina, riñón, corazón…).
  • el colesterol elevado asociado.
  • la vida sedentaria.
  • el tabaquismo.

¿Cómo tratar los problemas de erección en un hombre diabético?

El tratamiento de los problemas de erección en un hombre con diabetes se hace igual que en cualquier otro hombre. Sin embargo, sabemos, por ejemplo, que el tratamiento con pastillas va a ser menos eficaz en este grupo de personas. Por eso, los diabéticos (junto con las personas que tienen cirugía de próstata), se consideran pacientes hard-to-treat y tienen más riesgo de ser non-responders.

¿Qué significa eso? Pues que si en general los fármacos para la erección funcionan en el 75% de personas, en el caso de los hombres diabéticos, la eficacia se educe a aproximadamente un 60%. Si no conseguimos buenos resultados, el siguiente paso será la aplicación de alprostadil o, en última instancia, la colocación de un implante peneano.

Así que si entras a mi consulta y me dices “soy diabético y tengo problemas de erección”, ya sabes un poco mejor cuales son las perspectivas de tratamiento. Si quieres un link, técnico, aquí te dejo uno.

Si quieres saber más sobre mi sistema 4x4x4x4 para mejorar la erección, haz click aquí.

Si tienes alguna duda, te podemos atender vía chat, llamada o videollamada, haciendo click en este enlace. Si quieres una visita conmigo o alguno de los otros profesionales de VIGORA, puedes encontrarnos aquí. Espero que el post te haya sido útil. Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí.

Y finalmente, si quieres estar al día en uroandrología, men´s health y urología, síguenos en twitter, Facebook o Youtube.

¡Muchas gracias!

Share This