Tratamiento de la disfunción eréctil en diabéticos.

tratamiento disfunción eréctil diabeticos

El tratamiento de la disfunción eréctil en diabéticos está muy relacionada. La diabetes y la disfunción eréctil están muy relacionadas en varios aspectos. La diabetes produce problemas de erección. La disfunción eréctil, especialmente en personas jóvenes, predice que tienes más riesgo para tener problemas con el azúcar. Los hombres diabéticos responder peor al tratamiento de los problemas de erección. Y, si te diagnostican precozmente la diabetes, por ejemplo porque tu urólogo te ha pedido pruebas… vivirás más tiempo.

Diabetes e impotencia.

La diabetes afecta una de cada 10 personas. Los problemas de erección a uno de cada 3 aproximadamente. Por tanto, son dos enfermedades muy comunes, pero lo importante es que tienen factores de riesgo comunes. A saber: sobrepeso, obesidad, sedentarismo, consumo de azúcares refinados y poca fibra, etc…

La diabetes 2 (la del adulto, la más común), tiene un paso previo. Se llama resistencia periférica a la insulina. Ocurre cuando los niveles de insulina son normales, o incluso altos, pero a las células les da igual, y el azúcar en sangre aumenta.

La disfunción eréctil tiene dos grandes causas, orgánica y mental (en realidad hay 6 causas de los problemas de erección, pero para hacerlo fácil te lo divido en dos). La mental es más común en hombres jóvenes, mientras que la orgánica aparece a partir de los 50.

Cómo afecta la diabetes a la sexualidad del hombre.

Como te decía antes, los problemas que producen diabetes producen también problemas de erección. Sedentarismo, obesidad, consumo de azúcares refinados, de poca fibra… El caso es que, además del factor de riesgo en sí mismo, cuando tienes diabetes, le añades la diabetes al resto de los riesgos.

Por tanto, los factores de riesgo favorecen la diabetes, y ésta se suma a esos factores para producir problemas de erección con más fuerza.

Está demostrado que los hombres con diabetes tienen un riesgo aumentado entre un 200 y un 300% (más acusado en hombres más jóvenes). Por tanto, la diabetes repercute no solo en el plano endocrino, sino también en el sexual.

Si tienes disfunción eréctil, deberías mirar cómo está tu azúcar.

La cuestión es que la diabetes tipo 2, la del adulto, tiene un periodo de latencia largo. Es decir, desde que la tienes hasta que notas que la tienes pasa un tiempo.

Pero, aunque no lo notes, esa prediabetes va minando tu erección. Y durante ese tiempo es común que debutes con problemas de erección.

Por ese motivo sabemos que la disfunción eréctil predice que tengas diabetes, también con un riesgo x2 o x3. Por lo tanto, cuando debutas con disfunción eréctil, algo que siempre hay que hacer es verificar que los niveles de azúcar son correctos.

¿Cómo mejorar la erección en diabéticos?

Pues básicamente hay tres cosas que se pueden hacer al plantear tratamiento de la disfunción eréctil en diabéticos. Estas tres estrategias que te explico han demostrado mejorar la erección, y, como te comento, también el control de azúcar. Está demostrado que el tratamiento dietético y el ejercicio físico hacen que bajes de peso, y eso mejora la erección.

¿Cuánto? Un 35%. Uno de cada 3 hombres obesos y diabéticos normalizaba su erección al hacer dieta y ejercicio físico supervisado. Aquí el truco está en el “supervisado”.

“Coma verde y haga deporte” es un gran consejo. Cómo si te digo que no trabajes tanto, llegues a casa pronto y dejes de fumar. El tema es que sabemos que eso, por sí mismo, no funciona. A la mayoría de gente les hace falta ayuda para lograrlo.

Un estudio científico clásico de la universidad de Nápoles demostró que la gente a la que se ayudaba a perder peso y hacer deporte tenían unos resultados mucho mejores que los que recibían un “comaverde-hagadeporte-vuelvaentresmeses”.

Dieta para mejorar la erección (y la diabetes).

Y es que es lo mismo. La misma dieta que te recomienda tu endocrino o tu médico de familia para el azúcar, funciona también para lo otro. Visto de otra manera, si no controlas tu diabetes (y la dieta es la base, las pastillas no van a funcionar mucho).

La dieta para esta situación no es ninguna sorpresa. Mucho verde. No bollería. Poca pasta y arroz. Mucha legumbre. Fruta con moderación. Proteínas de alto valor biológico. Nada de whisky con cocacola, ni por el whisky ni por la cola.

En fin. Lo que ya sabes.

Ya sé que lo has escuchado 100 veces, pero es de las pocas cosas en las que lo profesionales sanitarios estamos de acuerdo. Para que el tratamiento de la disfunción eréctil en diabéticos sea eficaz muchos años, tenemos que tener a ralla a la diabetes.

Ejercicio físico

Esta es otra de las cosas en las que los profesionales sanitarios también estamos de acuerdo, pero tal vez te sorprenda un poco más.

No te aconsejo ni machacarte en el gimnasio 2 horas al día ni salir a correr. El típico trote cochinero de los que no hemos corrido nunca no es que sea muy saludable. Posiblemente el mejor ejercicio físíco para esta situación es el ejercicio interválico y /o el ejercicio metabólico.

Aumentan el metabolismo basal y hacen que tu cuerpo “coma más”. Generas más músculo y el músculo solo se alimenta de azúcar, así que cuanto más te ejercites más adelgazarás.

Aumentar el nivel de testosterona.

Algunos estudios demuestran que los hombres diabéticos tienen la testosterona más baja. También sabemos que la testosterona es una gran anabolizante natural. Es decir, mete azúcar en las células para que estas lo gasten en varios procesos metabólicos.

Si tu testosterona baja, pues tus células también gastan menos.

Así que si eres diabético y tienes la testosterona baja, bingo. Seguramente regularizar tus niveles de T va a mejorar tu erección pero también tu control metabólico. Existen estudios clásicos que decían que la cantidad de testosterona era tan decisiva a la hora de regular el azúcar como la dieta.

No sé si esto último es un poco exagerado, pero desde luego la testosterona juega un papel importante, y potencialmente nos ayuda a mejorar ambas facetas.

¿Qué puede tomar un diabético para tener una erección?

Pues lo mismo que un no diabético. El tratamiento de la disfunción eréctil en diabéticos no difiere de la del resto de personas. El problema es que el resultado es algo peor. No te voy a hablar de las ondas de choque en este post, pero las puedes encontrar en ondas de choque para la disfunción eréctil, por si te interesa saber más sobre un tratamiento no invasivo.

Los medicamentos que mejoran la erección funcionan exactamente igual en hombres diabéticos. El único problema es que son menos eficaces (la eficacia pasa de 80% a 60% aprox).

Te dejo un link a un artículo en el que te explico los medicamentos para la disfunción eréctil, aunque te hago un resumen aquí.

En primer lugar tienes pastillas vía oral: sildenafil, tadalafil, vardenafil y avanafil. Estos medicamentos funcionan aproximadamente en un 60% de hombres, normalizando la erección. No curan la erección ni la mejoran a largo plazo pero claramente son la primera línea de tratamiento y una buena alternativa. Te dejo un link técnico aquí.

En segundo lugar tenemos el alprostadil y sus derivados (virirec en crema, MUSE en cánula y alprostadil inyectado). Su eficacia oscila entre 50 y 90% en función del status vascular del paciente y de la vía de administración.

Por último, tienes las prótesis de pene. Son muy eficaces pero exigen cirugía. En el caso de hombres diabéticos hay que tener en cuenta que existe un mayor riesgo de complicaciones tras el implante peneano.

Share This
Ir arriba