EL ESFÍNTER ARTIFICIAL PARA LA INCONTINENCIA DE ESFUERZO MASCULINA

La continencia parece ser una cualidad inherente en el hombre, dado que siempre que se habla de incontinencia se suele pensar en una patología femenina de mujeres de mediana edad (los anuncios de televisión se han cerciorado de que así sea). No obstante, los hombres también podemos presentar incontinencia y un posible tratamiento es la inclusión de un esfínter artificial. En general se distinguen dos tipos de defectos en la continencia, los causados por contracciones involuntarias de la vejiga (incontinencia de urgencia) o los producidos por una pérdida de la capacidad para retener la orina con el aumento de la presión (incontinencia de esfuerzo).
Este segundo tipo es el que nos va a interesar para el siguiente post. En las mujeres suele estar motivada por el parto: la agresión de la musculatura pélvica durante el alumbramiento pueden dejar como secuela este tipo de incontinencia (habitualmente se presenta pérdidas involuntarias con la tos o el ejercicio). La obesidad también es un factor de riesgo porque todo el volumen abdominal posa su peso sobre la pelvis y la vejiga, facilitando estas pérdidas.

«DURANTE LA CIRUGÍA PARA LA EXTIRPACIÓN DE LA PRÓSTATA SE PUEDEN LESIONAR LOS NERVIOS QUE SE ENCARGAN DE CONTROLAR EL ESFÍNTER PORQUE SE HALLAN JUNTO AL TEJIDO PROSTÁTICO QUE SE HA DE EXTIRPAR.»

Dr. Eduardo García-CruzLa población masculina, pese a no tener que parir, sí tenemos próstata y su cirugía puede inducir una incontinencia de esfuerzo. La cirugía desobstructiva por hiperplasia benigna de próstata puede ser un factor de riesgo para futuras pérdidas, no obstante la cirugía para el tratamiento del cáncer (la extirpación completa de la próstata) va a ser la que mayor número de incontinencias produzca en los varones. Esto es así no por la lesión indiscriminada de esfínter sino porque durante la cirugía se pueden lesionar los nervios que se encargan de controlarlo (en algunas ocasiones se puede intentar preservarlos al máximo, pero se hallan junto al tejido prostático que se ha de extirpar y por eso se deben seccionar). Si después de este tipo de cirugía se constata la incontinencia vamos a tener varias opciones de tratamiento: los ejercicios de Kegel para reforzar la musculatura pélvica, el implante de bandas suburetrales (para incontinencias menores) y el esfínter artificial (para incontinencias mayores). De este último queremos hablaros hoy. 

EL ESFÍNTER ARTIFICIAL

El esfínter artificial es un dispositivo que se coloca mediante cirugía mayor (con ingreso de un día habitualmente) y que se compone de un manguito, un reservorio y una bomba de control (sistema hidráulico de tres componentes). El reservorio se coloca a nivel suprapúbico, el manguito se coloca alrededor de la uretra mediante una incisión a nivel del periné y el reservorio se coloca en el saco escrotal. El funcionamiento de este tipo de esfínteres se debe al suero fisiológico con el que se rellena (de ahí que sea hidráulico). El manguito estará por defecto hinchado, de modo que la uretra quedará estanca. En el momento en que el paciente quiera orinar, apretará la bomba alojada en el escroto y el líquido del manguito pasará al reservorio. Así se permitirá que la vejiga se vacíe, pudiendo requerir repetir el procedimiento en varias ocasiones para un vaciado completo.
La tasa de éxito de este tipo de esfínteres eselevada: hasta un 75% de buenos resultados. No obstante, hay que tener en cuenta que no se trata de un artilugio simple, por lo que no va a estar indicado en aquellos pacientes sin destreza manual y con deterioro cognitivo. Por otro lado, las complicaciones que pueden surgir son la infección, la extrusión o los fallos mecánicos. En estos casos suele estar indicado retirar el esfínter definitivamente. Si te preocupa tu continencia, no dudes en consultarnos sobre ello. Tu calidad de vida puede depender de ello.

Ir arriba

Necesitas...

¿Más potencia?
¿Más control?
¿Más testosterona?
¿Entender mejora a tu pareja?

Te enviaré información sobre sexualidad masculina, y también mis productos y servicios. No vendo ni cedo tus datos. Puedes darte de baja cuando quieras. Aquí tienes mi política de privacidad y el aviso legal.

¿Eres hombre y quieres mejorar en la cama?

¿Qué hacemos mal los hombres en la cama?
¿Cómo podemos mejorar?
¿Cómo es el sexo que quieren las mujeres?

Te enviaré información sobre sexualidad masculina, y también mis productos y servicios. No vendo ni cedo tus datos. Puedes darte de baja cuando quieras. Aquí tienes mi política de privacidad y el aviso legal.

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?