¿Cómo es la recuperación de la operación del hidrocele?

La recuperación de la operación del hidrocele es una preocupación entre los hombres que van a cirugía. Aunque se trata de una cirugía sencilla y con pocas complicaciones, a muchos hombres les preocupa cualquier posible complicación en la «zona noble» de la anatomía.

En otros posts te he explicado qué es el hidrocele, qué síntomas produce y qué operación existe para solucionarlo.

Tiempo de recuperación después de la operación del hidrocele.

Las primeras 2 horas.

Irás a reanimación donde nos aseguraremos de que todo está bien. El efecto de la anestesia va desapareciendo y cada vez más puedes valerte por tí mismo. Tanto si la anestesia es de cintura para abajo como si es una sedación, en las próximas dos horas te irás recuperando y podrás ir a planta, e incluso a casa el mismo día.

Las primeras 48 horas.

Vas a estar en casa con reposo deportivo y sexual. Llevarás un calzoncillo apretado que se llama suspensorio escrotal. Es posible que hacia las 24h se pase el efecto del bloqueo local con anestésicos que ponemos durante la cirugía, y por ello tendrás que tomar medicación.

Durante las primeras 48 horas puede aparecer hemorragia, por lo que es importante limitar la actividad física.

La primera semana.

Irás haciendo vida cada vez más normal. Está claro que puedes tener dolor, y por eso es común que necesites antiinflamatorios pautados, junto con el suspensorio. Si estás bien, podrás ir haciendo cada vez más actividades y normalizando tu vida.

El primer mes.

Desde la semana 2ª aproximadamente podrás hacer vida normal. Solemos poner un tipo de puntos de sutura que no necesitan retirada, sino que caen solo. Entre la primero y la segunda semana puedes tener inflamación de los testículos (orquitis), y si se acompaña de fiebre te aconsejo que consultes con tu cirujano.

Lo normal, sin embargo, es que al final del primer mes esté todo en orden, las heridas cerradas y el dolor prácticamente inexistente.

Las dos complicaciones más comunes durante la recuperación de una operación de hidrocele son la hemorragia y la infección, como puedes ver en este link técnico, aunque lo habitual es que sea una cirugía que tenga un curso bastante bueno.

Alternativas a la operación de hidrocele.

A pesar de que no está extendido en nuestro país, existen alternativas a la cirugía del hidrocele. Básicamente es la escleroterapia, que consiste en la evacuación del líquido que rodea al testículo y la inyección de una sustancia que produce inflamación.

Esa inflamación hace que el testículo se peque a la capa que lo recubre y no pueda acumularse más agua. Tienes más información en este post sobre la operación del hidrocele.

¡Gracias!

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba