Gatillazo por nervios: eyaculación precoz.

gatillazo por nervios

Veo muchos hombres que tienen lo que comúnmente se llama gatillazo, y suele ser por nervios, produciendo eyaculación precoz. Te explicaré lo que es y por qué se produce. Piensa que “gatillazo” no es un término muy científico, y por tanto lo que cada uno entiende por gatillazo puede variar. La mayoría de personas a las que ayudo y que les ocurre lo asimilan a eyaculación precoz.

¿Por qué se produce el gatillazo?

El gatillazo se produce, como su propio nombre indica, por apretar el gatillo demasiado deprisa. Eso suele ser producido por un fenómeno -este sí es científico- conocido como ansiedad. La ansiedad y es stres son las dos caras de la misma moneda. La ansiedad es la respuesta emocional o cognitiva a una situación que nos asusta o nos pone nerviosos, mientras que el stress es la respuesta física a esa sensación o estado de ánimo.

Y no pienses que esto de la respuesta física son milongas. Cuando estamos asustados o nerviosos, nos ocurren cosas nivel físico… Aumenta la presión arterial, se produce vasoconstricción de los vasos del abdomen, la pupila cambia, se acelera el pulso, se acelera la respiración… Y todo eso tiene un impacto negativo sobre la sexualidad. Especialmente porque nuestra erección empeora (por la vasoconstricción de la arteria peneana) y nuestro control sobre la eyaculación también empeora (por la ansiedad misma).


En qué situaciones se produce el gatillazo por nervios resultando en eyaculación precoz.

La mayoría de pacientes explican el gatillazo en dos momentos: o con una nueva pareja sexual en la que existe mucha excitación y también mucha ansiedad, o con una pareja sexual establecida pero cuando tenemos un problema de base que nos genera inseguridad.

Mucha excitación y mucha ansiedad, con una pareja nueva.

La primera de las situaciones es más sencilla de entender… Conocemos a una persona que nos atrae. Nos pone mucho y queremos “quedar bien”. Y queremos quedar bien haciendo que esa persona crea que somos buenos en la cama. Y esa espiral de querer quedar bien -que genera ansiedad- junto con la novedad y la excitación, hacen el resto.

Lo que va a ocurrir es que tendremos mucha ansiedad flotante, a la vez que mucha excitación, y eso va a hacer que nuestro periodo de meseta (en la secuencia DEMOR de la respuesta sexual) sea mucho más corta.

Mucha ansiedad por un estresor sexual o no sexual, con pareja estable.

El segundo de los casos que nos encontramos de manera común ocurre con pareja estable. En esta situación, aparece un stressor, que puede ser sexual o no sexual, como por ejemplo, problemas laborales, problemas de dinero o problemas en la esfera sexual o de pareja.

Ahí ocurre algo parecido que en el caso anterior, pero no a través de estar muy excitados, sino porque estamos muy ansiosos -aunque sea por otro motivo-. Si yo estoy muy preocupado por mi situación laboral, o si tengo problemas con mi pareja que hacer que el sexo se convierta en “una prueba”, eso puede hacer que tenga un gatillazo.

Como ves, las causas son comunes. Que sean frecuentes no significa que si tienes un problema de pareja te vaya a suceder, pero sí que desde luego algunos problemas son muy habituales como causa del famoso gatillazo. El mecanismo es el mismo, aunque el estímulo que lo desencadena puede variar, como te explicaba más arriba.

El gatillazo es común…

Sí, mucho.

Existen estudios que dicen que 1 de cada 10 hombres tienen eyaculación precoz, mientras que 1 de cada 3 hubiera querido tener más control sexual en algún momento de su vida. Eso significa que un 20% de hombres que no tienen problemas de eyaculación precoz puede, en determinadas circunstancias, tener menos control sexual por algún motivo. Eso les ocurre a algunos hombre en el contexto de este síndrome de eyaculación precoz: la eyaculación precoz variable natural.

Como te decía antes, me parece que esta situación afecta especialmente a hombres con una nueva pareja sexual, o a hombres en los que aparece un potente factor de ansiedad externo.

¿Cómo evitar el gatillazo?

Respirando hondo. Tal vez sea una respuesta algo simplista. Pero respirar hondo contrarresta en gran medida la ansiedad. Lógicamente, eso no nos quita la ansiedad, pero nos ayuda a paliar los efectos físicos de la misma. El mismo efecto lo produce el bostezo.

También ayuda mucho exponernos -en la medida de lo posible- de manera paulatina al estímulo, o utilizar un anestésico tópico como el Fortacin para disminuir la sensibilidad del pene. En general, el uso de pastillas para la eyaculación precoz creo que no es razonable en este escenario.

Espero haber arrojado algo de luz sobre el tan temido y mencionado gatillazo por nervios y eyaculación precoz, y que mi explicación te haya servido. te dejo un link técnico que explica con mucho detalle la eyaculación precoz, por si te es de utilidad.

Si has llegado a este punto, creo que está claro que quieres mejorar la eyaculación precoz, ¿verdad?

Si te digo que puedo conseguir que en menos de 8 semanas dejes de tener eyaculación precoz, y tengas todo el control que quieres para poder satisfacer a tu pareja (y sentirte seguro)… ¿Qué me dirías?

Hace más de 15 años que ayudo a hombres con problemas sexuales y he sido reconocido como el mejor andrólogo de España y uno de los mejores 50 médicos de España.

Créeme, puedo ayudarte. La cuestión es…

¿Quieres dar el paso ahora?

>>> Sí, quiero eliminar la eyaculación precoz en menos de 8 semanas y para siempre <<<

Share This
Ir arriba