Fimosis en adultos: causas, síntomas, consecuencias.

La fimosis en adultos es un tema sorprendente para muchas personas. Para la mayoría de gente, la fimosis es cosa de niños, y no se suele pensar en la fimosis como algo que afecta a los adultos.

Fimosis en adultos: ¿por qué se da?

Como te he comentado en otros posts, la fimosis es la estrechez de la piel del prepucio, que es la parte del pene que recubre el glande. Esta estrechez es “de nacimiento”, puesto que todos los hombres nacemos con fimosis y frenillo corto.

Sin embargo, en adultos las causas de la fimosis son distintas.

La fimosis en adultos mayores, en hombres digamos por arriba de los 80 años, tiene otro componente añadido. Se trata del riesgo de retención de orina. Desde luego no es común, pero desde luego ocurre. Particularmente opino que la postectomía parece una muy buena opción para personas mayores que sufren fimosis, aún cuando no tengan demasiados síntomas.

Causas de la fimosis en adultos.

  1. Infecciones de repetición (balanopostitis). En general producidas por candida albicans.
  2. Enfermedades de transmisión sexual bacterianas.
  3. Diabetes mellitus.
  4. Balanitis xerotica obliterans.

¿Cómo saber si tengo fimosis? Síntomas de la fimosis en adultos.

¿Puedes descubrir complemente el glande? Si no es así, es posible que tengas cierto grado de fimosis. Otro síntoma es que la piel baje bien cuando no tienes erección, pero notes que cuando el glande está turgente, la piel lo estrangula por abajo.

A esta situación se la llama parafimosis.

No hay muchos más síntomas. Si no puedes descubrir el glando o si ves que lo puedes descubrir pero es la piel “es justa”, entonces es fácil que tengas fimosis.

Consecuencias.

  1. Infecciones de orina.
  2. Aumento de probabilidad del cáncer de pene.
  3. Higiene insuficiente.
  4. Disfunción eréctil.
  5. Dolor con la erección y fragmentación del sueño.
  6. Más infecciones por candida albicans, puesto que no poder bajar la piel produce un medio ideal para los hongos.

¿Se puede vivir con fimosis?

Sí, aunque no te lo aconsejo. Dejando de lado el tema sexual, la fimosis produce las consecuencias que te apuntaba en el punto anterior, y eso da problemas. Especialmente las balanitis por candida. Sin ser nada terrible, desde luego es molesto.

En el largo plazo, parece bastante claro que la falta de higiene puede dar otros problemas adicionales, como el aumento de riesgo de cáncer.

Por tanto, ¿se puede vivir con fimosis? sí, pero con bastantes dificultades.

Tratamiento de la fimosis: circuncisión.

Es por ello que, en ocasiones, es necesario realizar una intervención quirúrgica para darle solución. Otro motivo de consulta frecuente es la aparición de fimosis en edad adulta avanzada como consecuencia de infecciones balano-prepuciales de repetición.

En grados avanzados, puede llegar a originar estrechez o estenosis del orificio y causar dificultad para orinar. Es importante identificar la causa de la imposibilidad para retraer la piel prepucial: 1- Frenillo corto. 2- Falta de elasticidad de la piel del prepucio.

Fimosis en adultos: ¿Tratamiento sin cirugía?

No. Si eres adulto y tienes fimosis, no le vas a librar de la cirugía. Es así.

Las cremas de corticoides que funcionan muy bien en niños pequeños ya no son útiles en adultos. Veo cada semana adultos con fimosis que intentan tratamientos sin cirugía con cremas, remedios naturales, etcétera… y no funcionan. Tampoco pasa nada grave por retrasar algo la cirugía, claro.

Como te explicaba antes, se puede vivir con fimosis, pero si te da problemas y eres adulto, vas a tener que pasar por la operación.

Otra cosa es la modalidad de cirugía que se te tenga que hacer o si tú prefieres soluciones menos agresivas que la postectomía, pero pienso honestamente que con una fimosis importante de la cirugía no te vas a librar.

Cirugías de la fimosis.

El tratamiento habitualmente es quirúrgico. Existen dos tipos de intervención en función de la causa:

1- Frenuloplastia: sección del frenillo únicamente. Es una técnica sencilla y rápida, con escasas complicaciones y recuperación casi inmediata.

2– Postectomía o circuncisión: exéresis del tejido prepucial redundante para exponer el glande de forma permanente. La intervención suele durar 30-45 minutos y requiere la colocación de varios puntos. El post-operatorio requiere de curas diarias y se objetiva una resolución total a las 2 semanas aproximadamente. Ambas técnicas se realizan bajo anestesia local y tras la intervención, se puede llevar una vida normal evitando tener relaciones sexuales y ejercicio físico durante al menos 2 semanas.

¿Qué ocurrirá después?

Es necesario hacer curas diarias de la herida (especialmente en la postectomía) y sobre todo mantener medidas higiénicas estrictas para evitar la sobreinfección. En numerosos casos, se evidencia un oscurecimiento de la zona intervenida como consecuencia de un hematoma. Dicho hematoma, es normal en la evolución de la cirugía y no requiere un manejo especial.

Puedes ver con más detalle el postoperatorio de la circuncisión en este post.

Espero haberte ayudado a entender mejor la fimosis en la edad adulta y sus particularidades.

Un saludo,

Eduardo

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba