QUEREMOS TENER HIJOS: ¿SE PUEDE HACER ALGO PARA SER MÁS FÉRTIL? (PARTE 2)

En el post de ayer presentamos algunos factores que afectan a la fertilidad, que tienen que ver con los hábitos de vida y que, por lo tanto, pueden ser modificados. En este post continuamos esa exposición, aportando más información sobre la infertilidad y sobre cómo prevenirla.

TABACO Y DROGAS

Hasta un 35% de los hombres y un 30% de las mujeres en edad reproductiva son fumadores. Se ha demostrado que las personas fumadoras tienen mayor riesgo de padecer infertilidad por diferentes mecanismos que aquellas no fumadoras. El consumo de marihuana también afecta negativamente a la fertilidad tanto en hombres como en mujeres. En cuanto al consumo de cocaína se ha visto que los hombres que la consumen presentan disminución del deseo sexual, de la eyaculación así como peores resultados en los análisis de semen. Aunque los efectos de la cocaína sobre la fertilidad en mujeres son menos conocidos, se han descrito casos de alteraciones placentarias y de la función ovárica.

ALCOHOL

Muchos estudios demuestran que el consumo de alcohol tanto en hombres como en mujeres afecta negativamente la fertilidad de forma que a más consumo de alcohol peores resultados. Sin embargo, se desconoce aún la cantidad de alcohol a partir de la cual se dan estos efectos.

CAFEÍNA

Existen estudios que demuestran que las mujeres que consumen grandes cantidades de cafeína tardan más en conseguir un embarazo además de presentar mayor riesgo de aborto espontáneo.

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL

A pesar de que se ha dado mucha importancia a los efectos de la contaminación ambiental sobre múltiples aspectos de la salud, sus efectos sobre la fertilidad no están todavía bien definidos.

USO DE ANTICONCEPTIVOS

Varios estudios han demostrado que el antecedente de uso de preservativo y de anticonceptivos orales puede preservar la fertilidad en mujeres. El uso de condón previene de las enfermedades de transmisión sexual mientras que los anticonceptivos orales ayudan en el manejo de la endometriosis y la enfermedad inflamatoria pélvica.
En 2010 un estudio concluyó que las mujeres infértiles habían consumido menos anticonceptivos orales que aquellas con fertilidad preservada, lo que sugiere que su consumo puede mejorar la fertilidad femenina lo que contribuye a aumentar la fertilidad de la pareja. Así pues, son diversos los factores relacionados con el estilo de vida que pueden afectar a la fertilidad de la pareja. Muchos de estos factores son modificables sin necesidad de excesivo esfuerzo. Es recomendable que las parejas con dificultad a la hora de conseguir un embarazo consulten a un especialista para que se lleve a cabo el estudio pertinente así como para profundizar en esos aspectos que pueden mejorar la fertilidad.

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?