Tamsulosina y eyaculación.

La tamsulosina altera la eyaculación. Y es que produce eyaculación retrógrada en muchas ocasiones. Puedes leer en este post la diferencia entre eyaculación y orgasmo.

Es bastante común y es un efecto de clase de los alfabloqueantes en el tratamiento farmacológico de la hiperplasia de próstata.

¿Por qué se produce?

Porque la tamsulosina abre el cuello vesical. De manera que cuando eyaculamos y nuestra próstata y nuestras vesículas seminales llenan la cámara prostática de semen, éste se escapa a la vejiga.

Como te decía antes, es un efecto de clase de (casi) todos los alfabloqueantes (tamsulosina, terazosina y silodosina). El único que no parece alterar tanto la eyaculación es la alfuzosina. Puedes ver en este artículo un estudio comparativo donde se aprecia la diferencia en eyaculación al tomar tamsulosina, alfuzosina y placebo.

Aunque la eyaculación no sea algo capital, desde luego es importante para algunas personas. Antes de iniciar un tratamiento tenemos que ver muy bien las opciones, porque las alteraciones de la eyaculación no tienen tratamiento específico.

Tamsulosina y eyaculación retrógrada.

Es algo que sabemos desde hace décadas. Muchos hombres que toman tamsulosina van a tener menos volumen eyaculado. En un tercio de hombres, incluso ausencia absoluta de eyaculación.

No es un efecto secundario terrible, pero de manera indiscutible a muchas personas les molesta eso. Yo por eso siempre comento opciones de tratamiento en hombres -especialmente los jóvenes- con síntomas urinarios. Posiblemente las tres alternativas de entrada en el tratamiento de los síntomas por HBP son serenoa, los alfabloqueantes y las «cápsulas quirúrgicas» (como Rezum o Urolift). Los procedimientos mínimamente invasivos proliferan, y su objetivo no es tanto competir con la cirúgía, sino con la medicación.

Eso es especialmente cierto -y exitoso- en sistemas sanitarios donde los pacientes tienen que pagar por su medicación.

Otra cosa a tener en cuenta es que la propia hiperplasia de próstata produce problemas sobre la sexualidad. En concreto, la HBP puede producir eyaculación retrógrada, que lógicamente no va a mejorar con la tamsulosina.

Es importante informar a los pacientes de los efectos de la tamsulosina sobre la eyaculación. Cada vez son más los hombres que eligen alternativas de tratamiento más respetuosas sobre una esfera -la eyaculación- que hace unos años no recibía ninguna atención.

Un saludo,

Eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba

¿Cuál es tu perfil de comportamiento sexual?

¿Qué te mueve en la cama y cómo puedes mejorar?

¿Cuál es el perfil de tu pareja sexual ideal?