PRUE-ba

Hoy os hablamos de otros factores que se han asociado al cáncer de próstata y que crean controversia. Uno de ellos es el estrés, que tanto se ha ligado al origen o agravamiento de otras enfermedades (sin ir más lejos, la eyaculación precoz o la disfunción eréctil). Otro de los posibles factores modificadores del cáncer de próstata del que también se ha hablado, es la frecuencia de eyaculación y, por lo tanto, de la masturbación. El cáncer de próstata es una patología frecuente, situándose en el primer lugar de los cánceres que afectan a los hombres por encima de 70 años, aunque puede aparecer a partir de los 50 años aproximadamente. Representa el 12% de los casos de cáncer de nuevo diagnóstico en Europa. Dada su prevalencia se ha teorizado mucho sobre las posibles causas del mismo, siendo los factores más determinantes la edad, la procedencia étnica (raza negra con mayor riesgo, asiáticos con menor) o la dieta (mayor riesgo con dietas grasas).
En lo que se refiere al estrés, un estudio delAlbert Einstein College of Medicine de Nueva Yorkha relacionado el sistema nervioso autónomo (el encargado de hacer que las cosas funcionen en el cuerpo sin que tú tengas que hacer nada, como latir, respirar, digerir, etc.) con el tumor prostático. El sistema nervioso autónomo tiene dos vertientes, el simpático y el parasimpático. Muy simplificado, el primero es el encargado de hacer frente a situaciones de estrés a través de la noradrenalina (acelera el ritmo cardíaco, dilata los bronquios y las pupilas, propicia un estado mental de atención…) y el segundo es el que predomina en situaciones de descanso (disminuye el ritmo cardiaco, propicia la digestión y la micción, entre muchas otras funciones). Lo que los neoyorkinos observaron es que el sistema nervioso simpático, mediante recetores beta-adrenérgicos, juega un papel en la iniciación del cáncer de próstata, con lo que las situaciones de estrés que activan el sistema simpático pueden inducir al mismo. Complementariamente el sistema parasimpático puede contribuir a la diseminación del tumor en forma de metástasis mediante recetores muscarínicos (para la acetilcolina).

“LAS SITUACIONES DE ESTRÉS ACTIVAN EL SISTEMA SIMPÁTICO Y PUEDEN INDUCIR AL INICIO DEL CÁNCER DE PRÓSTATA. ADEMÁS, EL SISTEMA PARASIMPÁTICO PUEDE CONTRIBUIR A SU DISEMINACIÓN”

Dr. Eduardo García CruzLa bueno noticia es que estos hallazgos abren una ventana para buscar nuevas terapias para el cáncer de próstata orientados hacia estos receptores nerviosos.
En cuanto a la frecuencia de eyaculación o, indirectamente, a la masturbación. Se ha realizado un estudio que ha observado que los hombres de entre 20-29 años y 40-49 que eyaculan 21 o más veces al mes tienen una reducción del 19-22% de padecer cáncer de próstata que los que eyaculan de 4 a 7 veces al mes. La moraleja de este post es que hay que vivir intentando evadirse del estrés y, parece que si además esto lo hacemos practicando sexo, todo son ventajas. Así que ya sabéis.

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SI, QUIERO SABERLO
+
Share This