PRUE-ba

A lo largo de los posts que hemos ido publicando sobre patología de la esfera sexual, como es el caso de la disfunción eréctil, la eyaculación precoz o tardía o la infertilidad, hemos hecho hincapié en el gran papel que tiene la mente en el sexo y los factores psicológicos que afectan a las patologías sexuales. Tanto es así, que algunos de estos problemas se pueden abordar mediante psicoterapia sexual, a solas o en pareja.

Un estudio reciente del Imperial College of London pretende explorar una hormona denominada kisspeptina o metastina, cuya utilización pudiera ser útil para tratar dichas patologías de la esfera sexual.

Resulta que esta hormona se produce de forma fisiológica durante la adolescencia, en relación a la gran libido que existe en esta época de la vida (se ve que ahora los adolescentes ya tienen excusa para ir todo el día como una moto). Bromas aparte, la idea del estudio es administrar esta hormona para evaluar sus efectos en adultos.

Para ello se monitorizaron 29 los sujetos mediante resonancia magnética cerebral tras la administración de kisspeptina endovenosa o un placebo. Durante el tiempo de escaneo por la resonancia se les mostraron imágenes de parejas (sexuales o no). Lo que observaron fue una mayor actividad cerebral en las áreas relacionadas con la excitación sexual. Además los sujetos refirieron sentirse más sexualmente apetecibles o románticos.

Obviamente este estudio es experimental y, de momento, la kisspeptina no está indicada para ninguna patología. Pero nos alegra poder dar información de este tipo y esperamos que se siga investigando con el producto. Si con unas cuantas canas pudiéramos volver a tener la excitación de los adolescentes, la vida nos cambiaría sobremanera.

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SÍ, QUIERO SABER +
+
Share This