PRUE-ba

La cirugía laser como tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata ha tenido un avance tecnológico importante en la última década. Hoy es una buena alternativa al tratamiento estándar, que son la resección transuretral de próstata (RTUp) y la cirugía abierta. Estas nuevas técnicas pretenden establecer nuevas estándares de cirugía ambulatoria de mínima invasión, con el objetivo de evitar las complicaciones de la cirugía abierta y manteniendo la efectividad del tratamiento.


Entre las técnicas de cirugía desobstructiva con laser están la enucleación prostática (técnica similar a la cirugía abierta) y la vaporización prostática (desintegración del tejido prostático).

El término laser proviene de la sigla inglesa light amplification by stimulated emission of radiation, amplificación de luz por emisión estimulada de radiación. De esta forma, la penetración del laser en el tejido prostático depende de la longitud de onda de luz y potencia emitida por el mismo. Es debido a esto que diversos tipos de laser se pueden utilizar para la cirugía desobstructiva de próstata, en función del tamaño y tipo de próstata además de los antecedentes y características de cada paciente.

La enucleación prostática con laser Holmium (HoLEP) y la vaporización prostática con laser verde (GreenLight™), son las dos técnicas laser más estudiadas. Ambas han comprobado en múltiples estudios resultados funcionales y de seguridad similares que las técnicas de referencia como la RTUp, sin embargo ninguna de estas técnicas con laser ha demostrado superioridad a esta última.

Por otra parte, la enucleación prostática con laser de Tulio (ThuLEP) ha demostrado similitudes en cuanto a seguridad y resultados que el HoLEP, lo que lo hace un tratamiento prometedor en un futuro no muy lejano, sin embargo aún se necesitan más estudios que respalden esta información.

Aunado a esto, los láseres de Diodo han irrumpido recientemente en el mercado, con diversos tipo de longitud de onda y diseño de fibras, lo que permite realizar ambas técnicas de cirugía desobstructiva laser (enucleación y vaporización). A pesar de ser también una técnica prometedora, se necesitan más estudios que den soporte científico para su uso clínico.


Previo a decisión del tipo de cirugía laser, el urólogo debe realizar un estudio prostático que pueden incluir una ecografía transrectal para valorar el tamaño prostático, una analítica para valorar niveles del antígeno prostático específico (PSA, en sus siglas en ingles), además de pruebas de flujo miccional y cuestionarios de calidad de vida.

En resumen, en escenarios de pacientes con próstatas grandes se puede aconsejar una técnica de enucleación con laser, mientras que en próstatas de menor tamaño la vaporización prostática con laser puede jugar un papel importante. Así mismo, en pacientes en los que interese un resultado de anatomía patológica, la enucleación permite el análisis del tejido prostático, mientras que la vaporización al destruir el tejido lo impide.

Si tienes alguna duda, te podemos atender vía chat, llamada o videollamada, haciendo click en este enlace. Si quieres una visita conmigo o alguno de los otros profesionales de VIGORA, puedes encontrarnos aquí.

Y finalmente, si quieres estar al día en uroandrología, men´s health y urología, síguenos en twitter, Facebook o Youtube.

Espero que el post te haya sido útil. Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí. Te dejo además más info sobre problemas de próstata aquí.

Si quieres más info sobre problemas de próstata, puedes ver nuestro vídeo sobre el tema o descargar nuestra guía. Los tienes un poco más abajo de este post. Si quieres información técnica, te paso este link.

¡Muchas gracias!


Laser treatment of benign prostate enlargement—which laser for which prostate? – Malte Rieken & Alexander Bachmann

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SÍ, QUIERO SABER +
+
Share This