EJERCICIOS PARA LA MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO

Los Ejercicios de la musculatura del suelo pélvico (EMSP) o ejercicios Kegel se utilizan para fortalecer los músculos que participan en el mecanismo de continencia urinaria. La anatomía del suelo pélvico es extremadamente compleja, con diferencias entre sexos y contiene diversos músculos que funcionan de manera interelacionada. Los problemas de incontinencia urinaria (IU), tanto masculina como femenina, son un motivo de consulta frecuente en los servicios de Urología. Con relativa frecuencia, suele afectar a mujeres a partir de los 40-50 años y su incidencia aumenta con la edad. Habitualmente, se trata de una incontinencia urinaria de esfuerzo, aunque en ocasiones, también puede aparecer una IU de urgencia. Se han descrito múltiples factores de riesgo como pueden ser la edad, la obesidadmenopausiapartos vaginales, cirugías ginecológicas, etc…

La Incontinencia Urinaria de esfuerzo, aunque con mucha menos frecuencia, también puede aparecer en hombres. Son los pacientes con antecedente de cirugía prostática (prostatectomía radical por cáncer de próstata, cirugía desobstructiva por hiperplasia benigna de próstata, etc) los más afectados. Los grados de Incontinencia Urinaria de esfuerzo pueden variar desde escasas pérdidas con maniobras de Valsalva (tos, estornudo, etc) hasta una incontinencia grave casi continua.

Los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico o ejercicios kegel, consisten en la contracción voluntaria de dichos músculos. Se recomiendan varias series de contracciones al día y en ocasiones se puede asistir a un centro especializado de rehabilitación. Es de extrema importancia el cumplimiento estricto y mantenido de la rehabilitación para obtener resultados satisfactorios e incluso curativos. De forma simplificada, algunos de los ejercicios consisten en contraer el ano de forma repetitiva o tratar de parar el chorro de orina durante la micción. Cuando los ejercicios kegel no son suficientes, en ocasiones, será necesaria una intervención quirúrgica.

En conclusión, la Incontinencia urinaria de esfuerzo es una patología prevalente, que puede afectar tanto a hombres como mujeres, y que puede tener un gran impacto piscológico en las personas que la padecen. Los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico tienen un papel importante en la recuperación de la continencia, siempre y cuando se realicen de forma adecuada, constante y supervisada por un especialista.

Share This