Diferentes tipos de dolor de testículo.

Si tienes dolor de testículo, te voy a explicar en este post los tipos diferentes y qué significan.

Una de las urgencias más comunes en urología, junto al colico nefrítico y la hematuria, es el dolor testicular. Y es que los hombres podemos tener un dolor de espalda de muerte, que no vamos a urgencias. Eso sí, nos duele el testículo y se nos cae el mundo al suelo. Por tanto, hoy vamos a dedicar el post a diferenciar los diferentes tipos de dolor testicular. Te dejo este post donde te explico remedios caseros y cómo mejorar el dolor de testículos.

Dolor lumbar irradiado a testículo

Si te ocurre esto, es posible que tengas un cólico nefrítico. Es muy habitual que las piedras en el riñón den un dolor lumbar irradiado hacia adelante y al testículo.

Ese dolor se suele producir cuando la litiasis avanza por el uréter y llega cerca de la vejiga urinaria, y es entonces cuanto el dolor lumbar pasa a ser abdominal bajo e irradiarse al testículo. Como te he comentado en otras ocasiones, es importante usar calor local (baños de agua caliente o manta eléctrica) y beber poca agua.

Dolor testicular y en la ingle.

Es súper común que el dolor en el testículo se irradie hacia la ingle. Eso es porque el testículo proviene embrionariamente de dentro del abdomen, y eso hacer que cuando nos duele, el dolor se refleja sobre el trayecto que realizó tu testículo hace décadas. Es muy habitual que cualquier causa de dolor de testículo se irradie hacia la ingle.

De hecho, los siguientes tipos de dolor testicular suelen irradiarse hacia la ingle. Suele ser así en caso de torsión testicular, de orquitis, o de dolor testicular inespecífico.

Dolor de testículo agudo e intenso.

Lo más probable es que nos encontremos ante una torsión testicular, más aún si el paciente es joven y el dolor se ha instaurado bruscamente de forma intensa hace poco tiempo. Lo que sucede en una torsión testicular es que el cordón por el que llega la sangre (y por tanto el oxígeno) queda estrangulado, por lo que el testículo sufre.

Pasadas 6 horas de esta situación la vitalidad del tejido testicular empieza a comprometerse, por lo que habrá que actuar con rapidez. La reversión espontánea es una opción, pero si no ocurre así habrá que realizar una intervención quirúrgica para desrotar el testículo y fijarlo para que no vuelva a girarse.

¿Y por qué ocurre esto?

Algunos factores anatómicos que afectan a los ligamentos escroto-testiculares favorecen su aparición, con desencadenantes como la tos, el coito o  el ejercicio. Un dolor similar puede aparecer ante una torsión de un vestigio del desarrollo embrionario que hay en el testículo (la hidátide).

Dolor testicular intenso, progresivo e inflamación.

Las orquitisepididimitis o ambas patologías a la vez pueden cursar con dichos síntomas. Al dolor se acompaña aumento del volumen testicular o del epidídimo, calor local y enrojecimiento de la piel del escroto. A su vez se pueden añadir síntomas urinarios (picor al orinar, hematuria) o fiebre.

Pueden afectarse uno o dos testículos y dejado a su libre evolución se pueden formar abscesos que comprometan la viabilidad del testículo, en cuyo caso se requeriría de la extracción del testículo. En el resto de casos, dos semanas de antibióticos deberían ser la respuesta en combinación con antiinflamatorios.

Se me sube un testículo cuando eyaculo.

El testículo está sujeto al cuerpo por el cordón espermático, que incluye la arteria testicular, las venas (cuya dilatación producen el varicocele), el conducto deferente, y todo ello envuelto por el músculo cremáster. Pues bien, cuando eyaculas, aumenta el tono de tu sistema nervioso simpático, que es el de la lucha huída.

¿Y qué ocurre? Pues que los músculos tienden a responder contrayéndose. Por eso es muy común que al llegar al orgasmo notes que un testículo se te sube, y tal vez incluso te moleste.

Dolor de testículo inespecífico.

Este es el cajón de sastre de los diagnósticos. Lo importante a tener en cuenta de esta categoría es que se descartan las patologías más relevantes a tener en cuenta, por lo que podemos dedicarnos con más calma a buscar el problema causante. Suele ser el tipo más común de dolor de testículo. En algunas ocasiones tendremos dolor de testículo por ansiedad.

Eso es así porque 1. el dolor de testículo es muy común, 2. la ansiedad es muy común, 3. los genitales representan el centro de nuestra seguridad… por tanto, no es raro que los hombres que experimentan ansiedad noten dolor de testículo.

A continuación de listo una serie de enfermedades de los testículos que suele dar dolor de testículo.

El varicocele (varices escrotales) es una de las causas que puede producir dolor testicular, incluso cuando las venas no se palpan en la exploración (existen varicoceles leves que se diagnostican mediante ecografía). Se pueden tratar mediante la ligadura de dichas venas. 

El hidrocele (cúmulo de líquido entre las capas que recubren el testículo) también puede producir este tipo de dolor, no obstante en ese caso el testículo habrá aumentado de tamaño, sin que sea excesivamente doloroso y sin que se acompañe de la clínica inflamatoria. Si son molestos por volumen o por dolor se puede también operar.

Más raro es que los tumores testiculares duelan (suelen encontrarse como un bulto indoloro en el testículo), pero puede ocurrir. Tenemos varios posts que explican más obre su diagnóstico y tratamiento, por lo que los podéis consultar para saber más. Muy grosso modo os hemos contado de qué van los dolores testicular y de qué se suelen acompañar, pero deberéis consultar con vuestro médico o urólogo de referencia si tenéis dudas o presentáis algún signos de gravedad (bulto, fiebre, aumento rápido de tamaño, intensidad elevada de dolor)

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba