Alimentación y erección, testosterona. ¿Qué hay de cierto?

La alimentación tiene ciertamente impacto sobre la erección y la testosterona. Pero en este post quiero advertir sobre las típicas memeces que se ven, sobre todo en internet, sobre si tal o cuál alimento influye sobre la erección instantánea, si tomando no sé qué superalimento vas a tener la testosterona de Thor o si con la última dieta new age vas a ser mejor amante que Casanova. Finalmente, también te voy a explicar la dieta recomendable para evitar problemas de próstata.

Antes de seguir, quiero dejar clara una cosa. MI tema de tesis doctoral es la testosterona, y mi tesina versó sobre la disfunción eréctil de origen vascular. Sé de qué hablo. Llevo más de 50 artículos científicos publicados y lo que te contaré no será sexy, pero será la verdad. En este tema, como en la medicina en general, todo lo que parce demasiado bueno para ser verdad, es que es mentira.

Te dejo este enlace a un post donde te hablé de la influencia de la alimentación para aguantar más en la cama.

¿Por qué la alimentación tiene que ver?

La alimentación es la principal causante de sobrepeso y obesidad, que sufrimos aprox 1 de cada 3 personas en España (ojo con los datos de obesidad infantil que dan miedo). La obesidad producida por una alimentación incorrecta se relaciona con hipertensión, diabetes y elevación del colesterol. Estas tres enfermedades junto con la obesidad conforman el síndrome metabólico.

El síndrome metabólico produce inflamación, lesión en las arterias, descenso en los niveles de testosterona y cambios cognitivos. La buena noticia es que, con la orientación de los profesionales adecuados y una dieta sana, muchos de estos cambios son reversibles. Actualmente, la OMS recomienda dos dietas: dieta mediterránea y dieta vegetariana.

Dieta y alimentación para tener una mejor erección.

No te voy a dar una lista de alimentos para que tengas una erección instantánea o una erección más larga. No existen. El único alimento que parecería aportar algo sería el pistacho, como puedes ver en este post sobre ¿Cuál es el mejor alimento para la disfunción eréctil?, aunque tengo muchas reservas.

También he escuchado cosas de la sandía, pero no he encontrado ningún artículo serio hablando del tema.

La dieta ideal no es un secreto prohibido, debemos de disminuir la sal y colesterol, incluir a su vez las grasas insaturadas y omega 3, frutas, vegetales y granos integrales. Un aporte de aminoácidos provenientes de las proteínas es fundamental, los obtenemos a través de las carnes o sustitutos como la soja o el tofu. Es importante el aporte de vitaminas y minerales que funcionan como antioxidantes, protegiendo a nuestras células de los daños provocados por los radicales libres de la oxidación.

Vitaminas y aminoácidos para la erección.

Un aporte balanceado de vitaminas C, A, y E son aconsejables. Además existen estudios sobre el aporte del Zinc en el tratamiento de la disfunción eréctil, incluirlo en nuestra dieta puede ayudar a mejorar nuestra salud sexual.

Entre los alimentos ricos en zinc se encuentran los mariscos, carnes magras y de aves, lácteos, bananas, pepinos, coliflor y legumbres.

Un aminoácido imprescindible para mejorar la irrigación del pene es la L-arginina que permite un incremento en la producción local de óxido nítrico que a su vez aumenta el flujo sanguíneo hacia los cuerpos cavernosos. Como la mayoría de aminoácidos, su fuente son las proteínas, ya sea de carne magra, aves, legumbres y frutos secos.

Dieta y alimentación para tener más testosterona.

No existen alimentos ricos en testosterona. Bueno, sí. Cualquier testículo o glándula suprarenal de cualquier mamífero macho seguramente van cargados de hormonas. Pero antes de prepararte un plato de criadillas, sigue leyendo.

Nuestro estómago es un infierno ácido donde no sobreviven moléculas tan grandes como la testosterona. Y después intervienen los jugos pancreáticos, que son capaces deshacer cualquier alimento y convertirlo en puré. Para tener más testosterona tenemos que conseguir que nuestro cuerpo produzca más, la destruya menos o que le saquemos más partido. Meter más testosterona en el sistema es mala idea.

Además, la testosterona vía oral que contienen algunos alimentos para saltarse el estómago es demasiado peligrosa y produce adenomas hepáticos. No es ninguna broma.

Por tanto, la dieta mediterránea o vegetariana, de baja densidad calórica y pobre en carbohidratos de absorción rápida y grasas «malas» es la mejor receta para tener la testosterona lo más alta posible. Para la testosterona, tal vez en mayor medida incluso que para la erección, el ejercicio físico es muy importante. Por eso recomiendo ejercicio físico metabólico (HIIT), de hipertrofia, tres veces por semana.

No existen alimentos que per se aumenten el nivel de hormonas. Algunas plantas o nutracéuticos podrían hacerlo, pero dudo que substituyan el hecho de comer bien y hacer deporte de manera adecuada. Puedes ver un artículo de revisión aquí.

Alimentos y dieta para la próstata.

Si comes menos azúcares procesados, tendrás menos cáncer. Esta información se ha presentado en las sesiones científicas de la sociedad americana de nutrición en base a un estudio realizado con más de 3.000 adultos en los cuales se evaluó la relación entre su dieta y el riesgo de cáncer.

Se observó que los hombres que beben bebidas azucaradas alguna vez por semana tienen el triple de riesgo de desarrollar cáncer de próstata que aquellos hombres que nunca beben estos refrigerios. Y es que, aunque apetezcan mucho este tipo de bebidas, no debemos pasar por alto lo nocivas que pueden ser para tu salud.

Este riesgo también se mantenía elevado en aquellos hombres en cuya dieta, la proporción de hidratos de carbono (glúcidos, azúcares, todo es lo mismo) era mayor, implicando en este riesgo a las comidas procesadas como la pizza, las hamburguesas o los embutidos. Las probabilidades de presentar un tumor de próstata aumentan al doble si te pasas por un negocio de fast food más de 4 veces a la semana (¡que ya son veces!).

Parezco un disco rallado, pero es que verdad es tozuda.

¿Cómo es la alimentación ideal para la erección y la testosterona?

Teniendo en cuenta estos factores, la premisa básica para mejorar la salud sexual hombre consiste en realizar una alimentación variada y equilibrada. Ésta se compone de verduras y hortalizas, legumbres, fruta, frutos secos, pescado y carne -aunque ésta con moderación-, cereales integrales y, cómo no, aceite de oliva preferiblemente virgen extra. Como ves, la alimentación para mejorar la erección y la testosterona no es una dieta extraña.

Un buen complemento para esta dieta y que, a su vez, ayudará a mejorar la salud sexual de los hombres es realizar algún tipo de actividad física de manera regular. Si se tienen todos aspectos en cuenta y además tratamos de consumir menos calorias y evitar el sedentarismo nuestra salud mejorará y se reflejará en una mejor vida sexual.

Consejo generales para llevar una alimentación sana y equilibrada.

Estas recomendaciones sobre alimentación tienen beneficios enormes no solo en erección y testosterona, sino principalmente en esfera cardiovascular.

  • Media hora antes de las comidas: tomar dos vasos de agua o comer una pieza de fruta para tener el estomago entretenido hasta que llegue el primer plato.
  • Comer despacio: el estómago tarda 20 minutos en avisarnos de que está lleno. Si comemos rápido aún hay tiempo de querer comer algo más o repetir.
  • Masticar bien: ello favorece a comer más lentamente y aumentar la sensación de saciedad, así como disfrutar más de cada bocado.
  • Empezar con un plato de baja densidad energética: las ensaladas (cuidado con los aliños), el gazpacho, las cremas de verduras, las sopas y caldos ligeros son las mejores opciones para cumplir con la dieta volumétrica.
  • Cocinar al momento el segundo plato: la intención es recrear lo que ocurre en el restaurante. Cuando llega el segundo plato ya no tenemos el mismo apetito que cuando escogimos lo que íbamos a comer y es más fácil cumplir con el siguiente punto…
  • Dejar de comer cuando se está saciado: no es necesario acabar lo que nos hemos servido si ya no queremos más. Es preferible servirse poco y dos veces que mucho en una y “obligarse” a acabarlo.
  • Hacer una dieta equilibrada: los grupos principales de alimentos nos sacian cada uno a su manera por lo que no debemos eliminar ninguno, sólo cambiar sus proporciones habituales.
  • Las verduras contienen mucha agua y fibra, en especial las crudas y deben ser el ingrediente principal de las comidas.
  • Los cárnicos (carne, pescado, huevo…) contienen mucha proteína, que al ser más difícil de digerir, se mantienen más tiempo en el estómago y mantienen la sensación de plenitud. Aunque nunca se debería reducir la dieta a estos alimentos.
  • Las féculas (pasta, cereales, patata, legumbres…) aportan energía que nos hacen controlar el apetito hasta la siguiente comida, evitando picar entre horas. Si además los escogemos integrales, conseguiremos mayor saciedad por su aporte de fibra. Presentarlo como guarnición es una manera efectiva de moderar la cantidad sin eliminarlos de la dieta.

Por tratarse de una dieta equilibrada, donde no se elimina ningún grupo de alimentos, se puede mantener sin límite de tiempo. Si estas pautas además las combinamos con la práctica de ejercicio regular, conseguiremos una pérdida de peso más efectiva.

Ejemplo de 1 día de dieta.

Desayuno: -Café con leche desnatada -Pan integral o de semillas con jamón o queso fresco -Fruta (melón, piña, naranja…) Media hora antes: dos vasos de agua o fruta (sandía, melocotón, ciruelas…)

Comida: -Crema de zanahoria y puerro (con caldo vegetal y quesito light -opcional-) -Lenguado a la papillote con verduras (zanahoria, calabacín, puerro, pimiento rojo) -Macedonia de fruta natural (sin azúcar) 

Merienda: -Yogur desnatado con un puñado de cereales integrales -Media hora antes: dos vasos de agua o fruta (albaricoques, kiwis, papaya…) 

Cena: -Ensalada variada (mix de lechugas, tomate, cebolla, pepino, espárragos blancos) con atún y arroz integral -Yogur desnatado o fruta (nectarina, manzana, pera…)


Nota: Es importante mantener una buena hidratación (alrededor de 1.5L de agua) durante todo el día.


Alimentos que perjudican la erección y bajan la testosterona.

Esta lista de comidas y estilo de alimentación afecta muy negativamente la erección y los niveles de testosterona:

  1. Bollería industrial: croissant, bollos rellenos, palmeras, sobaos, madalenas, ensaimadas, etc…
  2. Alimentos procesados: patatas fritas, salchichas, etc…
  3. Zumos de fruta industriales.
  4. Refrescos edulcorados.
  5. Alimentos enlatados.

En resumen, haz caso a tu abuela (dieta volumétrica, mediterránea o con muchos más vegetales que proteínas animales -para nuestros abuelos comer animales era en muchos casos un lujo-). La dieta de la piña, la del cucucucho, la del otro y el de la moto, son memeces.

Bueno, la del cucurucho igual no.

Hasta aquí lo que te quería contar sobre la alimentación y la erección y la testosterona.

Un saludo,

Eduardo

1 comentario en “Alimentación y erección, testosterona. ¿Qué hay de cierto?”

  1. Pingback: Disfunción eréctil y corazón. ¿Qué hay de cierto? - VIGORA

Los comentarios están cerrados.

Eduardo García Cruz - Doctoralia.es Ir arriba