PRUE-ba

Urólogos y andrólogos explican la eyaculación precoz a sus pacientes como una condición que les hace eyacular de forma rápida, descontrolada y que además produce un impacto psicológico tanto en el hombre como en su pareja. Hasta ahora sólo se hablaba de la eyaculación precoz primaria. Sin embargo un estudio realizado publicado en la revista científicaThe Journal sexual of Medicinerecogía por primera vez una alternativa a este trastorno y, concretamente hacía referencia a la eyaculación precoz secundaria o adquirida. 

La eyaculación precoz secundaria se diferenciaría de la primaria no no sólo en el tiempo de aparición sino también en la duración del coito. Es decir, mientras que en la eyaculación primaria o permanente, el coito dura un minuto o menos. En cambio, en el caso de la eyaculación precoz secundaria o adquirida, el coito alcanza puede llegar a durar unos tres minutos.

Este descubrimiento supone un hecho importante para médicos e investigadores ya que por un lado permite avanzar con estudios más rigurosos que ayuden a comprender mejor este trastorno y, a su vez, guiará a los médicos a la hora de aplicar tratamientos más eficaces para revertir esta disfunción sexual. Y es que es fundamental recordar que, según la Sociedad Europea de Medicina Sexual, la eyaculación precoz es la disfunción sexual más común. De hecho, según sus informaciones, uno de cada cinco hombres la sufrirá alguna vez en su vida pero sin embargo tan sólo el 10% de los varones busca ayuda profesional.

DISTINTAS CAUSAS, MISMAS CONSECUENCIAS

Profundizando en las diferencias entre cada tipo de eyaculación precoz, añadiremos que la secundaria o adquirida ocurre en un momento concreto de la vida del individuo y el factor desencadenante puede ser un cambio de pareja, un accidente, una enfermedad o un periodo de estrés. En cambio, en la eyaculación precoz permanente entran en juego los factores genéticos.

LA PAREJA, CLAVE EN LA TERAPIA

Es un hecho que la mayoría de hombres que sufren eyaculación precoz tienen menor autoestima, menos relaciones sexuales y, por ende, disfrutan menos del sexo.
La principal consecuencia de todas estas alteraciones es un empeoramiento de la sexualidad de la pareja. Es por esto que tanto en el diagnóstico como en el tratamiento de este trastorno el papel de la pareja es muy importante. La pareja actuará como coterapeuta, ayudará a hacer frente al problema y, en definitiva, a mejorar la calidad de vida del hombre.

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SI, QUIERO SABERLO
+
Share This