Diferencia entre dolor de riñones y dolor lumbar

La diferencia entre dolor de riñones y dolor lumbar está en el Hall of Fame de preguntas al urólogo. Te dejo un link al post sobre sangre en la orina y dolor lumbar.

El dolor de espalda es una consulta muy común tanto en las consultas como en urgencias. En este post te explicaré las principales diferencias entre el dolor de espalda y el dolor de riñón para que puedas tener una idea de por donde pueden ir los tiros.

Diferencia entre dolor de riñones y dolor lumbar en síntomas.

El dolor lumbar es una causa muy frecuente de consulta médica y es especialmente habitual en el dispensario de urología debido a piedras en el riñón. Existen múltiples enfermedades que pueden originar dolor en dicha zona y por ello es básico realizar una anamnesis detallada y una exploración física completa.

En primer lugar, será necesaria una historia clínica y una exploración y, en función de lo que vea el médico, pedir pruebas complementarias. En función de lo que el paciente explique, tendremos que pedir pruebas. Estas son las características más típicas de dolor lumbar en función de la causa.

Dolor lumbar irradiado hacia delante.

En ambos casos puede existir un dolor lumbar irradiado hacia adelante, aunque la causa es diferente.

En el caso del dolor lumbar, la compresión de una raíz nerviosa por una hernia discal, puede originar un dolor irradiado hacia adelante en toda la metámera que depende de esa raíz. Por contra, el dolor de riñón también puede irradiarse hacia adelante siguiendo el trayecto del uréter. El dolor se localiza en el abdomen al bajar la piedra al uréter medio, suele producir síntomas urinarios o dolor abdominal bajo cuando llega cerca de la vejiga.

Dolor lumbar irradiado a genitales.

Cuando la litiasis renal desciende por el uréter y se acerca a la vejiga podemos percibir dolor lumbar y molestias escrotales. Son síntomas parecidos a la cistitis, y se producen cuando la piedra está entrenado en vejiga. Algunas personas lo expresan como dolor lumbar y bajo vientre. Este dolor lumbar irradiado a genitales es muy común en las últimas fases del cólico nefrítico cuando la litiasis en muy baja y está a punto de entrar en vejiga.

Por tanto, que el dolor lumbar esté irradiado hacia adelante no es definitorio de si el problema es lumbar o de los riñones. Sin embargo, que el dolor lumbar se irradie a genitales sí suele ser característico de las piedras en el riñón.

Dolor lumbar litiásico:

  • No mejora ni empeora en ninguna situación.
  • Empeora al tomar agua.
  • Empeora con el alcohol.
  • El paciente suele tener antecedentes litiásicos.
  • Puede irradiarse hacia adelante y hacia la ingle.
  • Puedes orinar sangre.
  • Puedes tener síntomas de cistitis.
  • Es rarísimo que sea de los dos lados.
  • Mejora con el calor.
  • Puede asociar náuseas y vómitos. Puede asociar estreñimiento.

Dolor lumbar mecánico:

  • Mejora o empeora en alguna posición o con algún ejercicio.
  • No tiene relación con agua o alcohol.
  • Habitualmente no lleva sangre.
  • No lleva clínica miccional.
  • Puede irradiarse hacia adelante.
  • Puede ser de los dos lados.
  • El paciente suele explicar problemas de espalda o algún desencadenante claro (deporte, movimiento brusco).
  • Mejora con el calor.
  • Náuseas, vómitos y estreñimiento menos comunes.
  • Puede irradiarse a la pierna.

Si pensamos que el problema es litiásico -una piedra en el riñón-, la prueba de elección es TAC abdominal sin contraste. Si pensamos que el problema es la espalda, los traumatólogos suelen solicitar radiografía y RMN.

A continuación te explicaré el dolor lumbar derecho y el dolor lumbar izquierdo, porque tienen algunas particularidades distintas.

Dolor lumbar derecho

¿Qué tenemos en la parte derecha del abdomen? Pues tenemos el hígado y la vesícula biliar, junto con el colon ascendente.

El hígado no es un órgano que en general suela dar demasiados problemas en forma de dolor lumbar, aunque a veces podrías notar un dolor lumbar derecho sordo junto con un dolor abdominal derecho en la parte superior del abdomen.

La vesícula biliar puede inflamarse o taparse, Cuando se tapa produce un cólico hepático, que generalmente da dolor debajo del reborde costal derecho, aunque yo he visto bastantes veces que debute como dolor lumbar derecho, sobre todo con muchas náuseas y vómitos. Cuando se inflama, el cuadro es el mismo pero se acompaña a menudo de fiebre.

El colon ascendente puede dar síntomas asociados a gases o estreñimiento, aunque es más común que los síntomas sean más en el abdomen que lumbares.

Dolor lumbar izquierdo.

Te quiero explicar qué diferencias anatómicas tenemos en el lado izquierdo y cómo eso puede influir en el dolor lumbar cuando es a la izquierda. En la parte izquierda del abdomen tenemos el bazo y el intestino grueso, específicamente el colon descendente. Justo al lado del riñón izquierdo tenemos la cola de páncreas.

Por tanto el dolor lumbar izquierdo puede reflejar problemas en algunos de estos órganos. Sin embargo, el bazo es un órgano que da pocos problemas, a no ser que hayamos tenido un traumatismo importante. El colon desdendente puede doler cuando tenemos gases o estreñimiento, aunque suele situarse más abdminal que lumbar.

Merece un comentario especial el dolor lumbar por el páncreas. Típicamente, el páncreas cuando da problemas asocia un dolor lumbar izquierdo irradiado hacia la espalda, que también puede presentarse irradiado hacia ambos espacios lumbares.

Cuando el dolor lumbar izquierdo, especialmente cuando es en la espalda baja y se irradia a las piernas (comúnmente se conoce como ciática). La ciática es un dolor lumbar que se irradia a la parte posterior del muslo y que empeora si. estando estirado en el suelo, intentas levantar la pierna recta con el tobillo en flexión dorsal.

Si el dolor es en reposo y empeora en movimiento en el lado izquierdo, casi siempre suele ser un problema lumbar. Siempre tenemos el miedo ante cualquier situación no conocida de asociarla con el cáncer. El dolor lumbar izquierdo y el cáncer no están relacionados especialmente.

Lógicamente, no se puede asegurar al 100%, por lo que los dolores lumbares que no tengan una causa clara y que no mejoren deberían ser estudiados.

¿Cuáles son las causas más frecuentes de dolor lumbar?

Osteo-muscular (lumbalgia mecánica): 

Se trata de la causa más frecuente de dolor lumbar y su origen puede ser en la columna vertebral y/o musculatura paravertebral y lumbar. En ocasiones puede generar confusión en cuánto al diagnóstico diferencial con el cólico nefrítico.

Típicamente es un dolor continuo que se exacerba con los movimientos y puede ceder en reposo. Sin embargo, eso no es siempre así, y por ejemplo se puede presentar como dolor de riñones en la cama. Eso puede deberse a que algunas lumbalgias mecánica mejoran con el movimiento o en ciertas posturas. Por eso el dolor empeora en la cama, que parece se paradójico si pensamos que el dolor es muscular.

El dolo muscular no se acompaña de síntomas urinarios ni de náuseas o vómitos. Puede existir una posición en la que el dolor desaparece, y por eso las personas con ese tipo de dolor lumbar suelen estar quietas, una vez encuentran esa posición de mínimo dolor.

Litiasis en la vía urinaria (cólico nefrítico): 

Es la segunda causa más frecuente de dolor lumbar. Se trata de un dolor de instauración aguda y muy intenso y es secundario a la dilatación del uréter tras quedar obstruido por una piedra. Se suele originar en la zona lumbar y puede irradiarse hacia el abdomen y genitales.

Además, se acompaña de síntomas urinarios (escozor al orinar, aumento de frecuencia miccional) y, a veces, de hematuria (sangre en orina). Por otro lado, puede acompañarse de síntomas vegetativos (sudoración, náuseas y vómitos).

No cede con el reposo y tiene características cólicas (intensidad del dolor intermitente-oscilante). Esta es una característica que diferencia al dolor de espalda del de riñón.

¿A qué edad suele aparecer el dolor y cuáles son los factores de riesgo?

Lumbalgia mecánica

Es más frecuente en la edad adulta aunque puede aparecer en cualquier momento de la vida. En ocasiones, puede aparecer a consecuencia de un traumatismo lumbar o tras un esfuerzo (cargar peso, mala postura, …).

Otros factores asociados son las afecciones de la columna vertebral (escoliosis, cifosis, espondilolistesis, hernia discal, etc..). El sobrepeso es un factor de riesgo.

Cólico nefrítico

Suele debutar en adultos jóvenes (entre 20-40 años) y es ligeramente más frecuente en varones. La mayoría de veces es idiopático (no se identifica ninguna causa) aunque son factores de riesgo la baja ingesta hídrica y el sedentarismo.

Existen otros factores como las infecciones de orina de repetición y algunos trastornos metabólicos (p.ej. hiperuricemia o gota, hipercalcemia, …).

¿Cómo se diagnostica?

Lumbalgia mecánica

La exploración física es mandatoria. Algunas posturas forzadas pueden aumentar el dolor así como la presión sobre la columna o grupos musculares.

Las maniobras de Lasègue y Bragard (movilización de la pierna en extensión) pueden desenmascarar un compromiso radicular por compresión de la raíz nerviosa en la vértebra.

La realización de una radiografía puede ayudar a identificar alteraciones de la columna y la resonancia magnética nuclear a estudiar el disco intervertebral y los nervios.

Cólico nefrítico

Las características del dolor así como los síntomas urinarios nos harán pensar en el origen renal. La percusión de la zona lumbar produce un dolor intenso. El análisis de orina suele mostrar presencia de sangre o cristales procedentes de la piedra.

La ecografía reno-vesical puede identificar la piedra así como medir el grado de dilatación de la vía urinaria. La prueba definitiva es la TAC (Tomografía Computerizada o scanner) ya que tiene la capacidad de identificar casi todos los tipos de piedras, en todas las localizaciones y de cualquier tamaño, sin necesidad de administrar contraste.

Además, te aporta información de otros órganos y estructuras vecinas.

¿Qué tratamiento tiene?

Ambas patologías suelen tratarse con analgesia (endovenosa o vía oral en función de la intensidad de los síntomas). En el caso de la lumbalgia mecánica se recomienda evitar el reposo absoluto además de realizar medidas higiénico-posturales.

El cólico nefrítico suele precisar tratamiento analgésico mantenido hasta la expulsión de la litiasis. En los casos de persistencia de la litiasis, será necesario plantear un tratamiento para la fragmentación de la misma (litotricia, intervención quirúrgica, etc…).

En ambos casos se suele recomendar el calor local, con ducha de agua caliente, bolsa de agua caliente o manta térmica, puesto que suele mejorar la sintomatología.

Con el uso de la historia clínica, exploración y las pruebas adecuadas, evitaremos diagnósticos erróneos dada la gran similitud entre las dos principales causas de dolor lumbar; la lumbalgia mecánica y el cólico nefrítico

Dr. Eduardo García Cruz

Diferencia entre dolor de riñones y dolor lumbar: conclusiones.

El dolor dolor de espalda o de riñón es una afección muy frecuente y una de las principales causas de absentismo laboral en la actualidad. El diagnóstico y manejo adecuado puede solucionar la causa subyacente y provocar la remisión completa del dolor.

Con el uso de la historia clínica, exploración y las pruebas adecuadas, evitaremos diagnósticos erróneos dada la gran similitud entre las dos principales causas de dolor lumbar; la lumbalgia mecánica y el cólico nefrítico

Espero haberte explicado claramente la diferencia entre el dolor de riñones y el dolor lumbar, para que sepas qué tienes y qué pruebas deberían hacerte. Además, te dejo un link de mucha calidad sobre litiasis urinaria.

Share This
Ir arriba