¿Deseo sexual bajo en un hombre? ¿Por qué aparece y cómo mejorarlo?

El bajo deseo sexual en el hombre es posible. Más aún, es común. Se llama deseo sexual hipoactivo o disminución de la libido. Coloquialmente, falta de deseo sexual.

En este post te voy a explicar los motivos, entre los que se encuentra la disfunción eréctil psicológica y la disminución de testosterona.

¿Es común el deseo sexual bajo en los hombres?

Sí, el deseo sexual hipoactivo en hombres es bastante común. Posiblemente existe un gran baila de cifras, pero es razonable pensar que un 10% de hombres a los 50 años considera que su deseo sexual es bajo, y que ese % aumenta hasta más del 30% a los 70 años.

Más adelante te contaré las causas.

De todas maneras, te quiero explicar mi punto de vista como urólogo especializado en problemas sexuales masculinos. No hay un deseo sexual bueno ni malo. Lo que hay es un deseo sexual con el que nos sentimos a gusto, identificados. Y puede ser alto o bajo.

Y eso vale tanto para hombres como para mujeres.

La idea de que todos los hombres somos como tostadoras y que todas las mujeres son rectadas es anticuado pero, sobre todo irreal. En datos que he recogido sobre más de 13.000 personas, los datos sobre deseo sexual son prácticamente superponibles. Mujeres y hombres tenemos el mismo nivel de deseo sexual.

Causas del deseo sexual hipoactivo en el varón.

Edad.

La edad es un de los principales factores que disminuyen el deseo sexual, tanto en hombres como en mujeres. Sabemos que el deseo sexual alcanza el máximo en la postadolescencia y después decrece década a década.

Este descenso está en parte mediado por el descenso de testosterona, por otras enfermedades, y en parte por la edad misma.

Distractores biográficos

En mi experiencia, es la causa más común. Especialmente en personas jóvenes. Nos han enseñado que los hombres tenemos deseo “por defecto”, y sencillamente eso no es así. Hombres y mujeres desarrollamos deseo sexual cuando estamos tranquilos y relajados, con el sistema nervioso parasimpático activo.

Si estamos nerviosos, estresados y preocupados por problemas cotidianos (problemas laborales, familiares, problemas de dinero…) va a ser más difícil que alcances el grado de relajación necesario para sentir deseo.

No digo que no pueda ser, digo que es menos probable que el deseo surja.

Problemas en la esfera sexual

También muy habitual. Cuando tenemos un problema es la esfera sexual, vamos a tener menos ganas de sexo de manera refleja. Otra vez, no es imposible que aunque tengas disfunción eréctil o eyaculación precoz sigas teniendo mucho deseo, pero es habitual que tu deseo se aplaque algo.

Es lógico, si no recibes la recompensa positiva tras pasar un rato agradable con tu pareja. Por contra, si la situación ha sido incómoda y poco satisfactoria, lo normal es que tiendas a evitarla.

Síndrome de déficit de testosterona.

El deseo sexual está relacionada con la testosterona. A más testosterona, más deseo. Tanto en hombres como en mujeres. Y por eso el déficit de testosterona está relacionado con menores niveles de libido y de erección.

Es común también que al normalizar los niveles de testosterona, eso aumente el nivel de deseo y, en menor medida, mejore la disfunción eréctil.

Uso de porno.

El uso intensivo de porno disminuye notablemente las ganas de tener sexo y la capacidad de alcanzar una erección y el orgasmo. El porno, además, tiene un efecto muy negativo sobre la sexualidad en general, y a para algunos hombres se comporta como una droga.

Eso significa que cada vez necesitaremos dosis más altas de estímulo erótico (escenas menos mainstream, más extrema) y tal vez perdamos la capacidad para tener deseo, erección y orgasmo si no es mediante el porno (fijación por el método).

Fármacos

Muchos psicofármacos tienen un efecto negativo sobre la sexualidad. Disminución del deseo sexual, disfunción eréctil y aumento del tiempo a orgasmo son algunos de los efectos de antidepresivos, neurolépticos e hipnosedantes.

Otros medicamentos como los mórficos o algunos medicamentos hormonales pueden también afectar las ganas de sexo.

Enfermedades

Las “malas noticias” en el campo de la salud hacen que tengamos menos deseo sexual. Es lógico.

Además, sabemos que las enfermedades que cursan con dolor crónico o que son invalidantes van a producir un impacto importante no solo sobre la sexualidad, sino posiblemente sobre la personalidad.

Todo esto te lo explico para dejar claro que el deseo sexual es algo mucho más complejo. Cuando un hombre tiene menos libido, es importante investigar todos estos factores para realizar el diagnóstico correcto. Si no acertamos con el diagnóstico, no voy a poder ayudarte.

Diagnóstico del deseo sexual bajo.

Lo más importante es la historia clínica. A menudo vamos a conseguir detectar el factor que está produciendo el problema simplemente siendo exhaustivos con las preguntas.

Además, es necesario realizar SIEMPRE un análisis de sangre. Te recomiendo una analítica entre las 7 y las 11AM en ayunas en las que determinemos todos estos factores:

  1. Testosterona total.
  2. SHBG.
  3. Albumina.
  4. Testosterona libre.
  5. Testosterona biodisponible.
  6. LH.
  7. Prolactina.

¿Cómo aumentar deseo sexual bajo en los hombres?

Remedios caseros y tratamientos naturales.

Pues lógicamente, depende de la causa. En general creo que el efecto de los afrodisíacos para potenciar la libido es pobre. Sin embargo, se han publicado estudios que apuntan a que algunos de ellos podrían tener actividad.

Te dejo un artículo técnico interesante que habla sobre ello.

Tratamiento del deseo sexual hipoactivo.

Es es tratamiento de la causa, si lo tiene. Si no lo tiene, pues podremos dar directrices generales que permiten mejorar la libido. Respecto a medicación, el único fármaco que tiene sentido es la testosterona, siempre que se use cuando sus niveles sean bajos, como te he comentado en otros posts.

Genéricamente, mi consejo para mejorar el deseo es:

  1. Ejercicio físico de hipertrofia.
  2. Nada de porno (pero nada de nada).
  3. Nada de masturbación.
  4. Cápsulas de tiempo: agendar tiempo de intimidad con tu pareja en la que no existe ninguna distracción externa.

Espero haberte orientado algo más sobre el deseo sexual bajo en hombres, cómo estudiarlo y cómo mejorarlo.

Un saludo,

Eduardo

Share This
Ir arriba