PRUE-ba

El síndrome de déficit de testosterona (SDT), con el que se presentan síntomas como disminución del deseo sexualdisfunción eréctil, sofocos o alteraciones del metabolismo, es la indicación más común de los suplementos de testosterona. En la mayoría de los casos no existen problemas para poder iniciar el tratamiento pero algunos casos concretos merecerán una atención especial. La preocupación más común es la utilización de los suplementos en pacientes con cáncer de próstata. Recordemos que se trata de un cáncer que es dependiente de los niveles de andrógenos, por lo que siempre ha sido controvertida la utilización de tratamiento con testosterona para paliar los síntomas de un SDT concomitante. Se ha observado que los pacientes que tienen SDT, al presentar menores niveles de testosterona, tienen un menor riesgo de cáncer de próstata. No obstante, cuando aparece tiene tendencia a ser más agresivo a nivel de la misma glándula prostática.

Otra historia es cuando el cáncer de próstata ya se encuentra diagnosticado: los pacientes con tumores avanzados presentan contraindicación absoluta para el uso de suplementos de testosterona. En el resto de pacientes se discute ampliamente si se pueden utilizar los suplementos para tratar el SDT. Los estudios que existen hasta la fecha no son suficientemente potentes (pocos pacientes, seguimiento corto, casos escogidos) para dar unas recomendaciones claras al respecto, aunque parece que la tendencia de los resultados es que no existe un mayor riesgo de recurrencia por el uso de la testosterona.

“LOS PACIENTES CON SÍNDROME DE DÉFICIT DE TESTOSTERONA (SDT) TIENEN UN MENOR RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA”

Dr. Eduardo García-Cruz En los casos en los que se ha realizado prostatectomía radical y ya no hay evidencia de enfermedad residual se pueden considerar los suplementos cuando el riesgo de recaída sea bajo: escala de Gleason menor a 8, tumores pequeños confinados a la próstata con niveles de PSA prequirúrgicos menores de 10. El tratamiento no se podrá empezar antes del año y siempre corroborando que el PSA no asciende. Los hombres tratados con radio o braquiterapia y cáncer de bajo riesgo también podrían ser candidatos bajo seguimiento estrecho.

El cáncer de mama, aunque infrecuente en hombres (menos de un 1% de pacientes), también se ha trata de una de las contraindicaciones para el uso de testosterona. Existen también dudas sobre la posible contraindicación de la testosterona en pacientes con síndrome de apnea-hipoapnea obstructiva del sueño, aunque no hay datos concluyentes al respecto. La insuficiencia cardiaca severa también es contraindicación del uso de suplementos, dado que la testosterona aumenta la retención de líquidos y esto podría exacerbar la condición cardíaca por sobrecarga de volumen.

En los hombres con próstatas grandes que produzcan síntomas obstructivos la testosterona podría implicar la progresión y empeoramiento clínico, por lo que no se indica en este tipo de pacientes. Estos son a grandes rasgos algunas de las consideraciones a tener en cuenta para el inicio de los suplementos de testosterona, no obstante, deberás consultar con su urólogo de referencia su caso particular y descartar estas y otras causas de contraindicación. Recuerda también que no debes comprar medicamentos de prescripción por Internet ni automedicarte. Debes tomar siempre los medicamentos bajo supervisión médica.

¿Quieres saber cómo funciona la sexualidad masculina para aprender a ser mejor?SÍ, QUIERO SABER +
+
Share This