¿Cómo sabemos que las pastillas para la erección son tan seguras?

son seguras las pastillas para la erección

¿Son seguras las pastillas para la erección?

Este es un tema técnico, pero muy importante. Si por cada vez que alguien me ha preguntado sin con estas pastillas te puede dar un jamacuco o sin son seguras las pastillas para la erección me hubieran dado un euro, iría en helicóptero. Y la mayoría de veces contesto: “confía en mí, llevo 15 años en esto… ¿crees que te daría algo que pensara que tiene un riesgo 1 entre 1000 de darte algo grave?”.

Como la mayoría de gente lo entiende, pues suele ser suficiente. Pero en este post te quería explicar cómo se hace técnicamente. ¿Cómo podemos estar tan seguros? ¿Se han hecho muchos estudios en este sentido?

Ya lo comenté anteriormente en >>> cómo se descubrió el sildenafil <<< cómo fueron los pasos que llevaron al descubrimiento de SIldenafil (Viagra). Y ahora que con esto del COVID está muy de moda las fases de los ensayos, hay una que no sale en los telediarios y que casi nunca se menciona. Es la fase 4 o fármaco-vigilancia.

Como su nombre indica, la fármaco-vigilancia se establece cuando un medicamento se lanza al mercado, precisamente para detectar efectos secundarios que puedan tardar mucho tiempo en producirse o que sean poco comunes y no se hayan detectado en las fases precomercialización. Pues bueno, eso se lleva más de 20 años haciendo con sildenafil.

En un principio, lo que más preocupaba era su salud cardiovascular… que pudiera dar infartos, anginas o muerte súbita. Lógicamente, todos tenemos posibilidades de morir de un infarto de manera fulminante (¿quien sabe si yo no llegaré a tiempo de terminar el post?) -y esa posibilidad ya existía antes de que se inventará sildenafil-. De hecho, un cardiólogo amigo me comentó que la posibilidad de no acabar una maratón por “fuerza mayor” era de 1/50.000. No es mucho, claramente, pero pìensa en cuanta gente se apunta a la marathon de tu ciudad….

¿Infarto, angina y muerte son más comunes?

Otra cosa que sabemos es que, como te decía, el infarto y la muerte súbita es más frecuente después del ejercicio físico. Y el sexo es ejercicio físico. Y está documentado un cierto aumento de riesgo de infarto tras las relaciones sexuales. (NOTA: los beneficios del sexo exceden en mucho este riesgo, pero desde luego el aumento de riesgo es real, aunque pequeño).

En cualquier caso, que me estoy liando. El riesgo de muerte súbita o infarto existe. Y después del sexo, (un poquiiiito más). Hoy, mañana y pasado. La pregunta no es si puede pasar. La pregunta es si puedes pasar más como consecuencia de usar sildenafil. Y este estudio contesta esta pregunta: la respuesta es no. Sildenafil no da infartos. Ni mata. Ni engorda. Tenemos datos con más de 20 años de seguimiento (y más de 50.000.000 hombres tratados) que dicen que no. De hecho, en algunos estudios, los datos dicen que los hombres que toman este tipo de medicamentos tiene menos eventos vasculares. No quiero ahondas en eso porque no quiero ser trenging topic y que los new age me disparen por intentar medicalizar el sexo y hacer que todo el mundo (que lo necesite) tome sildenafil sin miedo… pero los números son los números.

Lo he dicho en público mil veces. Yo trato trasplantados medulares, trasplantados renales, hombres de más de 80 años y deportistas de élite con sildenafil. Porque no soy nadie para decidir que alguien es demasiado mayor, o demasiado joven, o demasiado lo que sea para tomar un fármaco que sabemos que es seguro más allá de cualquier duda razonable (como en las películas de juicios penales).

Seguras más allá de la duda razonable.

No solo eso. Hay estudios con hombres con problemas cardiacos en los que se administraba sildenafil, y la sorpresa es grande. Sildenafil aumenta y mejora la “fuerza” del corazón. Si, ya sé que suena raro. Te dejo el estudio en este link. De hecho, a día de hoy este tipo de fármacos se considera doping para el deporte, porque aumentan la eficacia del pulmón al extraer oxígeno, del corazón al bombear y de los capilares al transportar oxígenos a los tejidos.

No existe absolutamente ninguna razón (razón razonable, aunque sea reduntante) para no usar sildenafil si tienes un problema cardiaco bien controlado. O para recetarlo. Que he “pillado” a muchos galenos con la cantinela del “ya eres mayor”, “hay que andar con cuidado”, o razones irracionales del estilo. Eso sí, razones absurdas las he oído de todos los colores, pero son fruto de lo de siempre… la ignorancia y los prejuicios.

En cualquier caso, que te quede claro. ¿Son seguras las pastillas para la erección? Sí, lo son.

En este otro post te hablo sobre el >>> tratamiento de la disfunción eréctil en función del grado <<<

Si quieres saber más sobre mi sistema 4x4x4x4 para mejorar la erección, haz click aquí.

Si tienes alguna duda, te podemos atender vía chat, llamada o videollamada, haciendo click en este enlace. Si quieres una visita conmigo o alguno de los otros profesionales de VIGORA, puedes encontrarnos aquí. Espero que el post te haya sido útil. Si quieres saber más sobre mí, haz click aquí.

Y finalmente, si quieres estar al día en uroandrología, men´s health y urología, síguenos en twitter, Facebook o Youtube.

¡Muchas gracias!

Share This